Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Destino Estrella

Termas romanas de Bath

La duración de una visita promedio es de una hora y media a dos. Los turistas recibirán el apoyo de un audioguía, que está disponible en diferentes idiomas

¡Las termas romanas de Bath son prueba contundente de que los romanos ¡sabían vivir! Estas aguas termales se encuentran en la ciudad de Bath, que es parte del condado de Somerset en Inglaterra. Fueron olvidadas por muchos años, ya que se construyeron sobre el antiguo baño y templo romano, hasta que hace más de 100 años fueron redescubiertas por casualidad y luego restauradas. Con más de 2,000 años de historia, este sitio es Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Termas romanas de BathUrsula Kiener

¿Cómo visitar el lugar?

Las termas romanas de Bath abren todos los días (excepto el 25 y 26 de diciembre). El horario de apertura varía según la temporada, por lo que es recomendable revisar el sitio web antes de ir. Abren a las 9:30 a.m. de noviembre a febrero, mientras que el resto de año abren a las 9:00 a.m. Lo más temprano que cierran es a las 5:00 p.m., mientras que en verano pueden cerrar a las 9:00 p.m.

Bath queda en el oeste de Inglaterra, a 160 kilómetros (100 millas) de Londres o 16 kilómetros (10 millas) de Bristol. Se puede ir en tren rápido desde Paddington. La estación Waterloo en Londres tiene trenes más lentos y económicos. Debes bajarte en la estación llamada “Bath Spa”. Ir en bus es otra opción económica. Aquellos que alquilan carro en Londres podrán llegar en dos horas y media tomando la M5 y M4. Queda a unos 45 minutos de Stonehenge.

Vale la pena quedarse en un hotel en Bath o un hotel en Bristol, ya que ambas ciudades son bastante atractivas. Muchos viajeros optan por tomar un tour de día completo desde Londres. Debido a su gran popularidad, es recomendable comprar el boleto en línea durante la temporada alta. Para evitar las multitudes, se sugiere ir temprano o al final de la tarde. Una estadía promedio puede demorar entre una hora y media a dos horas. Los visitantes recibirán una audioguía que está disponible en muchos idiomas.

Rey Bladud

Estas aguas termales en Bath fueron empleadas como un centro de adoración de los celtas. Se cree que fueron establecidas por Bladud o Blaiddyd, un legendario rey de los británicos. Él fue enviado a estudiar en Atenas, donde contrajo la lepra. A su regreso fue hecho prisionero, pero se escapó y se escondió lejos. Consiguió trabajo cuidando puercos en Swainswick, cerca de lo que luego sería Bath. Notó que en el invierno sus puercos iban a un lugar para bañarse en lodo caliente. Esos puercos no sufrían de enfermedades de la piel como los otros. Decidió seguir su ejemplo y vio cómo se curó su lepra.

Termas romanas de Bath

Regresó donde su padre para asumir su posición real. No obstante, fundó Bath para que otras personas pudieran aprovechar los beneficios de las aguas termales. Hay una estatua del rey Bladud en las termas romanas de Bath, y aunque se dice que es de 1699, también se cree que fue hecha antes.

Él dedicó las termales a la diosa Sulis, nombre que siguió en uso cuando llegaron los romanos que nombraron el pueblo “Aquae Sulis”. Ellos cambiaron el nombre de la diosa de Sulis a Minerva.

Uso romano

El uso de las aguas termales en los tiempos romanos, data de la época del emperador Claudius, que empleó estacas de roble para crear una fundación y rodeó el manantial con piedras.

En el siglo II fue encerrado dentro de un edificio con bóveda de cañón de madera. El complejo siguió desarrollándose por los próximos 300 años, cuando se construyó un techo arqueado sobre el gran baño, mientras el templo permaneció al aire libre. Las cuatro columnas que soportaban el frontón de la cabeza de Gorgona, están exhibidas en el museo.

La fuente sagrada y un sofisticado sistema de drenaje impedía la acumulación de sedimentos, permitiendo que el agua fluyera a través de los baños.

Termas romanas de Bath

Se encontraron maldiciones, monedas, joyería y vasos que están exhibidos. Las maldiciones mayormente exigían venganza por injusticias. Las tabletas de maldición que se escribieron para Sulis Minerva son parte del Registro de la Memoria del Mundo de la Unesco, cuyo objetivo es preservar el patrimonio documental en todo el mundo.

Uso posromano

Durante la era victoriana, una nueva generación dio uso al lugar y la creencia de que las aguas tenían propiedades curativas continuó. Por lo tanto, las personas se bañaban y bebían en el baño del rey y de la reina.

El baño de la reina fue construido en 1576 para extender las facilidades y proporcionar aguas más frías. Debe su nombre a las visitas hechas por la reina Ana de Dinamarca en 1613 y 1615.

El agua que se bebe viene de un hueco nuevo que se hundió en 1982, por lo tanto es limpia y segura. Puedes probarla, contiene 43 minerales (que están detallados en una pared) al finalizar el tour de las termas. En el recorrido, una de las muchachas nos recomendó probar el agua, pero nos hizo la advertencia de que no tenía buen sabor. ¡Ella tenía razón! Es bastante desagradable y caliente, pero tiene beneficios medicinales.

El Pump Room

El Pump Room se encuentra junto a las termas romanas de Bath. Fue construido en 1706 para separar a la clase alta de la baja.

Los ricos tomaban agua en una hermosa fuente de mármol. Hoy día es un restaurante que tiene música en vivo desde 1706. Major Charles Davis, el topógrafo y arquitecto de la ciudad, estaba preocupado por una filtración en el baño del rey. En la reparación descubrió mosaicos romanos, cerámica y plomo.

Las excavaciones comenzaron en 1878, continuando en 1900, cuando se halló la mayoría de las termas romanas de Bath. En 1885 se demolió el baño de la reina, y fue descubierto un baño romano en forma circular.

Las termas romanas de Bath se abrieron al público en 1883. En 1895 se descubrió el templo y parte del altar de sacrificio.

Termas romanas de Bath

El spa se abrió en la era victoriana y fue utilizado por más de 100,000 personas en 1890. Se hacían una variedad de tratamientos que supuestamente curaban todos los males. Este spa cerró en 1976, pero es posible bañarse en otras aguas termales en Bath.