Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Gastronomía

Menú de temporada alusivo al mar

PF Chang presentó la cartilla Seaside Menu, enfocada en mariscos y que estará disponible por tiempo limitado

Siempre hay una buena excusa para deleitar el paladar con frutos del mar. Y los ejecutivos de la colección de restaurantes de comida asiática P.F. Chang’s están conscientes de ello.Precisamente hace poco el ambigú de Panamá (existen 255 alrededor del mundo) lanzó el nuevo menú de temporada inspirado en lo mejor del mar.Una entrada, una ensalada, cuatro platos fuertes, un postre y dos cocteles conforman la cartilla de Seaside Menu, la cual fue creada por Phillip Chiang, co-fundador de la marca, y su equipo en Estados Unidos. Mauricio Muñoz, gerente de mercadeo de Enjoy Group (grupo administrador de P.F. Chang’s a nivel global), señaló que el motivo de realizar este nuevo menú era el de complacer a sus clientes amantes de los frutos del mar, en especial por la época veraniega que vive el país, además de ofrecer con anticipación una carta que se ajusta perfectamente a las opciones tradicionales que se consumen en Semana Santa.

Muñoz resalta que para la preparación de los diferentes platillos se mantiene la frescura y la técnica artesanal, donde los platos son elaborados al momento, lo cual diferencia a P.F. Chang’s de las ‘cadenas’ de restaurantes.

EXPLOSIÓN DE SABORES

Sean Wagner, director regional de P.F. Chang’s Centroamérica resaltó que el Seaside Menu contará con la utilización de atractivos ingredientes como chutney, vino Mirin, pera, hinojo, miso y siracha, todos originarios de la región asiática, utilizados en combinaciones que prometen encantar los paladares de los comensales.Además, indicó que la carta estará disponible por tiempo limitado a partir del 16 de marzo hasta el 30 de abril.

Ante nosotros desfilaban una a una las propuestas del nuevo menú y era muy difícil descubrir qué platillo se llevaba el premio al mejor de la carta, incluso ocurrió con los dos cocteles especializadosde la cartilla. El vietnamese prawn rolls es una entrada que combina los sabores de Vietnam y se come como un taco, pero envolviéndolo en la hoja de lechuga con que viene emplatado. Su sabor agridulce va muy bien con la sangría blanca con toque tropical, que también hace parte del menú.

La carta cuenta con una ensalada, la seared ahí de tuna con wasabi guacamole, que se come mezclando un poco de cada ingrediente, para así lograr un contraste interesante y arriesgado entre sabores picantes y ácidos.

Las opciones de plato fuerte constan del pad thai shrimp, que combina camarones, cebolla roja caramelizada, maní, huevo y fideos de arroz, entre otros, que resultan en una mezcla agridulce con un toque picante.

Seguía el miso salmón, un platillo jugoso, marinado con miso y servido con baby bok choy en caldo dashi. Una delicia japonesa que combinaba perfectamente con el segundo coctel del menú, el ‘cherry cosmo’, una versión más dulce del ‘cosmopolitan’ popular.

Luego nos dejamos provocar por el plato chino más tradicional del menú, simple, pero lleno de sabores: ‘ma la shrimp’, que combina camarones, habichuelas y la salsa kung pao, con un toque ligeramente picante y agridulce.

La opción que cerró los platos fuertes fue el grilled pineapple citrus fish, que también es la más saludable. Se sirve sobre una cama de arroz y vegetales. También se debe procurar incorporar todos los componentes en un bocado para la explosión de sabores.

Y finalmente, el broche de oro de la degustación fue el ginger panna cotta, un postre de consistencia gelatinosa, hecho a base de jengibre, con salsa de fresa y decorado con hierbabuena fresca.