Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Cultura

Los celos y la envidia propician un ambiente laboral tóxico

De acuerdo con expertos, la problemática surge cuando la empresa realiza aumentos salariales a personal sin mérito o cuando los colaboradores sienten que no se toma en cuenta su desempeño

Si hay algo que nos brinda felicidad y satisfacción es laborar en un entorno constructivo, lo que a su vez estimula la productividad, el compromiso y una buena relación con los compañeros.

En este escenario, resulta de suma importancia que el entorno de trabajo sea adecuado, agradable y estimulante para lograr un equipo motivado. Pero, si nos enfrentamos a un escenario tóxico, ‘veremos consecuencias negativas, tanto para el trabajador como para la compañía', asegura Eliécer Pérez, psicólogo de familia.

¿Cómo nacen los ambientes tóxicos? De acuerdo con el especialista, el conflicto surge cuando hay celos de por medio. Por ejemplo, cuando un empleado o trabajador recibe un aumento de salario sin méritos propios, o bien, existen trabajadores que aún teniendo más méritos, no son tomados en cuenta para el aumento o para dirigir un cargo.

‘PARA TRIUNFAR EN LA VIDA HAY QUE RODEARSE DE GENTE EXITOSA, QUE NOS ANIME EN NUESTROS PROPÓSITOS. GENTE QUE ADMIREMOS Y QUE, A LA VEZ, ADMIRE NUESTROS ESFUERZOS',

ISMAEL CALA

ESCRITOR Y MOTIVADOR PERSONAL

‘Otro de los casos comunes se da con los ‘chismes' o cuando alguien habla a espaldas de las personas, un acto considerado como hipocresía, ya que no se enfrenta al objeto de la discusión', aclara el psicólogo Pérez .

En el libro Gente tóxica , el escritor y conferencista internacional Bernardo Stamateas define a estas personas como envidiosas, mediocres, descalificadoras, chismosas, manipuladoras y quejosas. Son seres humanos que tienden a culpar a los demás de sus propios problemas, se entrometen en la vida ajena, nunca se alegran del triunfo de otros, viven sin sueños ni metas, pero, en cambio, tratan de controlar la autoestima de los demás con el único propósito de sobresalir.

Por su parte, la psicóloga clínica Marina Acevedo Nieto comenta que existen otros aspectos que fomentan la toxicidad en el ambiente laboral. Por ejemplo, cuando se unen varios compañeros de trabajo y se burlan de otros, los amenazan, humillan, incluso agreden y llegan a incriminar a la víctima y hacerla pasar por culpable de alguna situación.

‘LAS PERSONAS TÓXICAS SON SERES QUE TIENDEN A CULPAR A LOS DEMÁS DE SUS PROPIOS PROBLEMAS, SE ENTROMETEN EN LA VIDA AJENA, NUNCA SE ALEGRAN DEL TRIUNFO DE OTROS',

BERNARDO STAMATEAS

CONFERENCISTA INTERNACIONAL

‘También se puede recibir estos malos tratos de los jefes que, lejos de dar un buen testimonio laboral, dejan mucho que desear y se convierten en una pesadilla para sus empleados', reseña la psicóloga. Sin embargo, aconseja que las personas exitosas y profesionales deben sacarle provecho a la situación, ya que el éxito se logra fortaleciendo la autoestima y con perseverancia.

En esto coincide el escritor y conferencista cubano Ismael Cala, quien señala que para triunfar en la vida hay que rodearse de gente exitosa, que nos anime en nuestros propósitos. ‘Gente que admiremos y que, a la vez, admiren nuestros esfuerzos. Personas que nunca se alegren del fracaso del otro, ni culpen a los demás de sus propios descalabros', publicó el diario El Nuevo Herald .

En esto se aplica la frase: ‘Aprende a manejar tus estados, podrás ser el más talentoso de todos, pero si emocionalmente te dejas vencer, no lograrás nada', del orador motivacional, escritor y emprendedor Jordan Belfort, quien se ha dedicado a estimular a la masa trabajadora a luchar por sus propósitos.

¿CÓMO SOBREVIVIR A UN AMBIENTE LABORAL TÓXICO?

Para Pérez, los compañeros de trabajo son uno de los elementos clave. ‘Si te encuentras con un compañero (a) conflictivo, trata de estar lo más alejado de él o ella, y concéntrate en tu trabajo', recomienda.

‘Si tienes un amigo feliz, la probabilidad de que tú también lo seas aumenta un 25%; pero si tus compañeros de trabajo viven estresados, aumentan las probabilidades de sufrir la misma suerte',

ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE HARVARD

‘En estos casos, el jefe juega un papel muy importante, ya que aparte de ser la máxima autoridad, debe identificar a las personas tóxicas o negativas y así minimizar su impacto en el trabajo de los demás', acota.

Mantener al equipo de trabajo motivado a través del reconocimiento y valoración por los resultados alcanzados es pieza clave. ‘Una buena comunicación donde se tome en cuenta las percepciones y necesidades de cada generación reduce los conflictos y genera un ambiente más armonioso', detalla .

A su vez, recomienda fomentar la amistad con los compañeros de oficina, una estrategia que puede generar bienestar y felicidad.

MÁS COMPAÑERISMO , MENOS ESTRÉS

Estudios científicos sugieren que la buena relación con los colegas tiene un efecto amortiguador en relación al estrés. Ahora bien, en el caso contrario, el estrés se vuelve más frecuente. Especialmente si en esa relación ocurren casos de acoso laboral.

CUESTIÓN DE SUPERVIVENCIA

Con el empleo de algunas herramientas, la dinámica se hace más llevadera.

El primer paso es identificarlos. Los hay de muchos tipos y dispuestos a hacer lo que sea para conseguir su objetivo.

Para ganar la partida a un compañero tóxico hay que conocer su estrategia y desactivarla.

Si no puedes con ellos, aléjate o busca ayuda.

Así mismo, un estudio de la Universidad de Harvard asegura que el mal clima laboral en un centro de trabajo es contagioso, ya que ‘dependemos de las relaciones con otras personas para modelar nuestros estados de ánimo'.

‘Cuando los seres humanos interactúan dentro de un mismo grupo, los estados de ánimo se contagian y, en el caso de los trabajadores, se comparte espacio y tiempo con las mismas personas durante mucho tiempo. Así que si tienes un amigo feliz, la probabilidad de que tú también lo seas aumenta un 25%; pero si tus compañeros de trabajo viven estresados, aumentan las probabilidades de sufrir la misma suerte', asegura el estudio de Harvard.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un estudio respecto al nivel de estrés en los trabajadores. Encontró que México tiene el primer lugar en estrés en la oficina, por encima de países más grandes como China.

De acuerdo con información de la Universidad Nacional Autónoma de México, el 85% de las organizaciones ‘no tiene las condiciones adecuadas para que sus colaboradores tengan un balance laboral y de vida, lo que propicia trastornos físicos y psicológicos'.

CÓMO MEJORAR EL BALANCE ENTRE EL TRABAJO Y LA VIDA PERSONAL

Es importante la implementación de horarios flexibles con políticas organizacionales saludables

Balancear el trabajo y la vida familiar es hoy día un gran reto. Sin embargo, existen herramientas que pueden mejorar la calidad de vida de los colaboradores en las empresas. Entre ellas destacan los horarios flexibles y la creación de políticas organizacionales saludables.

De hecho, un estudio de la Universidad de Harvard afirma que el 94% de los profesionales trabaja más de 50 horas a la semana y de ellos, la mitad trabaja hasta 65 horas. Esto se ve reflejado en el estrés, la infelicidad y un estilo de vida nocivo.

Luis González, director ejecutivo People Working —compañía con más de 15 años implementando soluciones a través de la filosofía ‘Wellness Empresarial'— brinda algunos consejos para conseguir ese balance.

En primera instancia, es necesario desconectarse. ‘Los breaks o recesos cortos entre 8 y 10 minutos durante la jornada laboral permiten que el cuerpo se relaje, libere el estrés, además de apartarse de los factores que causan tensión', señala González.

También recomienda priorizar la salud, ya que el estrés puede generar ansiedad y depresión. ‘Si necesitas ayuda, búscala', indica. ‘La práctica de meditación tiene beneficios terapéuticos, y mejora la salud física y mental', comenta.

‘Sé consciente de que no existe el balance perfecto. Algunos días tendrás que enfocarte más en el trabajo. Lo importante es priorizar y balancear tus actividades', aconseja.

Enfatiza que hay que asegurarse de que realmente se disfrute el trabajo. ‘No se trata de que ames cada aspecto de tu empleo, pero este no debe ser un peso para levantarte de tu cama cada mañana. Si es el caso, considera buscar uno nuevo', resalta.

Por último, puntualiza en que hay que hacer tiempo para uno mismo. ‘Si bien el trabajo es importante, no hagas de este el centro de toda tu vida. Tómate un espacio para hacer lo que te gusta, ya sea solo, con familiares o amigos', dice González.