La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Cultura

La magia de la creación conjunta

Ayer concluyó la residencia ‘Guitarra muda' en la que el compositor costarricense Pablo Chin y el ensemble Paisaxe en la que fue creada una pieza musical inspirada en un poema

La invitación a un ensayo abierto del montaje de una obra puede ser, para los interesados, más interesante y reveladora que el propio concierto de estreno. En él se puede observar todo el esfuerzo que hay entre compositor e instrumentistas de llevar aquello plasmado en una partitura a sonidos reales y, tal vez lo más llamativo, se ve cómo ambos —compositor y músicos— van descubriendo nuevas dimensiones escondidas en cada una de las anotaciones de esa partitura.

El ensayo abierto que se llevó a cabo la noche del miércoles revelaría los adelantos en el trabajo de la residencia artística ‘Guitarra muda', que el compositor costarricense Pablo Chin compartió con el ensemble panameño Paisaxe y que culminó con un concierto anoche en el marco de la celebración de la Fiesta de la Música en el que la composición musical fue estrenada.

‘Estamos preparando una obra de música experimental, algo muy diferente a preparar una obra como las de Mozart, porque se trata de sonidos que hasta ahora escuchamos', explica el compositor. ‘Esta es una obra que nunca hemos escuchado, y estamos entre todos dándole forma', detalla.

La pieza está basada en un poema de Mar Alzamora, escritora, poeta y además, contrabajista del ensemble Paisaxe.

Además hay un elemento que hace este proceso mucho más complejo, sobre todo para el público asistente. Se trata de música contemporánea, experimental, en la que se desarrollan muchas técnicas que son no tradicionales en instrumentos que estamos acostumbrados a escuchar, ‘es una aventura para todos', sostiene Chin.

No escuchamos melodías como las conocemos tradicionalmente, ni ritmos marcados. ‘Se utilizan técnicas extendidas y en algunos momentos, hasta desarmamos el instumento para lograr sonoridades y efectos distintos', explica el clarinetista Alexis Fong.

También se incorporan multifónicos, o series de notas tocadas a la misma vez, pero en instrumentos donde no suele hacerse. Por último, también se incluyen microtonos, así llamadas las variaciones de menos de medio tono que no son utilizadas en la música occidental.

El resultado no es la música usual que solemos escuchar, pero logra, igualmente transmitirnos claramente, un estado de ánimo.

CREACIÓN Y COLABORACIÓN

La colaboración no es un proceso nuevo entre Paisaxe y Pablo Chin. ‘Nos conocimos hace unos cinco años, nuestra agrupación fue residente en el festival Musicarte, un festival de música contemporánea', recuerda Mar Alzamora. En aquel festival, Santiago era uno de los compositores residentes y la agrupación interpretó una pieza creada por el compositor, un dúo de cello y clarinete.

Santiago decidió concursar para la residencia de Ibermúsica y pensó en desarrollarla con Paisaxe, ya que se proponen colaboraciones internacionales.

‘Empezamos a soñar con esta residencia desde agosto del año pasado, ya llevamos casi un año trabajando', dice Alzamora.

Chin ha escrito una obra que parte de un poema, parte del poemario Instantáneas Blues de Alzamora.

‘Ella me envió los poemas hace varios meses y poco a poco, sobre esos versos le envié de vuelta a Mar, material sonoro que le inspirara para hacer otro poema que finalmente es recitado en la obra', revela Chin.

La pieza empezó a armarse con el sonido de las cuerdas y después de que Alzamora enviara un micropoema basado en el material sonoro enviado por Chin, el compositor incluyó la parte del clarinete.

‘Escuché el material que me envió Pablo, no eran melodías o acordes, eran más bien ritmos', cuenta Alzamora. Esos sonidos le sugirieron el tema de perder la voz. Seleccionó cinco de las tantas pistas musicales que recibió y escribió un verso por cada una. Así se completó la obra.

Para Pablo Chin la composición es algo más que un proceso aburrido en el que se otorgan fondos para crear una obra y esta es escrita y entregada sin interacción alguna con los músicos que interpretan los escrito en la partirura.

‘Lo bonito es que el proceso sea realmente una colaboración, un intercambio', asegura. Además, hay algo casi mágico en los procesos de creación. ‘En esos argumentos encuentras cosas que no esperabas. Es como un descubrimiento. Mar y yo podíamos imaginar lo que podía pasar, pero hasta hoy estamos descubriendo cosas que no habíamos visto antes', asegura.

Finalmente el compositor encuentra que el poema escrito por Mar describe exactamente lo que Alexis Fong interpreta en el clarinete.

Esta voz me es extraña, ya no habita este cuerpo. ‘Me dije una vez que si me quedara sin voz, me convertiría en viento para silbar caminos nuevos. Hoy decido ser silencio. La imagen opaca del recuerdo. El sonido lejano de la respiración de esta fotografía cuando la observamos'

La tarde de ayer fue estrenada la obra resultante de las tres semanas de residencia de creación sonora ‘Guitarra muda', varios segmentos inspirados en el aspecto efímero de la experiencia visual y acústica.

El concierto contó con un programa curado por Pablo Chin que incluirá la obra ‘Phrases' de Katherine Balch, el ‘Adagio del Concierto para Clarinete y Orquesta K. 626', de Mozart, en arreglo para Paisaxe, y el dúo ‘For Instance Mozart' de Chin.

‘For instance Mozart, fue la que nos unió hace 5 años, está basada en una pieza de Mozart. Tiene parte de la melodía de Mozart, pero invertida', detalla Alzamora. ‘A partir de allí quisimos integrar a Mozart en este repertorio en el que partimos de la música clásica de Mozart y pasamos de eso al lenguaje contemporáneo a partir de la inspiración de esa música. No es que queda atrás, está muy presente en la música que hacemos‘, agrega.

Esta pieza de Chin es el enlace que la residencia quiso establecer entre Mozart y la experimentación.

Y es que Mozart era un compositor irreverente e innovador que se atrevió a hacer cosas diferentes que al público de su época podían resultar ‘extrañas'. ‘De esta forma planteamos el juego, el juego, ser flexibles y volcarse a nuevas expericencias nuevos sonidos musicales, com hacemos nosotros hoy', concluye Alzamora.

La ocasión es propicia para celebrar el décimo aniversario del Ensamble Paisaxe, formado por Alexis Fong, Mar Alzamora, Fernando Bustos, Carlos Alvarado, Daniel Gálvez y Oryana Racines.