La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

La salud, un tesoro de conciencia y prevención

Esta semana conversaba con unos amigos acerca de las visitas al doctor. Comentaban que los hombres son renuentes a asistir a las citas médicas, ya que temen conocer si padecen algún mal que atenta contra su salud. En mi caso, luego de vivir la experiencia con mi papá, aprendí que la prevención puede ahorrarte muchos problemas económicos y, en la mayoría de los casos, salvar tu propia vida.

Es algo que me remonta a recuerdos muy personales, pero si la experiencia que les cuento ayuda a que alguien salve su vida, me doy por bien servida. Mi papá tuvo cáncer durante cinco años, lastimosamente luego de luchar contra esta enfermedad, partió de este mundo.

Pero este artículo no es para hablar de muerte, sino de salvación. En su caso, tuvo mucho tiempo con malestares en secreto y no le comunicó a nadie por lo que estaba atravesando; a pesar de su dolor, no iba al doctor (honestamente, no sé qué pasaba por su cabeza, tal vez miedo y angustia o quizás lo veía como algo que se le pasaría con automedicación), como cometemos el error muchas veces). Llegó el día en que se descompensó y tuvo que ir a urgencias; al revisarlo, se pudo constar que tenía la hemoglobina en 5.5, ni los doctores entendían cómo podía sostenerse con tanta pérdida de sangre. Luego de aquello, iniciaron los exámenes y la lucha de la cual nunca se quejó, siempre estuvo positivo queriendo vivir; de hecho, por eso vivió muchos años más de los que los doctores pensaban.

Si mi papá no hubiese esperado a llegar a ese estado, seguramente el cáncer de colon no le hubiese ganado. Debemos entender que los profesionales de la salud no son nuestros enemigos ni portadores de todo lo malo, ellos están aquí para salvar vidas y ayudarnos a prevenir estas experiencias tan duras.

Necesitamos atender con más atención nuestro estilo de vida, aunque todos en algún momento podríamos padecer inconvenientes de salud, lo mejor es dedicarnos a la prevención y mantenernos vigilantes ante cualquier alerta o irregularidad.