Temas del día

29 de Feb de 2020

Planeta

‘La Niña’ traviesa está de regreso

PANAMÁ. El evento ‘La Niña’, que se caracteriza por intensificar las lluvias en las regiones de América Central, Venezuela y Colombia, e...

PANAMÁ. El evento ‘La Niña’, que se caracteriza por intensificar las lluvias en las regiones de América Central, Venezuela y Colombia, está de vuelta en el planeta, dijo César Osorio, meteorólogo de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA).

El fenómeno atmosférico, que provoca un enfriamiento de las aguas del Pacífico Tropical, será mucho más débil en esta ocasión, según una publicación del portal de Tierramérica.org.

Tanto La Niña como El Niño son las fases fría y cálida de El Niño Oscilación del Sur (ENOS), un fenómeno que altera los patrones climáticos del mundo.

De hecho, durante la última aparición de este fenómeno —en la segunda mitad del 2010—, hubo regiones que fueron muy trastocadas. Australia, por ejemplo, sufrió fuertes lluvias que terminaron con una sequía de casi diez años. El país sufrió grandes inundaciones a lo ancho de su territorio.

Pero, no fue el único. Colombia experimentó lluvias por encima de sus promedios históricos. Hubo daños en infraestructuras viales, viviendas y deslizamientos de tierra. En Panamá, en diciembre 2010, más de un centenar de familias resultaron afectadas en Bayano a causa de fuertes lluvias. En el Norte de Brasil hubo inundaciones sin precedentes históricos. En contraste, en otras regiones del continentes hubo sequías. Ambos fenómenos (lluvias intensas y sequías) fueron provocados por La Niña.

EVENTOS CONSECUTIVOS

La presencia de este evento climático, a poco tiempo de haber desaparecido, es inusual. Sin embargo, no es la primera vez que se registra consecutivamente. Entre 1998 y 2001 ocurrió con intervalos de pocos meses de condiciones neutrales, según la publicación de Tierramérica.org.

CAMBIOS CLIMÁTICOS

Y todo parece indicar que estos fenómenos serán cada vez más comunes. La causa es el avance del cambio climático en el planeta. Y es que el aumento de los gases de efecto de invernadero en la atmósfera crean condiciones más calientes en la Tierra. Esto, a su vez, propicia para que se desaten tormentas, olas de calor, precipitaciones más intensas y sequías.

El riesgo de que estos eventos climáticos se presenten de forma más seguida es que los efectos son más severos. Y es que algunas regiones no han empezado a recuperarse de los estragos sufridos de un pasado evento Niña cuando llega otro.

Se prevé que esta Niña alcance su clímax en el mes de enero y se diluya entre mayo y junio.