28 de Feb de 2020

Planeta

Más volumen y menos peso

PANAMÁ. Más de 75 toneladas de basura recogió la Dirección Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario (DIMAUD), durante los cinco días de ...

PANAMÁ. Más de 75 toneladas de basura recogió la Dirección Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario (DIMAUD), durante los cinco días de Carnaval en la avenida Transístmica, ruta oficial de las festividades del rey Momo.

En comparación con el año pasado, se recogieron 185 toneladas menos. Durante los cinco días de Carnaval de 2008, en esta ruta se recolectó 260 toneladas de basura.

La diferencia en la cantidad de desperdicios, según las autoridades, radica en que este año aunque había más volumen, el peso fue menor al de la basura recolectada el año pasado.

Esto se debió a que la mayor parte de los desperdicios recolectados correspondía a confetis y botellas plásticas. Las latas de cerveza y sodas fueron recolectadas en su mayoría por las personas que las venden a empresas recicladoras.

Aunado a esto, todo apunta a que las personas que acudieron a esta ruta a disfrutar de los carnavales, utilizaron los 300 cestos de basura que fueron colocados a lo largo de la vía Transítmica.

Para la limpieza de esta vía, unos 350 funcionarios de aseo procedieron al barrido final y lavado de calles con apoyo de un equipo rodante conformado por camiones volquetes grandes, camiones rejilla, camiones empacadores y cuatro carros cisternas del Municipio de Panamá.

Para la ambientalista Raiza Banfield, el que este año en la ruta del Carnaval se haya recolectado menos toneladas de desperdicios, demuestra que se está avanzando en la toma de conciencia sobre los efectos negativos que produce arrojar basura en la calle.

No obstante, Banfield considera que todavía hace falta mucha más cultura y educación ambiental en la población para que no arroje desperdicios en áreas públicas.

SIN DISGUSTO EN BETANIA

La cantidad de basura que generó la fiesta carnestolenda no fue motivo de disgusto para los residentes de Betania, porque desde muy temprano se empezó la recolección, luego de una jornada de cinco días.

La vocera de los residentes, Fiorentina Molina, dijo que a diferencia de los dos años anteriores, en éste no hubo mayores problemas, pero reiteró que en los años venideros se debe considerar el traslado de esta fiesta a otro sitio donde se perjudique lo menos posible a los lugareños y al comercio.

Molina señaló que el presidente de la Junta del Carnaval, Ricardo Guerra cumplió con su palabra al brindarle a los residentes de Betania seguridad las 24 horas del día y se hicieron las rondas policiales, se colocó la cerca de ciclón para proteger los parques y se cambió el toldo del recuerdo hacia otro punto, motivo por el cual disminuyeron las molestias.

Durante el Carnaval, según Molina, solo hubo hechos aislados como un intento de robo en una casa en la madrugada del domingo. Producto de las denuncias de los residentes, la policía recolectó cuchillos y exactos que algunas personas escondieron en los jardines de las casas.

Otro incidente se dio el martes de Carnaval cuando se produjo un forcejeo entre unidades de la policía y personas que querían ingresar a la ruta del desfile, por lo que se tuvo que pedir refuerzos.

Los residentes apelaron a la Corte para evitar el Carnaval en la Transístmica, pero el fallo fue adverso.