22 de Feb de 2020

Cultura

Santiago Rega: 'En Panamá se está creando una cultura de facilidad y eficiencia'

El Istmo se alza como un 'hub' de comercio en la era digital, con un desarrollo de industrias cada vez más competitivo en Latinoamérica. El experto detalla los aspectos donde el país crece y aporta a la región

La era digital sigue en movimiento y se esparce en los aspectos más cotidianos de la vida humana, desde hacer compras por internet hasta poseer tarjetas contactless que permitan un mayor acceso a productos y servicios para el desarrollo de comercios e industrias.

Rega reside en Panamá desde 2015.Larish Julio | La Estrella de Panamá

En la evolución de las tecnologías y aparatos de menor riesgo de consumo, Panamá ha jugado un papel importante —así como clave—, para la distribución y alcance en la región centroamericana, tal como lo expresa Santiago Rega, gerente general de Visa para Honduras, Nicaragua, Belice y Panamá. El experto destaca las oportunidades presentes en el Istmo para el desarrollo digital y el comercio electrónico.

La oficina de análisis regional de la empresa, creada hace cuatro años en Panamá, se encarga de “estudiar el comportamiento de los consumidores y el crecimiento del uso de los servicios digitales”, explica Rega. Asimismo, indica que “Panamá es un país que mueve la aguja regionalmente, hablando sobre logística, negocios y comercio internacional”. Hace hincapié en que “es un hub en todo el sentido de la palabra”.

En cuanto al desempeño de nuevas tecnologías y técnicas en el sector aeroportuario, el analista expresa que Panamá “ofrece oportunidades que se encuentran en pocos países, además de dar un apoyo y apalancamiento a la hora de buscar talentos para atender las necesidades de los consumidores”. Por lo que el Istmo se alza como un territorio competitivo para distintos países como Costa Rica, Belice, Honduras, entre otros.

Respecto al crecimiento de las compras electrónicas y el e-commerce, Rega destaca un mayor porcentaje en cuentas de débito donde se encuentra un 22.5% y en crédito un 10.6%, hasta el 2019. “No solo vemos el crecimiento en los métodos de pago, sino en el comportamiento de los consumidores panameños, que hoy reposan en la economía compartida con beneficios de parte de diversos colaboradores comerciales”, explica.

De igual manera detalla los beneficios del cybersource, el cual facilita las transacciones comerciales e institucionales donde se “casan las necesidades del consumidor con las necesidades de las empresas, creando así una relación recíproca en vez de unilateral”. Esta relación entre comercio y consumidor se verá más resguardada por los sistemas flexibles de tarjetas de débito independientes de los cajeros automáticos y con mayor accesibilidad a economías mundiales. “Parte de esto se logra al hacer crecer negocios, economías y dar oportunidades de éxito al consumidor y a los empresarios”, señala Rega.

“Hay que transformar la experiencia del consumidor en el método de pago electrónico”,
SANTIAGO REGA
GERENTE GENERAL DE VISA

“Se está creando una cultura de facilidad y eficiencia donde los usuarios cada día buscan mayor rapidez en todo aspecto comercial”. Como parte del plan a implementar en Panamá, Rega explica que la empresa que lidera “ha trabajado con la Dirección General de Ingresos (DGI) para facilitar pagos de impuestos en línea, lo que ayuda a dar un sentido de agilización a las empresas y usuarios”, pues las industrias ya no están atadas a lo físico como hace 20 años, puesto que lo digital ayuda a la “facilitación de tareas de manera rápida y segura”.

Panamá es uno de los cinco países, entre Chile, Bermudas, Costa Rica y Guatemala con mayor recepción digital con respecto a las nuevas billeteras electrónicas y tarjetas contactless en Latinoamérica. Esto ha impactado la niñez y la juventud de la sociedad, dado que “han nacido en la época donde todo es o se está volviendo cada vez más independiente de procesos tangibles, sino puramente digitales a través de pantallas o redes inalámbricas”, señala Rega, “por lo que la seguridad es lo más importante y la protección que se le brinda al usuario es personalizada y remota”, dice.

La implementación de las tarjetas contactless ha permitido que el proceso de transacción se vuelva 'tokenizado' y “cualquier información que esté disponible solo pueda ser usada por el dispositivo del usuario y el comercio, por medio de una transacción específica que se torna congelada momentos después de la utilización”, añade el analista. Con esto se busca bajar el riesgo de pérdida o robo de información del tarjetahabiente”.

“Una de las ventajas de Panamá es que fue el único país que firmó el pacto de uso de chip electrónico en todas las tarjetas emitidas al público, lo cual crea un ecosistema seguro para la movilización de transacciones digitales”, expresa Rega.

Dentro de esta ventaja salen a relucir tres aspectos de alta importancia en el aprovisionamiento de servicios a los consumidores: confiabilidad, seguridad e innovación; las cuales dan paso a la conveniencia para crear un “círculo virtuoso de comodidad y facilidad de pago para los usuarios, algo que es muy valorado y será una de las movidas claves en el futuro”.

Pese al rápido aumento de uso de billeteras electrónicas, servicios de cybersource y tarjetas contactless, el efectivo sigue siendo el competidor más fuerte de las empresas de tecnología económica. Rega admite que “no podríamos decir que va a desaparecer por completo, porque sigue siendo un método de pago seguro, pero la digitalización mediante token va a tomar mayor terreno y progreso, más que nada en la transparencia de un flujo constante de reporte de gastos digital de forma cómoda para proveer protección al consumidor y confiabilidad a la marca y socios”. Aun así, el experto afirma que queda mucho camino por recorrer para llegar al punto donde la tecnología sea más utilizada que el efectivo.

Y es que la confiabilidad del usuario a las nuevas tecnologías de pago se apoya en la inversión gubernamental para que estas se lleven a cabo de manera rápida y eficaz en los comercios locales. “El gobierno es una parte fundamental del desarrollo digital en los procesos económicos de ciudadanos y contribuyentes”, afirma Rega, “en Panamá se presenta un crecimiento continuo, por lo que creemos firmemente que el país se está preparando para transformar la experiencia del consumidor en el método de pago y crear un sistema más seguro, innovador y especializado en la región”.

SANTIAGO REGA

Es gerente general de Visa para Panamá, Belice, Honduras y Nicaragua en Centroamérica.

  • Nombre completo: Santiago Rega
  • Nacimiento: Panamá
  • Ocupación: Analista de economía, ventas y negocios internacionales
  • Resumen de su carrera: Es líder sénior internacional en ventas, negocios internacionales y análisis de información económica con un historial de más de 20 años en Visa. Anteriormente, trabajó como jefe de ventas especializadas para Centroamérica y Nicaragua, así como gerente de operaciones de red para Latinoamérica. Asimismo, trabajó como agente técnico de ventas para empresas brasileñas en HRM International Inc. Posee una Licenciatura en Análisis de sistemas de la Universidad de Miami con un MBA del Warrington College of Business de la misma universidad. Habla portugués, inglés y español con fluidez.