Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Planeta

El arco seco, más sediento que nunca

PANAMÁ. Todo indica que a los productores no les irá muy bien este año. La disminución de las precipitaciones en la región del Pacífic...

PANAMÁ. Todo indica que a los productores no les irá muy bien este año. La disminución de las precipitaciones en la región del Pacífico panameño por efecto del fenómeno de El Niño es el principal reto que tendrán que enfrentar los agricultores y ganaderos.

Berta Alicia Olmedo, meteoróloga de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA) explicó que las lluvias en la región del Caribe Panameño -Bocas del Toro, Norte de Veraguas y la Costa Abajo de Colón- aumentarán. En contraste, en el Pacífico -Chiriquí, el centro y sur de Veraguas, provincias centrales, Panamá y Darién- habrá déficit en las precipitaciones.

La meteoróloga sustenta sus comentarios basada en un pronóstico de ETESA para el período que se extiende desde el mes de agosto hasta octubre.

El informe también señala que el Veranillo de San Juan ocurrido desde la última semana de julio se prolongará hasta estos primeros días de agosto. Además, asegura que en la provincia de Bocas del Toro lloverá por arriba de los niveles normales. Por el contrario, en Los Santos, Tonosí, Divisa, Antón, Hato Pintado y Tocumen las lluvias estarán por debajo de lo normal.

ETESA, que participó en el XXVIII Foro del Clima de América Central en donde se analizó las condiciones océanicas, atmosféricas y los pronósticos sobre la evolución de El Niño, presentó el informe a la prensa ayer.

EL FENÓMENO DE EL NIÑO

Las variantes que se producen en el clima del país están relacionadas con el evento metereológico, que provoca el calentamiento de las aguas en Pacífico, El Niño.

El fenómeno en esta ocasión se ha caracterizado por un aumento en las temperaturas, debilitamiento de los vientos alisios y déficit en las precipitaciones, explicó Olmedo.

Se espera que El Niño se extienda hasta el mes de febrero del año 2010. Sin embargo, si se extiende la llegada de la temporada lluviosa podría causar algunos estragos. La especialista insta a los productores a monitorear los informes semanales de la página web de la empresa que demuestran el comportamiento del fenómeno meteorológico que causa estragos principalmente en el sector agropecuario.

EL VERANO

La llegada de la estación seca se asomará en los últimos días del mes del noviembre, pero puede extenderse hasta la primera semana de diciembre, puntualizó Olmedo.