Panamá,25º

10 de Dec de 2019

Cultura

Verónica Angel, una narrativa cultural en la moda

La diseñadora expone los detalles y desafíos de su carrera. Presenta colecciones en las que plasma, a través de los colores, elementos distintivos de la cotidianidad local como el ‘diablo rojo' y el ‘raspao'

Verónica Angel (2 de noviembre de 1992, Panamá) es una mujer que desde temprana edad manifestó interés por la moda y el arte. ‘Para mi suerte conté con unos padres que me introdujeron en este ámbito desde pequeña. Al pensar en mi infancia, recuerdo masilla, pintura, colores y clases de baile', confiesa.

Relata que en su etapa universitaria no tenía muy claro qué deseaba estudiar. ‘No sabía qué elegir, solo tenía la certeza de que me inclinaría por una carrera relacionada con la creatividad. Quería irme por una rama del arte que pudiera ser un negocio estable y terminé escogiendo el diseño de indumentaria', expresa.

Durante tres años, Angel cursó sus estudios en el Instituto Marangoni en Milán, Italia, y luego regresó al Istmo. En 2014 lanzó al mercado su primera colección en el Mercedes Benz Fashion Week Panamá y continuó exponiendo sus colecciones en el MacroFest Panamá.

En 2017 presentó ‘Cinco', su primera exposición en una galería de arte. Esta propuesta dio una segunda mirada a su colección ‘Living Rhythms'. Hacia 2018 expuso su sexta colección, llamada ‘Pa'lante', en la galería de arte Mateo Sariel y ese mismo año fue elegida para formar parte del International Young Designers Showcase Tour, un proyecto organizado por el gobierno chino.

Proceso creativo

La joven diseñadora explica que, antes de idear cada pieza, elige un tema que la inspire, luego investiga y analiza la información relacionada a la temática; posteriormente selecciona los materiales, diseña siluetas y variantes, realiza dibujos técnicos de los diseños para la producción y por último pule cada creación.

‘Los elementos que plasmo en mis prendas son detalles de simetría, estampados originales (creados exclusivamente para la marca), una paleta de colores viva, materiales con detalles en 3D enfocados en las temporadas primavera y verano', afirma.

Expresión

Angel señala que las premisas de sus diseños se basan en la cultura panameña y su propia historia. ‘Busco crear prendas que cuenten con una narrativa que represente elementos culturales de una manera moderna y original', indica.

Reconoce que para ella lo más importante es empoderar a las mujeres a través de diseños destacados por ‘un estilo único que haga sentir a cada dama segura y feliz'.

Apunta que ha presentado ocho colecciones y ‘cada una tiene una temática diferente. La ‘Kuna Vita' está inspirada en la comarca de San Blas; ‘Kaleidoscopia' se basa en el caleidoscopio; ‘Living Rhythms' se sumerge en Palenque, lugar ubicado en la provincia de Colón; ‘Capital Tropical' está inspirada en la ciudad y en la jungla; ‘Fiore' se apoya en un estilo floral; ‘Pa'lante' incluye elementos representativos de los panameños como el diablo rojo (autobús) y el ‘raspao' (refresco hecho a base de hielo y jugo de frutas); ‘Vida Mía' se basa en piezas utilizadas con la vestimenta de la pollera panameña y ‘Asante' es una línea diferente que se asienta en la cultura de Tanzania', expone.

Para Angel, sus mayores referentes en la industria son Stella Jean, Diane Von Fürstenberg y Mary Katrantzou. ‘Admiro a todos los diseñadores que han logrado posicionarse internacionalmente. Cada marca tiene una historia importante detrás', declara.

Comenta que uno de sus deseos es vestir a la cantante catalana Rosalía y a la modelo canadiense Mikhaila Rocha, conocida como ‘Coco Rocha'.

Retos

Angel considera que hace falta más unión de los diseñadores en todo el país. ‘Para posicionar internacionalmente la moda en Panamá, primero debemos cuidar la estructura y organización del sector. Por muchos años cada uno ha trabajado por su lado y para que todo se formalice, debemos juntar fuerzas y consolidarnos', dice.

‘Estoy muy feliz de ser miembro fundador de la Asociación en Formación de Diseñadores de Modas y Afines en Panamá (Adimap). Aquí he podido ver un cambio, sin embargo nos falta crecer. El gobierno debe apoyar a los diseñadores nacionales, analizando qué herramientas nos pueden ofrecer', puntualiza.

La diseñadora considera que cada desafío en su carrera es una oportunidad para crecer profesionalmente. ‘Uno de los obstáculos que tuve que enfrentar fue el desconocimiento que puede llegar a tener el consumidor. Al crear piezas exclusivas en bajas dimensiones, los precios son más elevados y muchas veces no valoran el tiempo invertido en la confección de las prendas. También se pueden dejar llevar por la moda fast fashion y como diseñadores locales es imposible competir con estos precios', sentencia.

A pesar de esto, Angel dice no darse por vencida y se enfoca en crear nuevas piezas para mantenerse activa en el mercado. ‘Siempre busco crear productos que no sean únicamente ropa para llegar a más personas. He creado zapatillas, carteras y aretes. Desde hace un tiempo, me he enamorado del diseño de interiores y desde entonces nace la idea de hacer artículos para el hogar. Al momento he confeccionado almohadas y portavasos con los estampados de la marca'.

Actualmente la creativa panameña indica que está desarrollando un nuevo concepto y materiales para la próxima colección. Además, trabaja en un proyecto en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo y el Club Kiwanis.

‘Para posicionar la moda en Panamá internacionalmente, primero debemos cuidar la estructura y organización del sector local. Por muchos años, cada uno trabajaba por su lado y para que todo se formalice debemos juntar fuerzas y consolidarnos',

VERÓNICA ANGEL

DISEÑADORA