Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Para conocer más sobre la Invasión

La Biblioteca Nacional presenta la exposición 'Invasión 1989', en la que se destacan obras literarias, documentales y testimoniales, además de memorabilia militar, videos y una muestra de imágenes de fotoperiodistas que cubrieron el suceso

La exposición fotográfica consta de 40 imágenesLarish Julio | La estrella de Panamá

La invasión del ejército norteamericano a nuestro país, ocurrida hace ya 30 años es uno de los sucesos más traumáticos de nuestra historia, sin embargo, es un episodio del que los panameños jóvenes conocen muy poco.

Ante esta realidad, diversas instituciones han desarrollado actividades relacionadas con estos hechos y la Biblioteca Nacional, Ernesto J. Castillero, presenta la exhibición 'Invasión 1989', un acercamiento a documentos y obras de diversa índole, para ofrecer narraciones desde distintas ópticas que permitan que incluso quien no conoce nada de este hecho pueda crearse una idea más cercana de él.

La mayoría de las imágenes corresponden a la ciudad capital.

La documentación sobre la invasión es muy importante, y hay que destacar que toda ella fue creada después de los hechos.

“Hay algunos antecedentes con movimiento de la Cruzada Civilista, las intentonas golpistas de derrocar a Noriega, pero nada de eso estaba documentado, los comenzaron a documentar post invasión. Fue un golpe tan artero, que abrió una puerta repentinamente , entonces la gente comenzó a documentar”, sostiene María Magela Brenes, directora de la Biblioteca Nacional.

La Biblioteca Nacional cuenta con más de 70 títulos relacionados a la Invasión.

“Aquí está esa documentación, hay muchos libros sobre la Invasión, sobre todo, escritos por panameños y sobre todo, escritos en español. Pero sobre la invasión también se ha escrito en inglés, han escrito muchos norteamericanos defendiéndola o no defendiéndola, y nosotros tenemos que recuperar todo ese material”, cuenta.

Y es que la biblioteca no tiene todo lo que se haya escrito sobre la Invasión, pero “sí hay una buena cantidad de libros y sobre todo, todo el material audiovisual que ahora tenemos en custodia y es una obligación de la institución difundirlo”, asegura Brenes.

Dos vitrinas contienen objetos militares de las extintas Fuerzas de Defensa de Panamá.

En este aniversario, la biblioteca ha preferido limitarse a difundir el material que posee, ya que no es la única institución que ofrece un programa de actividades al respecto. “Queremos exponerlo y que todo el mundo lo venga a ver y a consultar para que sepan que se ha escrito bastante de la Invasión, mucho más de lo q ue se piensa. Son unos 78 títulos y además, en diferentes géneros. Hay cuento, novela, ensayo, y hay simplemente la narrativa, el documento de lo que ocurrió”, destaca la directora.

Dado que la fecha no coincide con el año lectivo escolar, la institución mantendrá la exposición abierta el mayor tiempo posible porque “es una exposición que debería venir a visitar todo estudiante”.

Para conocer más sobre la Invasión

Esta exposición se complementa con el trabajo del Círculo de fotoperiodistas que presentarán una colección de 40 fotografías “muy impactantes y muy importantes”.

“Además, se pesentará material aduiovisual, sobre todo, videos desclasificados, del ejercito norteamericano que por iniciativa del cineasta Enrique Castro han sido digitalizados. “Pero sobre esos videos hay que hacer un trabajo enorme de edición para convertirlos en documentos que puedan explicarse”, detalla Brenes. La gran mayoría de estos videos están narrados en inglés y con términos militares.

Para conocer más sobre la Invasión

“Mas adelante vamos a intentar poner esos videos en un formato en que todo el mundo los pueda ver y que aquellos que vivieron la Invasión y recuerdan algunos de esos momentos, puedan explicar a las generaciones siguientes, qué ocurrió, porque precisamente los muchachos que tiene 30 años o menos, la Invasión no les dice nada”, lamenta.

Para conocer más sobre la Invasión

Exposición documental

Mario García Hudson, curador de la exposición explica que la muestra está fundamentada sobre varios ejes “que van a permitir tener una visión amplia sobre los sucesos del 19 y 20 de diciembre de 1989”.

La exposición reposa sobre varios ejes temáticos, como la literatura, donde el público que asista a la exposición podrá observar portadas de libros, textos seleccionados y portadas en una pantalla táctil.

María Magela Brenes

El eje testimonial presenta libros con testimonios de protagonistas de los sucesos de 1989. El eje de “Lo histórico”, presenta textos de carácter histórico y “Visión extranjera”, presenta publicaciones hechas por extranjeros y sus miradas, en torno a los sucesos de 1989.

Una pantalla rotativa refuerza los contenidos de los ejes antes mencionados.

Sobre los criterios utilizados para la selección de las obras, García Hudson establece que “se trató de tener diferentes miradas sobre la Invasión, aunque la mayoría de los textos que se exponen son contra la invasión de 1989”. Con el ánimo de ofrecer diversos puntos de vista se incluyó una vitrina con obras extranjeras

Adriano Duff

Por otra parte, se quiso tener una visión multigeneracional. “Puede encontrar textos de Changmarín o puede encontrar de Carlos Wynter Melo”, asevera.

García Hudson comenta que se trató de acoplar la mayor cantidad de documentación posible dentro de la muestra. “Se trató de buscar miradas alternativas, que el público tenga una visión amplia, que vea que el tema de la invasión puede ser explicado de distintas posturas”.

La intención es sencillamente animar al público a conocer estas obras, interesarse y leer sobre uno de los sucesos más dolorosos de nuestra historia reciente.

“No hay ninguna muestra salvo la de la Biblioteca Nacional que permita un abanico tan variado de publicacione s frente al tema de la Invasión”, destaca García Hudson.

Memorabilia

Gracias a un aporte de los Hermanos Rivera, coleccionistas de objetos militares, en la exhibición se presentan dos vitrinas. La primera muestra artículos relacionados a las compañías de infantería y dependencias de las Fuerzas de Defensa de Panamá F.F.D.D. que entraron en combates durante las primeras horas de la Invasión de Panamá. Dentro de estas áreas se encontraban dos escuelas de formación militar, las cuales no entraron en combates pero sus cadetes fueron capturados como prisioneros de guerra (POW por sus siglas en inglés). Estas situaciones se dan en la Base Militar de Río Hato en los centros de instrucción militar Instituto Militar General Tomás Herrera y la Escuela de Oficiales Benjamín Ruiz.

La segunda vitrina muestra artículos relacionados a la Fuerza Aérea Panameña (FAP), a la cual le tocó recibir y defender muy efímeramente, los primeros minutos de ataque la madrugada del 20 de diciembre de 1989. Su base principal, estaba ubicada en la parte posterior del aeropuerto de Tocumen, uno de los primeros objetivos en ser tomados durante los primeros minutos de iniciada la invasión. Aunque ninguna aeronave de la FAP levantó vuelo, los reportes de las tropas de paracaidistas norteamericanos, indican que segundos antes de iniciar sus saltos y ya con las puertas de los aviones C-141 abiertas, recibieron fuego de armas ligeras efectuados por tropas panameñas que estaba en tierra, disparando contra los aviones que volaban a baja altura aproximadamente a 500 pies, previo al lanzamiento de la División 82 aerotransportada de ejército de Estados Unidos.

Videos

Las casas son para vivir, que no vuelva la guerra, documental de Fernando Martínez del Gecu, está basado en el libro del mismo nombre, de la educadora y dirigente femenina Antonella Ponce, en el que se plasma a través de dibujos y conversaciones, el impacto que el conflicto armado tuvo en los niños de El Chorrillo. El video, al igual que una serie de testimonios de periodistas y fotógrafos que realizaron cobertura de la Invasión, estarán disponibles para los interesados en horario de atención de la Biblioteca.

Muestra fotográfica

El Círculo de Fotoperiodistas de Panamá, que en fecha anterior había presentado una muestra de los últimos 20 años de cobertura periodística en Panamá, fue invitado a participar de esta exposición con una muestra fotográfica sobre la invasión.

Son unas 40 imágenes las que serán exhibidas en la biblioteca, algunas de los archivos de La Estrella de Panamá, otras del fotógrafo Daniel Espinosa, quien en ese momento trabajaba como free lancer, en ese momento para la agencia Notimex.

Al enterarse de la exposición, Carlos Montufar puso a disposición algunas fotos que él registró con una cámara 120 (medio formato).

“Empezamos buscando material de fotógrafos que participaron en la cobertura”, detalla el fotógrafo Adriano Duff, coordinador de la exposición.

Hay que recordar que en aquel momento el diario La Prensa permanecía cerrado. La Estrella de Panamá, debido al clima de inseguridad que reinaba, envió a su personal a casa temprano. Los únicos diarios que se mantenían trabajando eran los de Editora Renovación.

Otros fotógrafos como Alberto Muschett trabajaba como corresponsal para la agencia Reuters y el camarógrafo Abraham 'Pipe' Terán, para la cadena NBC.

Particulares e incluso soldados norteamericanos también captaron fotos, pero al día de hoy no hay un archivo que albergue todas estas imágenes.

“La mayoría de los archivos de Muschett están en Estados Unidos y demorarán en estar a disposición, para los de la NBC hay que solicitar los derechos, pero lo vamos a hacer”, dice Duff.

La idea es que finalizada la exposición el material fotográfico quede bajo la custodia de la Biblioteca Nacional. Más adelante se podrá hacer alguna publicación”, establece el fotógrafo.

Completan la colección algunas imágenes de hechos más recientes relacionados con la Invasión, como la primera ceremonia de recordación en la que participa el presidente de la República y algunas manifestaciones de los familiares de las víctimas de este hecho armado, tomadas por Aris Martínez, Roberto Barrios y Adriano Duff.

Imágenes de un Chorrillo en cenizas, prisioneros esposados a orilla de calle, un helicóptero derribado y tanques de guerra en plena ciudad, forman parte de la muestra.

Queda mucho material por recopilar y algunas imágenes por identificar, peor poco a poco se puede lograr una colección que permita ue los panameños conozcan y no olviden este momento de nuestra historia.