La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Cultura

El piano celebra su gran fiesta

La Asociación de pianistas de Panamá presenta el 2° Festival de Piano de Panamá, una semana con una rica oferta académica, artística y con la celebración del V concurso juvenil

  • El_piano_celebra_su_gran_fiesta-0
    Margarita Troetsch, secretaria de la Asociación de Pianistas de PanamáEduardo Dutary | La Estrella de Panamá
  • El_piano_celebra_su_gran_fiesta-1
    El principal objetivo del festival es animar a los estudiantes de piano a continuar con sus estudios y elevar su nivel.Shutterstock
  • El_piano_celebra_su_gran_fiesta-6
    El piano celebra su gran fiestaShutterstock

Una semana en la que el piano es el mayor protagonista, se inicia mañana 23 de septiembre, cuando arranque II Festival de Piano de Panamá, actividad que agrupará a estudiantes del instrumento, desde los principiantes hasta los más avanzados, profesionales y melómanos, sobre todo del repertorio pianístico.

El objetivo principal de esta fiesta musical es tocar con el entusiasmo a los estudiantes, darles un vistazo de lo que puede representar el esfuerzo y el empeño para dominar el instrumento.

“Tocar el piano es una actividad solitaria”, reconoce la pianista Margarita Troetsch, secretaria de la Asociación de pianistas de Panamá. Por ello, no es difícil que a lo largo del tiempo gane el desánimo y surjan otras prioridades que dejen al instrumento en un segundo o tercer plano.

“A diferencia de instrumentos como el violín, que interactúan en una orquesta, o las voces que coinciden en un coro, el trabajo de los pianistas se ejecuta en la mayoría de las ocasiones en soledad, y decidimos trabajar en una actividad que juntara a los niños que estudian piano, para motivarlos a seguir adelante”, dice Troetsch.

De hecho, la Asociación de Pianistas de Panamá surge de la preocupación por la situación pianística del país. Luego de que en Panamá se organizaran varias versiones del Concurso Internacional de Piano de Panamá —que dejó de organizarse por falta de apoyo económico— ningún pianista panameño logró llegar a las clasificaciones preliminares.

Teniendo como principal prioridad coadyuvar a la educación de los estudiantes de piano del país, se convocó a los pianistas y, organizados, establecieron metas tanto acorto como a largo plazo.

Por ello, con la asociación recién establecida en 2013, acordaron la necesidad de crear algún tipo de reunión para que “ ellos vieran que muchos otros niños también aprenden y practican piano como ellos. Allí, unos empiezan a escuchar el repertorio de los otros, y quieren tocar como el otro...”, explica Troetsch.

Lo primero que se estableció en 2013 fueron los talleres que eran dictados durante un fin de semana,

Dos años más tarde, en 2015, se llevó a cabo el primer concurso juvenil. “El profesor Henry Rose, un pianista panameño que trabajó toda su vida en Estados Unidos y volvió a Panamá, decidió replicar la experiencia de un concurso juvenil que había fundado en la ciudad donde trabajó”, cuenta la pianista.

Las actividades se llevaron a cabo de manera separada, hasta que el año pasado, 2018, la asociación decidió fusionarlas y enmarcarlas dentro de un festival que además de aglutinar el apoyo que recibían las actividades, por separado, acogería un programa artístico con importantes invitados.

“Lo importante es que el festival no nació solo porque sí, sino que ya se habían realizado cinco talleres, y teníamos ya tres concursos juveniles”, dice. El año pasado, en el marco del primer festival, se llevó a cabo el cuarto concurso juvenil.

“Este año y casi sin quererlo estamos organizando el segundo festival con el V concurso juvenil, pero hemos terminado con una agenda maravillosa porque ahora tenemos una rica agenda artística con pianistas que vienen de muchas partes del mundo, además de la agenda académica, con los talleres, las clases, el concurso, recitales didácticos y todo lo demás”, destaca.

La Asociación de Pianistas de Panamá agrupa a 25 asociados de todo el país. “Algunos trabajan en instituciones gubernamentales como la universidad, el Instituto Nacional de Música, la Escuela Juvenil de Música, también hay profesores privados; o sea, hay pianistas que vienen de todas partes”, cuenta.

El colectivo ha logrado inscribir este año, unos 65 participantes en el festival.

“Debimos cerrar las inscripciones de este año porque es la cantidad que podemos manejar por los salones de clases que tenemos y los pianos que necesitamos”, destaca.

Los inscritos no solamente provienen de la ciudad de Panamá sino de diversas provincias. Participan pequeñines, de 4 años de edad, hasta jóvenes que superan los 20 años y llevan estudios más avanzados.

“Definitivamente la actividad ha tomado cuerpo, y yo, que he estado detrás de la organización desde 2013, no me lo creo”, afirma Troetsch.

“Cuando veo el entusiasmo, porque al fin y al cabo, las cosas van resultando por el entusiasmo de muchas personas que están interesadas en que esto continúe, me digo a mí misma que hay que continuar”,

Todas las presentaciones artísticas son de entrada libre y abiertas a todo público.

La Asociación de pianistas de Panamá presenta el 2° Festival de Piano de Panamá, una semana con una rica oferta académica, artística y con la celebración del V concurso juvenil

El programa artístico

El lunes 23, el programa artístico arranca con la pianista alemana Roswitha Lohmer quien interpretará el Concierto para Piano y Orquesta en Mi bemol mayor KV 271 de Mozart. La participación d e Lohmer se concreta gracias a la embajada alemana en Panamá. La acompañará la orquesta juvenil Gonzalo Brenes, bajo la dirección del maestro Ricardo Risco, gracias a la Fundación Sinfonía Concertante. El concierto se llevará a cabo en el Domo Universitario a las 7:00 pm.

El martes 24 de septiembre, el panameño Henry Rose, ofrecerá un recital de piano con piezas de Scriabin, Chopin, Debussy y Guarnieri, en Salón F-112 de la Facultad de Bellas Artes, a las 7:30 pm.

La estadounidense Weiyin Chen, ofrecerá el miércoles 25 de septiembre, un recital en homenaje a Nelly y Jaime Ingram, con repertorio de Bach-Busoni, Schubert, Brahms, Schumann y Lizt en el salón f-112 a las 8:00 pm.

El jueves 26, la Embajada de Polonia presenta al pianista polaco Piotr Oczkowski con un programa completo de Chopin en el Domo Universitario a las 6:00 p.m.

El programa artístico se completa con un recital-taller, Mujeres en el repertorio pianístico latinoamericano, interpretado por la pianista venezolana Mariantonia Palacios, el domingo 29 a las 3:00 de la tarde.

“Es un lujo, gracias al apoyo de mucha gente que ha dicho 'yo quiero participar, yo quiero unirme a esta fiesta del piano que hay en Panamá'. Cada uno ha puesto lo que se necesita, los artistas, su buena disposición para tocar y así queda establecido el programa artístico”.

2° Festival de Piano de Panamá

El concurso

El concurso juvenil se divide en 5 categorías: L a primera, de 6 a 9 años de edad; la segunda, de 10 a 12; la tercera, de 13 a 15, de 15 a 18 la cuarta, y de 19 a 24, una nueva categoría denominada pianistas juveniles. “Esta última es para jóvenes formados, que ya están estudiando el repertorio pianístico seriamente”, resalta Troetch.

Los participantes debieron precalificar a través de una prueba en video en el que debían cumplir algunos requisitos. El profesor Edwin Lombana, la profesora María Elena Carles y la profesora Belén Fernández, española residente en Panamá conformaron el jurado de selección.

Para la ronda final el jurado es internacional y conformado por la venezolana Mariantonia Palacios, el polaco Piotr Oczkowski, el pianista polaco y el profesor Víctor Soto, panameño, residente en Estados Unidos. El presidente del concurso es el maestro Henry Rose.

“Los niños se presentan por su s categorías ante el jurado y este determina los ganadores.

“Aunque el concurso ha tenido muy buena acogida, teníamos alguna categoría sin participantes, pero este año tenemos participantes en todas las categorías, así que estamos listos para dar los premios”, acota.

La pianotón

Todos los niños inscritos en el programa académico del festival, que se llevará a cabo del 27 al 30 de septiembre, participan del cierre de la actividad: la Pianotón.

“Es una maratón de pianistas, cada uno toca una pieza claro, de acuerdo a su nivel”, explica la pianista. Empezamos con los más chiquititos, de cuatro o cinco años, tocan con una mano, con dos, y luego ya vienen las piezas más complejas y al final los mayores van interpretando piezas de los grande compositores.

La pianotón es muy emotiva, se mueve rápido, las personas que asisten lo disfrutan muchísimo. El propósito es que los niños tengan la experiencia de presentarse en un verdadero escenario, se les pide que vayan vestidos de gala, el público se mantienen en silencio, hemos tenido siempre una gran acogida; no te puedo explicar. La emoción de esos niños”, resalta. Y los inspirará e impulsará a seguir adelante.

Las actividades artísticas son completamente gratuitas. Información completa de los programas en pianistaspanama.com