La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Mia Voces Activas

‘Los políticos no son de otro planeta, son producto de esta sociedad'

Yamileth Araúz de Blandón revela detalles de su esposo, José Isabel Blandón. Conversa sobre educación sexual y religión. Además, define la función del despacho de una primera dama

‘Los políticos no son de otro planeta, son producto de esta sociedad'

Yamileth Araúz de Blandón, una mujer que apuña la honestidad y el trabajo como los principales valores familiares, sopesa que ‘creer siempre en las personas' es su principal debilidad. Discreta y afable, no es solo la esposa de José Isabel Blandón Figueroa, candidato a la Presidencia de la República, es una dama que ha pasado por situaciones complejas, una madre que busca legar valores a sus hijos. Se define como una interiorana, amiga y trabajadora que se hizo profesional ‘gracias al esfuerzo de sus padres, como ocurre en muchas otras familias del interior'. No duda del valor de la función de la primera dama. Sin embargo, recalca que este ha sido mal interpretado, pues ‘le suman competencias que no tiene. Yo veo a una primera dama ayudando para que los ministerios que ya tienen un rol puedan desempeñarlo'. Mientras se prepara para conversar con ‘Café Estrella', muestra su lado jovial, una voz firme y opiniones precisas. Con discreción, pero sin reservas de palabras, revela detalles de su vida, su esposo y su familia.

¿QUIÉN ES YAMILETH ARAÚZ DE BLANDÓN?

Una mujer del interior que estudió la carrera de abogada. Vivir en el interior le da a uno un toque especial: el de abrir siempre las puertas de tu casa. Así soy yo, esa es Yamileth, abro siempre las puertas de mi casa.

¿CÓMO ES SU ANDAR FUERA DE LA POLÍTICA?

Lo que ves es lo que es, dentro y fuera de la política.

¿ES TESTIGO DE CONVERSACIONES POLÍTICAS?

Sí, de muchas, y de lo duro que es este mundo.

¿HA SACRIFICADO SU VIDA FAMILIAR POR ‘ESTE MUNDO'?

He sacrificado tiempo con los niños. Cuando tienes niños pequeños, todo pasa muy rápido y te pierdes muchas etapas. De un momento a otro dejan de ser bebés. La más chiquita va a cumplir 11 años. Ya no habla ni actúa como bebé, pero para mí lo sigue siendo. A veces cuesta mucho que, por ejemplo, ella me pida ir al cine y yo estoy tan cansada que no puedo ir. O si vemos una película juntas, me quedo dormida. Creo que esos momentos no vuelven y es lo más duro de estar en la política, pero al final ellos saben que para todo en la vida uno tiene que hacer sacrificios.

¿QUÉ PASARÍA SI EN LUGAR DE SU ESPOSO USTED FUERA LA CANDIDATA A LA SILLA PRESIDENCIAL?

No lo veo. Creo que para ser presidente tienes que prepararte. Todo trabajo en la vida necesita preparación y si alguien se ha preparado para ser mandatario es mi esposo, y yo lo apoyo.

¿LE GUSTARÍA QUE SUS HIJOS INCURSIONARAN EN LA POLÍTICA?

Me gustaría que ellos fueran lo que quisieran ser; si no quieren ser políticos, que no lo sean. Que elijan la profesión donde se sientan cómodos y cómodas, pero que lo hagan con vocación, esfuerzo y amor, como lo hace su padre.

¿SE HAN LAMENTADO ELLOS DE QUE SU PADRE SEA UNA FIGURA PÚBLICA?

Yo creo que al final son los niños los que más sufren, porque no entienden cómo se puede hablar de los políticos sabiendo y conociendo ellos que su papá tiene un compromiso con el país. No creo que se han lamentado, lo entienden y saben que por encima del tiempo que ellos quisieran pasar con su padre, él tiene un compromiso con este país.

COMO MADRE, ¿CUÁL ES LA EDUCACIÓN SEXUAL QUE LE HA DADO EN EL HOGAR A SUS NIÑOS?

En cualquier sociedad, la base es la familia; si la familia no da esa primera educación, no importa lo que digan, en la calle no va a funcionar, porque a quien tú respetas y crees es a tu mamá y a tu papá. Lo que ha faltado en la sociedad panameña es educar a los padres sobre cómo hablarles a sus hijos, pues muchos sienten vergüenza de explicarles a los infantes cómo cuidarse, y hablo de cuidarse en todo sentido. No podemos darle esa responsabilidad sin educación a los maestros, que es lo que quisieran muchos.

¿CÓMO PREPARAN A LA NIÑA DE LA FAMILIA PARA ENFRENTAR UNA SOCIEDAD QUE AÚN NO LLEGA A LA IGUALDAD DE GÉNERO?

En mi familia se preparan hombres y mujeres por igual porque creemos en esa igualdad. Por eso siempre lo digo, yo camino al lado de mi esposo. Las personas que son religiosas y leen la Biblia, saben que allí dice que Dios nos hizo (mujeres) de una costilla (del hombre), para caminar al lado. Si Dios hubiera querido que camináramos atrás, nos hace de la columna, y eso no fue lo que pasó. En la política, las mujeres caminan con cualquier candidato, pero a la hora de ocupar los puestos, no hay mujeres en posiciones de decisión. Ya Panamá ha tenido mucha testosterona, necesitamos inyectarle esa conciencia social que por alguna razón desarrollamos más las mujeres que los hombres y tenemos que apostar a hombres que creen en esa igualdad.

HABLANDO DE LA BIBLIA Y RELIGIOSOS, ¿QUÉ REPRESENTA LA RELIGIÓN EN LA VIDA DE YAMILETH?

Yo soy católica, pero eso no me lleva a no respetar otras denominaciones, eso es parte de la democracia. La religión es algo que me inculcaron desde pequeña y me ayudó a desarrollar valores como el respeto, el no mentir, el de ayudar al prójimo y el no juzgar a los demás. Después de estar frente a la muerte como lo estuve, te das cuenta de que lo que tienes es tu fe y lo que has hecho. No sé si te convierte en mejor persona, pero sí te conviertes en alguien que vive día a día tratando de hacer las cosas bien.

CONVERSEMOS SOBRE JOSÉ. ¿CÓMO ES ESTAR CASADA CON UN POLÍTICO?

‘Yo soy católica, pero eso no me lleva a no respetar otras denominaciones, eso es parte de la democracia. La religión es algo, por lo menos en mi caso, que me inculcaron desde pequeña y me ayudó a desarrollar valores...'

Bueno, con un político no sé, pero con un político como el mío, es intenso, porque mi esposo es una persona que trabaja comprometido y que siempre le gusta que las cosas salgan bien. Se levanta a las cinco de la mañana y se va a la cama cerca de la una de la madrugada. Estar casada con él es como la historia distinta de los políticos comunes. Yo le digo a muchas personas que a veces juzgan y dicen que todos los políticos son iguales, que hay excepciones de la regla, y no solo con mi esposo. Los políticos no vienen de otro planeta, son de este planeta y son producto de esta sociedad. Si quieres cambiar algo no tienes que cambiarlos a ellos, sino a las personas.

¿CUÁL FUE EL ÚLTIMO OBSEQUIO QUE LE HIZO JOSÉ?

Mi esposo no es muy detallista, pero cuando lo hace, el esfuerzo vale la pena. No me regala cosas como una cartera de marca o algo así, como la mayoría de las personas piensan. José, en cambio, luego de levantarse muy temprano, ir a una entrevista, caminar todo el día en San Miguelito, por ejemplo, al final de la tarde me dice: ‘vamos a cenar'. Yo creo que ese esfuerzo que él hace para equilibrar todo es muy valioso.

¿QUÉ HACE LLORAR A SU ESPOSO?

Lo he visto llorar dos veces, una por sus hijos, y la segunda, cuando estuve hospitalizada con isquemia cerebral. Él preguntó qué podía hacer por mí y los doctores le dijeron que si sabía rezar, que lo hiciera. Llegó a intensivos y me dijo: ‘No me has visto llorar, más bien te he estado animando, pero tengo que decirte algo, quiero llorar' y allí soltó el llanto. No fue el mejor momento, quedé impactada y como siempre digo, las mujeres tenemos tanta fuerza que a pesar de que estaba en una cama de intensivos, al verlo así sentí que tenía que ponerme más fuerte que él. Fue duro.

¿CUÁL ES EL ACTO MÁS ROMÁNTICO QUE LE HA HECHO?

No quiero que se repita. Lo hizo cuando estaba hospitalizada. No avanzaba tan rápido como debía, pero José hizo algo que me sacó rápido de allí. Me ponía canciones de la época de su mamá. Para mí significó mucho.

HABLEMOS DEL ROL DE LA PRIMERA DAMA

Lo voy a recalcar siempre, para mí lo más importante en cualquier sociedad es la educación. Creo que la mayoría de los panameños somos producto de eso y si nosotros no tenemos una educación que sea igual para todos, vamos a tener una sociedad injusta para algunos. El rol de la primera dama es mal interpretado porque le suman competencias que no tiene. La primera dama no es elegida en un papeleta presidencial, escoges al presidente y al vicepresidente, que son quienes llevan la política de Estado. Yo veo a una primera dama ayudando para que los ministerios que tienen ya un rol puedan desempeñarlo. Y... ¿cómo me veo? Caminando el país, yendo a cada comunidad para ver qué hace falta, porque ministerios tenemos, lo que debemos hacer es acercarlos al pueblo, sobre todo en el interior.

DE LLEGAR A SER LA PRIMERA DAMA DE LA REPÚBLICA, ¿CÓMO BALANCEARÁ LA VIDA FAMILIAR CON SU FUNCIÓN?

Lo primero es lo que ya hicimos mi esposo y yo, hablar con la familia. Lo más importante que hicimos fue conversar con los niños y decirles ‘nosotros queremos hacer esto y creemos que podemos hacerlo, pero necesitamos su apoyo. Esto es un trabajo que ya ustedes conocen, porque su papá ha sido político por muchos años'... Ellos tienen claro quién en su papá y cuál es su trabajo, así que es cuestión de organizarnos y estar en el momento en que los niños lo necesitan.

¿CUÁL ES SU REFERENTE DE PRIMERA DAMA?

Creo que todas han hecho una labor, han llevado una bandera y han tratado de impactar positivamente la sociedad. Ellas no son funcionarias públicas, lo que hacen lo hacen por amor a Panamá y por apoyar a su esposo. Si me quedo con alguna por su personalidad y por el trabajo que realizó es con Dorita Pérez Balladares, fue una gran primera dama, pero creo que de todas uno puede sacar algo bueno.