Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Gastronomía

Frescos rosados de Provence

Chateau de Berne presentó sus propuestas de estos clásicos del sur, en la residencia del embajador de Francia. Una velada para disfrutar de la vida en rosa

Pascal Bony tiene poco más de un año en Panamá y a lo largo de este tiempo ha estado observando el mercado panameño para llegar al punto de lanzar los vinos rosados de Provence que ofrece Chateau de Berne.

‘Hemos comenzado hace poco a establecer nuestros clientes: restaurantes y hoteles, dando a conocer nuestros vinos rosados', dice Bony, en entrevista a La Estrella de Panamá durante el lanzamiento de Chateau de Berne en la residencia de Francia.

‘Estamos lanzando tres vinos esta noche, tendremos cuatro, pero lo lanzaremos un poco después', comenta.

En el salón principal, dos estaciones ofrecen Emotion e Inspiration, mientras que en la terraza, en el exterior, está disponible a los invitados Esprit mediterranée. Sus botellas tienen formas estilizadas y etiquetas, si no impresiones sobre la propia botella, llamativas y modernas, sin embargo, no se trata de un producto de moda. Se trata de vinos rosados de Provence, muy tradicionales de la región y que debido a su cercanía con el mediterráneo ,son productos muy ligeros y cuya demanda crece durante el verano.

‘Un vino rosado de Provence es una mezcla, de mínimo tres uvas, usualmente shiraz, garnacha y una uva muy conocida en Provence que se llama sinsault', explica Bony. La sinsault, uva endémica de La Provence ofrece una personalidad única a estos vinos, pero es la garnacha, uva que no pierde acidez, ni siquiera en los cálidos veranos provenzales, la que le otorga su personalidad. Algunas mezclas incluyen carignan y mourvedre.

Los vinos rosados ocupan entre el 60 y 70% de la producción de vinos de la Provence, Se caracterizan por sus aromas a frutos rojos y una acidez muy fresca. Su color varía entre rosa, salmón o durazno muy pálido, logrados con un menor contacto durante la fermentación, del mosto con los hollejos. Estos colores sutiles han sido replicados en los últimos años por rosados de otras latitudes.

Sobre los vinos que presenta Chateau de Berne, Bony cuenta que están elaborados con las tres principales uvas, —shiraz, garnacha y sinsault—. ‘La diferencia entre uno y otro, la da el factor viñedo. Nuestro vino de más alta gama, proviene del viñedo que está en el corazón de la finca, en el chateau', destaca Bony.

Del corazón del chateau proviene el mejor vino y el que más complejidad tiene. Sus viñedos son más antiguos y provienen de una región limitada con las mejores cualidades. ‘El microterroir tiene mucha influencia en la uva y su comportamiento en la mezcla', dice Bony.

En los vinos de una gama menor, las uvas pueden provenir incluso fuera de la finca, sin embargo deben provenir de la misma región para cumplir con los requisitos de su denominación de origen y poder ser llamado un Cotes de Provence.

En el caso de Esprit méditerranée, aunque es un rosado tipo provence, este corresponde a la región mediterránea y en su ensamblaje habrá cabernet sauvignon y un poco de merlot, además de las shiraz, garnacha y sinsault.

‘Y, cada persona tiene su preferencia, son vinos realmente frescos, afrutados, con acidez, bien equilibrados y maridan bien con la comida', destaca Bony. Son vinos que se pueden tomar en la piscina, en la playa, en casa, para compartir y almorzar. ‘Van muy bien con comida ligera, comida ligera, mediterránea: una ensalada, una pizza, pollo, y también con comida asiática.

Incluso pueden tomarse con hielo, al borde de la piscina. A esos vinos se les llama Rosé piscine. ‘Esto se hace mucho en el Mediterráneo y como el clima es muy parecido, en esta zona, pensamos que puede funcionar muy bien. Pero no lo hagan con un tinto', advierte.

‘Me alegra tener una mayor oferta de vinos franceses, los vinos franceses se miran como unos vinos muy elitistas, muy caros y tenemos este distribuidor que traen una variedad de vinos para todos los gustos. El rosado en particular es un vino bastante democrático que puede elevarse a altas esferas y tomarse en ocasiones muy informales', dijo el embajador francés en Panamá, Brice Roquefeuil.

‘Chateau de Berne es una propiedad muy importante y muy tradicional de Provence, aunque su dueño no es francés', comentó Roquefeuil sobre Chateau de Berne, que cuenta con un hotel 5 estrellas y un restaurante con una estrella Michelin. ‘Además, los vinos rosados son los más consumidos por los franceses', concluyó.

‘El rosado en particular es un vino bastante democrático que puede elevarse a altas esferas y tomarse en ocasiones muy informales',

BRICE ROQUEFEUIL

EMBAJADOR DE FRANCIA EN PANAMÁ

NOTAS DE CATA

Inspiration

Color: rosado intenso

Nariz: floral, limpio, frutos rojos frescos y luego, hierbas y flores.

Boca: Acidez brillante, una textura rica y final seco. Notas de fresa, albahaca, tomillo y lavanda.

Emotion

Color: rosa muy pálido

Nariz: floral, con presencia de frutas como pera y naranja.

Acidez vibrante, muy frutal con notas de pera y frambuesas

Esprit meditérranée

Color: rosa pálido

Nariz: notas de frutas veraniegas combinadas con frambuesa y fresa

Boca: franco y redondo, balanceado y con un final largo.