La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Al rescate de las aguas de Panamá en Navidad

Pequeñas acciones que contribuyen a la conservación del entorno natural durante las fiestas decembrinas

Este fin de año, más allá de regalos, decoraciones y pasarla en familia, también se debe incluir en la agenda cuidar el medio ambiente, preservar los ríos y quebradas de Panamá. La fiestas de esta temporada suelen ser momentos en los que aumenta el consumo y prácticas contra el planeta Tierra. Sin embargo hay acciones que contribuyen a la conservación del entorno natural en Navidad y Año Nuevo.

Según las estadísticas de la Cámara de Reciclaje de Panamá, en el país se recogen cerca de 3,800 toneladas de basura al día, cifra que aumenta en el mes de diciembre. Se recicla alrededor de un 5%, mientras que en otros países de la región el porcentaje de reciclaje es de 50%.

‘En diciembre, la planta trata más de la mitad adicional a lo que normalmente procesamos en los otros meses del año', asegura Francia Vega Núñez, representante del Programa Saneamiento de Panamá.

Actualmente, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales está purificando 2,700 litros por segundo de aguas residuales generadas en los distritos de Panamá y San Miguelito, cifra que equivale a la cantidad de agua en 100 piscinas olímpicas por día.

El primer alcance del programa es sanear y recuperar los cuerpos de agua: ríos, quebradas o riachuelos, pero ‘tenemos un factor muy ligado llamado basura, que aunque no está dentro de nuestro primer anillo de trabajo, debemos tratarlo para preservar nuestras aguas', indica Vega.

Compra de obsequios, limpieza del hogar y remodelaciones son acciones, casi esenciales, en las fiestas. Por ello, la iniciativa puso en marcha una campaña sobre la correcta disposición de los desechos que regularmente se generan para este mes.

‘Nosotros hablamos que aquí en Panamá tenemos agua en abundancia, pero el agua se acaba si no se cuida. El agua no es eterna',

FRANCIA VEGA

REPRESENTANTE DEL PROGRAMA DE SANEAMIENTO DE PANAMÁ

Vega recomienda incorporar en la rutina decembrina la regla de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar. Una propuesta que busca guiar o educar a la sociedad en cuanto al reciclaje.

‘Los juguetes que los niños ya no quieren, pues sus gustos van cambiando con la edad, lo mejor es que sean regalados y no botados (si están en buen estado). Existen grupos que hacen campañas en lugares de difícil acceso y siempre hay un niño que lo apreciará', sugiere Vega.

Detalla que ‘a las cajas de cartón, bolsas y papeles de regalo se les puede dar un segundo uso. No se deben tirar directo a la basura'.

Un trato especial requiere el agua utilizada para lavar las brochas y rodillos con pintura. ‘Esa agua no la debemos tirar a las alcantarillas ni tinas, pues va a parar a los ríos. La pintura de aceite es tóxica, la de agua no tanto. Pero de igual manera afecta en las aguas', señala Vega, a la vez que recomienda preparar un pote con tierra o arena para verter esta agua.

‘Si hacemos una correcta disposición y reciclamos, podemos minimizar el impacto no solo en los vertederos de basura, sino también en el ambiente', manifiesta.

AGUAS DULCES, EN PELIGRO POR CONTAMINACIÓN

Otro aspecto preocupante para la profesional es el uso y abuso indiscriminado del agua durante el periodo navideño.

‘Nosotros hablamos que aquí en Panamá tenemos agua en abundancia pero el agua se acaba si no se cuida. El agua no es eterna', advierte Vega, quien cita la educación y prevención como claves para la preservación.

Las afirmaciones de Vega coinciden con el estudio liderado por el científico ambientalista William Ripple y publicado en la revista BioScience, en el cual se afirma que la Tierra tuvo una reducción del 26% en la cantidad de agua dulce disponible per cápita desde 1992.

Si las costumbres y los esfuerzos de conservación y los niveles de contaminación no cambian, la Unesco predice que el mundo enfrentará un déficit global de agua del 40% para 2030.

Es imperativo utilizar de forma responsable los recursos naturales, así que lo mejor es empezar por casa.

‘En diciembre la gente quiere limpiar todo lo que no limpió en el año y gastan mucha agua. Hay medidas simples que se pueden y deben tomar, no solo en esta época sino todo el año, para preservar este preciado tesoro', expone Vega.

Asimismo, recomienda utilizar una hidrolavadora o manguera con pistola para lavar el carro, portal o aceras de las casas. ‘De esta manera controlas la cantidad de agua que utilizas'. También invita a lavar cuando se tenga la cantidad de ropa suficiente y verificar las fugas de agua. ‘Una gotera al año produce 35 mil litros de agua que se pierde'.

La buena salud del planeta beneficia a todos sus moradores, por lo que las acciones que se realicen este fin de año repercutirán en beneficio o perjuicio de quien actúa. ¡A tomar nota de las buenas recomendaciones!