17 de Sep de 2021

Cultura

'Tenemos más avances en el manejo de patologías ginecológicas'

Roberto Epifanio Malpassi, ginecólogo obstetra y especialista en reproducción asistida comparte sus logros, sus proyectos y sobre todo cómo visualiza el futuro de su especialidad a propósito de la crisis mundial por la pandemia

El doctor Roberto también ha sido galardonado como miembro de honor de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología.Cortesía
Recientemente fue nombrado “Maestro Latinoamericano de Endocrinología Ginecológica”.Cortesía

Ayudar a las parejas a cumplir su deseo de ser padres, además de velar por la salud de las mujeres, son los principales lemas de vida y propósitos de Roberto Epifanio Malpassi, ginecólogo obstetra con una subespecialidad en infertilidad, endocrinología reproductiva y reproducción humana. “En el ámbito profesional, creo que escogí la mejor carrera, porque me permite ayudar a través de una situación o momento que será trascendente para toda la vida de una pareja: formar la familia”, describió a La Estrella de Panamá, este galeno panameño, también fundador y director de The Fertile Group, una clínica dedicada completamente al cuidado de la mujer, con especial atención en temas reproductivos. Su desempeño como ginecólogo y especialista en reproducción asistida lo ha llevado a ser miembro activo de prestigiosas sociedades de la comunidad científica nacional e internacional y a recibir diversos galardones. Recientemente fue nombrado como Maestro Latinoamericano de Endocrinología Ginecológica (ALEG), un reconocimiento sobre el cual dijo sentirse muy orgulloso: “Es un verdadero honor y orgullo, pero sobre todo y creo que lo más importante, es que se convierte en una motivación, que nos afianza la idea de continuar la senda ya trazada”. El especialista quien fue además presidente de la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología (SPOG) 2017- 2019, compartió que el empeño que ha puesto en su carrera le ha traído anécdotas gratificantes al convertirse en parte de la experiencia que hace posible que muchas familias logren cristalizar el deseo de constituir un hogar con hijos. En esta entrevista, el médico comparte sus óptica en torno al compromiso de su carrera, sus proyectos y sobre todo cómo visualiza el futuro de la especialidad a propósito de la crisis mundial por la pandemia.

Recientemente fue nombrado Maestro Latinoamericano de Endocrinología Ginecológica (ALEG), ¿qué significado tiene para usted esta distinción?

La verdad, es que me agarró de sorpresa. Luego de 15 años de trabajar en Panamá, recibir una distinción desde afuera, como la otorgada por la Asociación Latinoamericana de Ginecología Endocrinológica (ALEG) es un verdadero honor y orgullo, pero sobre todo y creo que lo más importante, es que se convierte en una motivación, que nos afianza la idea de continuar la senda ya trazada.

En su haber posee otras distinciones, ¿cuál de todas tiene más significado para usted?

La Sociedad Cubana de Ginecología y Obstetricia, hace muchos años, me nombró miembro honorario; así como la Sociedad Dominicana de Ginecología y Obstetricia. Todas esas distinciones son importantes, han llegado en momentos diferentes de mi vida y tienen significados únicos por lo que representan en cada una de esas etapas.

Ha laborado en otras instituciones fuera del país, ¿cómo ve la medicina panameña en comparación con otras latitudes?

Desde el ámbito de la infertilidad, endocrinología reproductiva y medicina reproductiva, estamos muy avanzados y puedo decir que somos líderes en la región, lo cual nos enorgullece porque hemos podido brindar nuestros conocimientos y aportar en el crecimiento del sector.

¿Por qué decide estudiar medicina en México y luego en Europa?

Estudiar medicina en México fue circunstancial. Me gradué de la secundaria durante la invasión y ante la incógnita del inicio de clases en universidades y teniendo a un hermano que ya estudiaba en Guadalajara, México decidí lanzarme hasta allá para estudiar la carrera, lo que posteriormente me permitió fácilmente migrar a España para especializarme en infertilidad, endocrinología reproductiva y reproducción humana.

¿A quién atiende un ginecólogo endocrinólogo?

A toda mujer que padezca de trastornos hormonales, en especial de aquellos que afecten su deseo reproductivo o su vida normal.

Si hablamos de la menopausia, ¿cómo debe enfrentar la mujer esta etapa de su vida?

La menopausia es una etapa de la mujer y debe manejarse como algo fisiológico y normal. Los médicos debemos prevenir las alteraciones que pueda ocasionar la disminución hormonal a nivel de hueso, masa muscular y demás alteraciones; pero sobre todo manejar también los problemas que aumentan durante ese período.

¿Qué destacaría de los avances para tratar el cáncer en el sistema reproductor femenino?

Probablemente los avances más importantes se relacionan con la prevención e identificación de mujeres en riesgo, como lo que ahora se puede realizar con evaluación genética de mutaciones.

Desde su experiencia ¿cómo ha evolucionado el campo de la ginecología?

Cada día, tenemos más y mejores avances en el manejo de patologías ginecológicas, sobre todo, los pacientes cuentan con resultados iguales a los que se consiguen en centros de primer mundo. Pongo de ejemplo, el campo de la infertilidad. A mi llegada a Panamá, muchas pacientes migraban a Estados Unidos para resolver sus problemas reproductivos. Hoy podemos decir que son pocas las parejas que van al extranjero, porque encuentran solución a sus problemas de forma local.

¿Qué cosas han cambiado con la pandemia?

Más que cambiar, deberíamos hablar de una alteración en la atención por las restricciones de circulación. Ahora, tenemos que ponernos al día y lo más preocupante es meterle el acelerador en caso de encontrar problemas malignos.

¿Cuáles son las principales urgencias que han tenido que atender en estas circunstancias?

Embarazos ectópicos (fuera del sitio usual), ya que por restricciones de movilidad se distanciaron las atenciones y al encontrar la situación más tardíamente, había que actuar más rápido, por su gravedad y el peligro que esta condición representa para la vida de la mujer.

Parece que la atención ginecológica requiere de una mayor intimidad para la paciente. ¿Esto se puede ver alterado con la telemedicina?

La atención ginecológica, en su mayoría es historia clínica, interrogatorio y más que nada aclarar dudas. Se complementa con el examen ginecológico y controles rutinarios como la citología, que sí pueden ser diferidos un tiempo pero no siempre. Con la telemedicina hemos resuelto la primera parte de la historia clínica, interrogatorio y resolver dudas del paciente; sin embargo, la parte del examen físico no ha sido factible y, al disminuir las restricciones de movilidad hemos tenido que redoblar esfuerzos para completar las mismas.

Hoy, ¿cómo ve el futuro de esta especialidad?

Prometedor, esperanzador y sobre todo de amplia cobertura para la mujer panameña, y para un idealista como yo, ojalá abarque a la mayoría de las mujeres que lo requieran.

¿Cuáles son las estrategias más eficientes para reducir los riesgos?

Control anual y explicar a la pacientes síntomas de posibles alteraciones para que ellas vigilen y acudan en caso de sospechar que algo no está bien.

¿Qué es lo que más valora de su trabajo?

Ayudar, es la mayor satisfacción que puedo tener como ser humano y profesional de la medicina.

¿Cuáles son los proyectos a futuro tomando en consideración la pandemia?

A pesar de la pandemia, hemos apostado por la experiencia y el buen manejo que nos caracteriza. Por tanto, seguimos adelante e hicimos realidad un proyecto de vida llamado 'The Fertile Group', un centro especializado en el cuidado de la mujer con énfasis en infertilidad, endocrinología reproductiva y reproducción humana, localizado en los nuevos Consultorios Médicos Town Center, en Costa del Este. Este centro cuenta con todas las adecuaciones, incluyendo equipo tecnológicos y de laboratorio, alineado con los más recientes avances en reproducción humana, que junto a un equipo de profesionales está listo para brindar un manejo completo de la salud de la mujer con cualquier tipo de patología ginecológica.