Temas Especiales

09 de May de 2021

Cultura

Bicicletas eléctricas, alternativa de movilidad vial

Este tipo de transporte se ubica como una importante alternativa en materia de movilidad urbana a nivel global. La cantidad de automóviles en Panamá han causado un colapso en nuestras vías actualmente

El sistema vial en Panamá es cada día más complicado. El crecimiento constante de la población, la cantidad de automóviles y la falta de planificación estatal han causado un colapso en nuestras vías. Y es que, según un informe de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), en el país hay registrados 1.2 millones de vehículos, lo que significa que año tras año el parque vehicular en Panamá aumenta drásticamente, tanto así que por cada 3.4 personas hay un automóvil.

Se trata de un problema que afecta a todas las ciudades del mundo. Países como China, Holanda, Alemania, Estado Unidos y México, por mencionar algunos, están apostando por el uso de la bicicleta eléctrica como un medio de transporte y una alternativa en materia de movilidad urbana.

Eduardo Torres, gerente de ElectroBike Panamá, asegura que los beneficios de una bicicleta eléctrica son varios. Por ejemplo, facilitan movilidad, cero emisiones de gases contaminantes y lo mejor es que los costos son accesibles y ‘colocan a este método de transporte como uno de vanguardia a la hora de proponer alternativas de desplazamiento que alivien el tráfico vehicular, aceleren los tiempos de traslado de los ciudadanos y disminuyan la contaminación ambiental', añade.

‘En Panamá el mercado de las bicicletas eléctricas cuenta con un gran potencial de desarrollo, el país está viviendo una interesante transformación de su infraestructura vial, integrando ciclovías en diversas áreas de la ciudad, aumentando los espacios para peatones, entre otras medidas. El uso de la bicicleta eléctrica es una tendencia global que ha demostrado grandes ventajas en materia de movilidad urbana y calidad de vida para sus usuarios', destaca Torres.

INFORME MUNDIAL DE MOVILIDAD ELÉCTRICA

El informe ‘Oportunidades para América Latina', elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente) y el Programa Euroclima de la Unión Europea, publicado en 2016, coloca, como ejemplo, las mejores prácticas de movilidad urbana y cuidado medio ambiental de los países más desarrollados en materia de transporte eléctrico.

‘Uno de los beneficios que aportan las bicicletas eléctricas es que facilitan la movilidad, con cero emisiones de gases contaminantes',

EDUARDO TORRES

GERENTE

Este informe estima que el despliegue de la movilidad eléctrica en América Latina significaría una disminución aproximada de 1.4 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2) y un ahorro en combustibles cercano a 85 mil millones de dólares para el periodo 2016-2050.

Este informe recomienda, además, el uso de diversas opciones de vehículos eléctricos, incluidos los de dos y tres ruedas como la bicicleta eléctrica, con una proyección mayor de crecimiento de este segmento en Latinoamérica, dado los costos menores por vehículo y las ventajas que estos representan en desplazamientos urbanos.

El informe agrega que durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21 de París) se estableció una meta de alcanzar 400 millones de unidades de vehículos eléctricos de 2 y 3 ruedas a nivel global (IEA 2016), previendo que gran parte de este stock sería absorbido por el mercado chino, esperando que una creciente porción de estos vehículos (bicicletas eléctricas) termine en la región latinoamericana, como en efecto ha ocurrido en el caso del Istmo, recientemente.

MÁS AUTOS QUE GENTE

Según registros de la ATTT, solo en 2015 ingresaron al país 78 mil vehículos que aumentaron el parque vehicular a 1,177,069 automóviles. La cifra surge de la estimación poblacional de la Contraloría General de la República para el año 2016, la cual ronda los 4,037,000 habitantes. Esto quiere decir que la cantidad de vehículos que hay actualmente en el país supera la cantidad de población que reside en el distrito de Panamá (1,119,714 habitantes).

El director de la ATTT, Julio González, reconoció que el aumento de vehículos se debe al deficiente sistema de transporte público, pero aclara que ingresar más carros no es la solución.

Sin embargo, para los urbanistas la situación vial en Panamá en mucho más compleja, ya que aseguran que desde hace más de 60 años Panamá tiene un modelo de ciudad cerrado, que provoca una congestión vial permanente.

Entre las propuestas que requieren atención urgente se encuentran: recomendaciones y compromisos que solucionen el tráfico y la densidad urbana, distribución y disposición de espacios de estacionamiento, inclusión de las tecnologías emergentes, un diseño de calles acorde al crecimiento de la población. Son iniciativas realizables y concretas a evaluar, detalló el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Jorge García Icaza. Por ahora, las bicicletas vienen a ser la alternativa perfecta para solucionar el problema.