03 de Dic de 2021

Cultura

‘La muerte de Leslie George nos recuerda la biblia del calipso'

El etnomusicólogo, profesor e intérprete del género de origen antillano falleció a sus 78 años. El cantante dejó un legado en la cultura musical panameña

‘La muerte de Leslie George nos recuerda la biblia del calipso'
‘La muerte de Leslie George nos recuerda la biblia del calipso'

Leslie George (Panamá 1941-2019) fue un hombre ‘con un espíritu perseverante, carismático y un precursor de la cultura afropanameña', dice Yigo Sugasti, director de la Fundación Tocando Madera. Y es que uno de los máximos exponentes del calipso patrio falleció el pasado 2 de julio, a los 78 años de edad.

‘Tuve la dicha de verlo en tarima; me sorprendió aquel día. Él estaba sentando y traía unos lentes oscuros, y apenas escuchó las melodías se levantó y empezó a cantar y a bailar. En ese momento observé cómo sus padecimientos de salud se disiparon y me di cuenta del poder que tiene la música. La alegría en su rostro era evidente y esa noche fue lo que nos transmitió',

BILLY HERRON

PRODUCTOR MUSICAL

Su amigos lo recuerdan por su desempeño como profesor, intérprete y precursor del calipso (género musical con origen en las Antillas Menores) en el Istmo. Además, por su significativo aporte a la música de Panamá.

Sugasti, amigo cercano de George, rescata que ‘la muerte de Leslie George nos recuerda la biblia del calipso y la deuda que tenemos con este género en el país'.

El director de la fundación reconoce el arduo trabajo de difusión y de producción musical que hizo George.

Además, destaca la habilidad que poseía en su faceta como cantante: ‘emulaba fácilmente a los calypsonians (término utilizado para denominar a los cantantes de calipso) del siglo XX, sin duda su aporte más grande fue la investigación y el rescate de esta música. Él fue una pieza clave para mantener viva la llama de este género que, lastimosamente, ha ido decayendo con los años'.

Sugasti lamenta que George no pudiera ver cristalizado uno de sus mayores anhelos. ‘Antes de su partida tuve la oportunidad de trabajar con él en un material llamado The Lord of Panamenian Calipso by Leslie George , este sería su primer disco como solista. Este material inédito guarda una investigación que hicimos que comenzó hace tres años. Esta pieza recoge 13 canciones de artistas panameños desde los años 50 hasta los 80', recuerda.

‘La intención del disco era plasmar el calipso como una manifestación cultural que no debe morir', subraya.

El también compositor lamenta que su colega no haya palpado su último y único proyecto. ‘Qué pena ya vaya a lanzarse después de su fallecimiento. George nunca grabó un disco oficial con su autoría y una de las razones de concretar este plan fue por el valor de indagación que hay dentro de él', expone.

Con la voz quebrada, Sugasti denota su tristeza, ‘imagino a un cantante que jamás tuvo un disco propio, eso indica el nivel de indiferencia que se maneja en la sociedad con los temas culturales'.

El compositor señala que el disco está terminado, en términos de producción, mas no en posproducción y le quedan pendientes algunos detalles, pero asegura que este trabajo será lanzando para honrar la memoria George.

Sugasti pretende honrar la memoria de George y promete no claudicar. ‘Una vez esté culminado el proyecto, se lo presentaremos al nuevo Ministerio de Cultura para que esta investigación musical sea utilizada como material de consulta', revela.

Asevera que para todos los que tuvieron la oportunidad de contemplar la sonrisa en el rostro de George ‘es imposible no enfrentar el sentimiento de aflicción por su pérdida física, que dejará un enorme vacío en sus corazones'; sin embargo, reconoce que su consuelo es que pudo registrar de manera profesional la prestigiosa voz del cantante panameño junto a su amigo Marcos Linares.

‘No hay nadie que cante como él lo hacía. Él era un conocedor de las interpretaciones de los músicos originales de los temas de calipso. George nunca le decía que no a nada, siempre y cuando su salud se lo permitiera, pero lastimosamente no pudo seguir cantando en público. Eso era lo que más le gustaba, cada vez se le hacía más difícil desplazarse. Sus últimos años fueron duros, porque era hombre independiente y fuerte', recuerda.

Sugasti apunta que no olvidará un mensaje especial de su gran amigo. ‘Él me repetía que Panamá se hace con su gente y no es importante quién esté equivocado con la idea de hacer un país de bienestar. Lo importante es luchar para dejar un gran legado cultural', puntualiza.

Anghelo Taylor, director de la película Calypsonians recuerda la primera vez que se encontró con George.

‘En ese momento había perdido a mi papá, que era de origen afroantillano. Decidí buscar las raíces de mi identidad para recrearlas en el filme, en ese proceso me reuní con Leslie y sentí como si estuviese frente a mi padre porque él representaba mi esencia cultural', narra.

Posterior a ese encuentro, Taylor estableció una amistad con George que amablemente le abrió las puertas y le contó cada detalle de sus vivencias para llevarlas a la pantalla.

‘Emulaba fácilmente a los calypsonians del siglo XX, sin duda su aporte más grande fue la investigación y el rescate de esta música. Él fue una pieza clave para mantener viva la llama de este género que, lastimosamente, fue decayendo con los años',

YIGO SUGASTI

DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN TOCANDO MADERA

‘Él fue el lazo que unió a los calypsonians cuando ellos estaban dispersos. Su legado de rescate al calipso es memorable. Él era excepcional, aún guardo en mi memoria aquella vez cuando fuimos a comer a un restaurante en Calidonia junto a su hermano', reseña.

Billy Herron, productor musical, cuenta que conoció al cantante en medio del documental Una noche de calipso .

‘Aquí Fernando Muñoz contó la trayectoria musical de él con el Grupo Amistad, una de las últimas bandas de calipso activas en el país. George tenía una personalidad encantadora y una voz increíble que combinaba con el canto lírico. Él se ganó el respeto y admiración de sus compañeros de trabajo y público', afirma.

‘Tuve la dicha de verlo en tarima, me sorprendió aquel día. Él estaba tranquilo sentando y traía unos lentes oscuros y, apenas escuchó las melodías, se levantó y empezó a cantar y a bailar. En ese momento observé cómo sus padecimientos de salud se disiparon por esos minutos y me di cuenta del poder que tiene la música. La alegría en su rostro era evidente y esa noche fue lo que nos trasmitió', recuerda.

El productor panameño comparte que le hubiera encantado trabajar con George. ‘Me quedé con las ganas de que formara parte del disco The Beachers, pero sé que ahora está en un mejor lugar y su legado continuará'.

Inés Sealys, exesposa de George, lo describe como un hombre apasionado, caballeroso y de carácter fuerte.

‘A él le interesaba mucho el folclor de Panamá, especialmente el de origen afrocaribeño, por eso se especializó en el género musical del calipso, para que no muriera'.