06 de Oct de 2022

Gastronomía

Es falso que McDonald's perdiera un juicio contra el chef Jamie Oliver

La compañía retiró hace 10 años un derivado cárnico que utilizaba en sus productos tras críticas de Oliver, pero publicaciones virales han reciclado partes de esa noticia para inventarse un juicio ficticio

Es falso que McDonald's perdiera un juicio contra el chef Jamie Oliver
Vista del logo de la cadena McDonald's, en una fotografía de archivo.EFE

No existe una demanda del chef Jamie Oliver contra McDonald's por vender hamburguesas “nocivas”. La compañía retiró hace 10 años un derivado cárnico que utilizaba en sus productos tras críticas de Oliver, pero publicaciones virales han reciclado partes de esa noticia para inventarse un juicio ficticio.

EFE Verifica recibió una consulta en su canal de WhatsApp sobre una publicación que asegura que el cocinero británico derrotó a la compañía al demostrar que sus alimentos “no son aptos para ser ingeridos porque son altamente tóxicos” y “las partes grasas de la carne se lavan con hidrógeno amoniacal”.

“Estamos hablando de carne que se vendería como comida para perros y después de este proceso se sirve a los humanos”, dijo Oliver según los mensajes, que también se han viralizado en Facebook y Twitter con decenas de miles de reacciones.

Los internautas lamentan además que las sustancias “a base de hidrógeno de amonio” se consideren “componentes legales en el proceso de producción” con la “bendición” de las autoridades sanitarias de todo el mundo.

Hechos: No hay pruebas de que haya existido una demanda por parte del chef contra la compañía de restauración, pero sí que hubo una polémica hace 10 años por un derivado cárnico de Mcdonald's muy criticado por Oliver y que la empresa terminó retirando de su cadena de producción.

El cocinero presentó entre 2010 y 2011 un programa en la cadena ABC llamado 'Food Revolution', que intentaba cambiar los menús poco saludables de escuelas y buscaba cómo combatir la obesidad de los estadounidenses.

En un capítulo, Oliver recreaba en la cocina cómo se hacía el pink-slime o “mugre rosa” que llevaban las hamburguesas de Mcdonald's, un derivado cárnico hecho a partir de restos de carne, que se calientan y se centrifugan y finalmente se rocían con hidróxido de amonio contra las bacterias.

En su “experimento” mostraba a varias familias cómo cogía restos de carne de res, los centrifugaba en una lavadora y rociaba el resultado con amoníaco. El capítulo formó parte de una oleada de reacciones durante todo ese año, con asociaciones de padres que pidieron prohibirlo e incluso reclamos por parte de congresistas.

Meses después de la polémica, Mcdonald's anunció a principios de 2012 en un comunicado que había retirado el producto y que lo había dejado de usar desde agosto de 2011. En su página actual reiteran que no lo incluyen en ninguno de sus productos.