Temas Especiales

22 de Jun de 2021

Cultura

Plan de 30 días para una nueva realidad

Reinventarse, soltar las cadenas y crear un mejor futuro es un paso al que tememos. Muchos piensan no merecerlo. Su realidad es su identidad

Pocas personas tienen la capacidad de reinventarse con éxito sin rebotar a sus viejos patrones de conducta. Lo que solía ser normal, se ha vuelto una prisión de la cual no han podido escapar.

Los primeros 30 días cumplen un objetivo específico, recargar tu tanque de autoestima.Shutterstock

Levantarse tarde sin razón alguna, dejar para mañana lo que pueden hacer hoy, romper sus promesas y no prestarle atención a su apariencia se ha vuelto un hábito en sus vidas, al punto en que romperlo se siente como terminar una relación de pareja tóxica.

Sabiendo que deben hacerlo, les cuesta.

Reinventarse, soltar las cadenas y crear un mejor futuro es un paso al que tememos. Muchos piensan no merecerlo. Su realidad es su identidad.

Transformar el presente es un proceso que con facilidad pudiera tomar seis meses. Intentar correr sin antes haber aprendido a caminar es la manera más rápida de lesionarse.

Los primeros 30 días cumplen un objetivo específico, recargar tu tanque de autoestima. Recuperar la energía necesaria para poder conducir nuestra vida a un mejor lugar. Creer que para nosotros puede haber un nuevo normal.

Este es tu plan detallado para los próximos 30 días de reinvención radical.

Día 1. Limpia tu cuarto.

Día 2. Limpia tu laptop.

Día 3. Limpia tu teléfono.

Día 4. Limpia tu vehículo.

Día 5. Limpia el resto de tu hogar.

Día 6. Limpia tu nevera.

Día 7. Revisa que todo se mantenga limpio.

Esta primera semana despejamos el camino. Una vida en desorden no le permite acceso a la reinvención. Mantén esta rutina de limpieza por los 23 días.

Día 8. Descarga la app 'Screen time' y revisa cuántas horas al día pasas en redes sociales.

Día 9. Establece un temporizador en la app de máximo 90 minutos en redes.

Día 10. Reduce el temporizador a 70 minutos.

Día 11. Redúcelo a 60 minutos.

Día 12. Redúcelo a 40 minutos.

Día 13. Redúcelo a 30 minutos.

Día 14. Mantente en un máximo de 30 minutos. Sigue haciendo esto por los próximos 15 días.

Esta segunda semana reducimos tu ansiedad. La manera más directa de eliminar obstáculos emocionales en nuestro camino de reinvención es acortar nuestro tiempo frente a una pantalla haciendo nada. En especial deslizando sin sentido en una red social.

Día 15. Compra una agenda física.

Día 16. Escribe lo que vas a hacer este día al detalle, antes de irte a dormir.

Día 17. Cumple tu agenda este día sin desviaciones. Escríbela de nuevo antes de dormir.

Día 18. Repite el día 17.

Día 19. Repite el día 17.

Día 20. Repite el día 17.

Día 21. Repite el día 17.

Esta tercera semana buscamos tener dominio sobre el día, renunciar a reaccionar a las demandas de otro y experimentar lo que se siente decidir en nuestra vida.

Día 22. Toma un vaso de agua al despertar mientras mantienes el día 17 en estos últimos 7 días.

Día 23. Toma un vaso de agua al despertar y uno antes de cada comida.

Día 24. Saca la comida chatarra de tu nevera.

Día 25. Pésate o mide tu estómago con una cinta métrica.

Día 26. Visita a un nutricionista con esta información en busca de un plan de alimentación.

Día 27. Haz el mercado de los próximos 7 días de acuerdo con el plan.

Día 28. Inscríbete en un gimnasio.

Esta semana aprendimos a valorar nuestro cuerpo. La autodestrucción a la que nos guía una mala nutrición está enfermando al mundo. Cambiar el reflejo en el espejo es la manera en que alteramos nuestra percepción sobre lo que es posible.

Día 29. Escribe el futuro en el que deseas vivir. Ahora tienes la convicción necesaria para hacerlo.

Crear un nuevo normal, no es normal. La persona promedio seguirá atada a su vieja manera de pensar. El creer que no puede lograr nada, el vivir sin propósito y el permitirse pisotear.

Reinventarse suena fácil, no lo es. Es un proceso diario que se sentirá como una batalla entre dos ejércitos. El que busca esclavizarte y el que busca liberarte.

Día 30. Es hora de tomar bandos.