21 de Feb de 2020

Farándula

“Valió la pena” esperar un día a Marc Anthony

Fue una noche llena de mucho sabor y romance.

A pesar de que los fanáticos del cantante estadounidense Marc Anthony tuvieron que esperar ansiosos un día más para poder deleitarse con su música, pues el show estaba programado para el 3 de septiembre pero se pospuso debido a quebrantos de salud del artista, cuando el espectáculo comenzó, de inmediato el mal rato de la espera quedó en el pasado y empezó una verdadera rumba, llena de sorpresas.

La noche fue muy entretenida: una perfecta mezcla de salsa, pasando por el bolero, la balada y el pop, hizo gozar a los asistentes al evento, que no pararon de bailar y cantar en toda la jornada, incluso con la corta, pero dinámica y entretenida participación de los artistas invitados, que hicieron un espectáculo alternado .

ARTISTAS INVITADOS

A eso de las 9:07 de la noche abría el concierto el chiricano Manuel Arauz, interpretando ‘Aparentemente' y ‘Tú me vuelves loco', dos clásicos de la salsa sensual. Luego, llegaba el turno para su tocayo Manuel Corredera, quien sorprendió a los asistentes con su más reciente tema inédito, ‘Mia'.

La colonense Lucely Ibarra fue otra de las cantantes del patio que dijo presente y su interpretación de ‘Sedúceme' le arrancó los aplausos a los presentes.

Seguidamente aparecía sobre el escenario el peruano Jair Muro, con su tema promocional, una reinterpretación en salsa de la balada ‘12 rosas'.

Corredera, Arauz y Lucely siguieron alternando sus voces para culminar a las 9:40 el tributo a la salsa romántica, que sirvió de intro para la velada.

SABOR Y ROMANCE

Luego de una hora de música de fondo, a las 10:47 el sonido de una guitarra y un juego de luces que salían desde el escenario y se proyectaban hasta el cielo, anunciaban la llegada de Marc Anthony, quien apareció en escena con su acostumbrado vestuario casual, compuesto por lentes oscuros, jeans, una camiseta blanca y un jacket negro, interpretando su éxito ‘Valió la pena'. Desde ese momento, el público se puso de pie para nunca más tomar asiento.

La Plaza Figali, donde no cabía el clásico alfiler, estaba a punto de reventar. Y Marc con tono de voz un poco más suave de lo acostumbrado al momento de cantar, hacía su mejor esfuerzo por dirigir la orquesta, mover su cintura al son de la música y pedir palmas y coro a los asistentes.

‘Y hubo alguien' fue su segundo tema. Del suelo y el techo del escenario en forma de gradas, emanaba un juego de luces coloridas. Las tres pantallas del fondo servían para proyectar la imagen del artista, donde se centraba la vista de aquellos alejados de la tarima, para no perderle la pista a cada movimiento del cantante.

‘Hasta ayer' fue el tema donde Marc empezó a darles paso a sus músicos para que demostraran sus talentos.

Las tonadas de una guitarra hacían el intro instrumental del tema. Luego del coro a capela con sus seguidores, un solo de trompeta entusiasmaba a los presentes; no obstante, fue la interpretación solitaria del violinista, la que le arrancó los gritos eufóricos al público y una venia al propio cantante.

AGRADECE LA ESPERA

Marc Anthony aprovechó para saludar a su público y agradecerle por ir a verlo. ‘Gracias por darme otra oportunidad de estar con ustedes... No sé lo que hayan oído... lo importante es que vine a cumplir con mi gente y darle las gracias' dijo el salsero, exhortándoles que ‘pare de inventos por ahí…esta noche vamos a cantar de todo'. Y así dio paso a su éxito ‘Flor pálida', mientras recibía un ramo de rosas de una de sus fanáticas.

Uno de los momentos álgidos ocurrió durante el tema ‘Contra la corriente', cuando el baterista y timbalero del cantante interpretó un solo con sus instrumentos durante más de dos minutos.

Un Marc empapado en sudor y ya sin chaqueta, también intentaba hacer lo suyo con la batería, pero al final lanzó al escenario las baquetas, rindiéndose y celebrando el talento de su músico.

La noche parecía joven y Marc Anthony lanzaba ahora su repertorio romántico para complacer a los asistentes.

Su reciente sencillo ‘Abrázame muy fuerte', la versión balada de ‘Ahora quién' y la canción ‘¿Y cómo es él?' fueron algunos de los éxitos que el público cantaba al unísono con el cantante de ascendencia boricua, mientras le tocaba el turno del solo a la guitarra eléctrica.

El tema ‘Vivir lo nuestro', que fue uno de los que catapultó al estrellato a Marc Anthony, puso a retumbar la Plaza Figali con un coro entusiasta que lo ovacionaba; al tiempo que una bandera panameña aparecía en el escenario, luego que una de las seguidoras se la regalara al artista.

PUSO A VIBRAR A SUS FANÁTICOS

Un Marc Anthony no tan dinámico y explosivo como se le ve habitualmente (moviéndose por todo el escenario), puso a vibrar a sus fanáticos, quienes todo el tiempo pedían alguno de sus inagotables hits, que el cantante no alcanzaría a interpretar en una sola noche.

Los presentes, de todas las edades y nacionalidades, no paraban de cantar, reír, gritar y bailar (hasta donde el reducido espacio entre las mesas lo permitía); mientras el artista demostraba sus dotes de cantante, músico, director de orquesta e incluso bailarín.

Otros temas especiales de la noche fueron ‘Estoy enamorado', ‘Qué precio tiene el cielo' y ‘Te conozco bien'.

Antes de cantar ‘Mi gente', del fallecido cantante Héctor Lavoe, un agradecido y emocionado Marc Anthony anunciaba su retirada, y así se acercaba el momento que nadie quería, mientras las pantallas del fondo ilustraban el tema con las banderas de los países latinoamericanos.

La gente aclamaba a Marc y le pedía con gritos y aplausos ‘otra'. Entonces, entre ovaciones, el cantante aparecía nuevamente ante sus seguidores, con sus temas ‘Tu amor me hace bien' y ‘Vivir mi vida', que serían los últimos de su presentación de una hora 33 minutos en Panamá, la cual dejó contentas y satisfechos a sus seguidores, pero con ganas de más.

La próxima parada del Marc Anthony Tour 2015 será la ciudad de Cali en Colombia.