Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Planeta

¿ Qué hacer con las llantas viejas?

PANAMÁ. La disposición inadecuada de los desechos de las ruedas usadas tiene sus días contados en Panamá. Y es que, ya se presentó en la...

PANAMÁ. La disposición inadecuada de los desechos de las ruedas usadas tiene sus días contados en Panamá. Y es que, ya se presentó en la Asamblea Nacional de Diputados, un proyecto que promueve el manejo adecuado de estos residuos.

Durante años, los ríos, playas y aceras de la ciudad han sido el hogar para las neumáticos usados, causando grandes afectaciones al medio ambiente y a la salud humana.

PROBLEMA

Estos desechos (llantas) causan distintos focos de contaminación. Si se queman emiten gases con partículas nocivas al ambiente. Si están expuestos al agua pueden convertirse en criaderos del mosquito transmisor del dengue clásico y hemorrágico. Los suelos también se ven afectados por la degradación de los componentes de los neumáticos. Y si se almacenan provoca problemas estéticos y riesgos de incendios difíciles de extinguir. Su uso como combustible en hornos no cuenta con la tecnología de control adecuada.

No hay dudas, que manejar los residuos de las ruedas es complicado. La razón: se generan grandes cantidades de ruedas para satisfacer la demanda de los medios de transporte. Y al mismo tiempo se desechan muchas. Su prolongada biodegradación, que puede darse en un siglo, aumenta el problema.

¿La pregunta es qué podemos hacer con estos desechos?

Una iniciativa legislativa de la Comisión de Medio Ambiente intenta buscar una solución a la problemática ambiental.

Dalia Bernal, presidenta de la comisión y proponente de la propuesta, dijo que se busca que los usuarios tengan vertederos para reciclar los desechos, que luego se reutilizarán para producir energía calórica, asfalto para pavimentos y energía eléctrica.

Para Bernal, la situación es alarmante. “Encontramos llantas en todas partes del país”, afirmó.

Esta propuesta ha sido conversada con empresarios que introducen llantas de segunda al país, situación favorece el incremento de estos desechos.

Y es que una rueda usada puede tener un ciclo de vida de seis meses a un año, luego se convierte en desecho.

Sin embargo, las personas las adquieren porque su costo es mucho menor al de una nueva. Pero, no su durabilidad.

Según Bernal, unas 300 mil ruedas llegan anualmente al país proveniente de Asia, cantidad que podría representar los desechos anuales en el país.

Con optimismo la diputada espera que el proyecto se convierta en ley. Las conversaciones para lograrlo siguen en pie.