27 de Feb de 2020

Planeta

Las bondades de la cáscara del banano

RÍO DE JANEIRO. La cáscara de banana puede servir para mucho más que para tirarla al basurero o para resbalarse y caer al suelo. La cien...

RÍO DE JANEIRO. La cáscara de banana puede servir para mucho más que para tirarla al basurero o para resbalarse y caer al suelo. La ciencia ha demostrado que es útil para purificar el agua potable cuando esta se encuentra contaminada por metales potencialmente tóxicos, según el portal digital de Yahoo.es.

Un grupo de investigadores brasileños desarrolló un filtro para metales pesados que utiliza como base cáscaras de esta fruta, según la agencia de noticias Xinhua. La tecnología para purificar agua contaminada con metales pesados y potencialmente tóxicos como plomo, cobre y cadmio fue desarrollada por científicos de la Universidad del Estado de São Paulo (Unesp) en la ciudad de Botucatu.

Las industrias arrojan sus aguas residuales a los ríos, con lo que generan riesgos no sólo para el medio ambiente, sino también para la salud humana, explica Gustavo Castro, investigador de la Unesp y uno de los coordinadores del proyecto.

Hasta ahora para remover los residuos de metales pesados en el agua los expertos usaban sílice, celulosa y óxido de aluminio; sin embargo, estas estrategias son muy caras y conllevan efectos secundarios potencialmente tóxicos. Mientras que ‘la piel’ de la fruta no necesita ningún tipo de compuesto químico para extraer los metales del fluido.

Los investigadores de la Unesp se inspiraron en proyectos anteriores que demostraron que algunos residuos de origen vegetal, como fibras del coco y cáscaras de cacahuate, son capaces de remover metales pesados del agua.

LOS EXPERIMENTOS CON CÁSCARA DE BANANA

Para determinar la efectividad de la cáscara de banana como filtro, los científicos las secaron y las molieron. Además, las combinaron con matraces de agua con concentraciones metálicas conocidas. Las pruebas de Castro en el laboratorio mostraron lo efectiva que era la piel de la fruta para purificar el líquido. Los metales se quedaron adheridos a la cáscara al ser extraídos del agua. A partir de estos resultados, los investigadores desarrollaron un equipo purificador que puede ser utilizado hasta once veces sin perder sus propiedades y su eficacia.

De acuerdo con la Unesp, una de las ventajas de la nueva tecnología es el bajo costo del banano. El producto, además, le agrega un valor a un material generalmente desechado y que puede ser almacenado por recicladores. Las bananas, por ahora, se convierten en la solución más segura y económica para purificar el vital líquido.