Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Planeta

Vías aéreas de paso para proteger la vida silvestre

En Panamá se cuenta con estos pasos y aunque aún no se ha comprobado que los animales lo utilizan, los casos de atropellos han disminuido

Vías aéreas de paso para proteger la vida silvestre
El paso aéreo de animales del Parque Natural Metropolitano fue habilitado en el año 2012. La reserva está ubicada en la Avenida La Amistad, Panamá.

Algunos animales como los perezosos —por naturaleza— son lentos y ante la presencia de un auto mucho más vulnerables se vuelven. Para evitar que muchas especies como ésta sean víctimas de atropello, hay quienes se han interesado por construir pasos peatonales para que la fauna silvestre pueda desplazarse libremente y sin ningún tipo de riesgo.

En Panamá, específicamente en el Parque Natural Metropolitano, ubicado en la Avenida La Amistad, existen pasos aéreos para la fauna que habita en la reserva; y aunque Amelia Muñoz, jefa del Departamento de Planificación Ambiental del refugio, asegura que hasta el momento no se ha podido demostrar que los animales efectivamente lo utilizan, dice que efectivamente fueron construidos para que los animales arbóreos como las ardillas y perezosos, entre otros, los utilizaran. ‘Hasta el momento no podemos validar esa hipótesis (uso del paso por los animales)’, puesto que ‘no se ha realizado ningún estudio científico que pueda demostrarlo’, afirma Muñoz en una entrevista con La Estrella de Panamá.

La encargada de ambiente del refugio agrega que ‘los pasos aéreos que se encuentran en la Avenida La Amistad se construyeron con la finalidad de mantener la conectividad entre la fauna silvestre existente entre los límites del Parque Nacional Camino de Cruces y Parque Natural Metropolitano’. Pero, lo que sí aseguró es que los monitoreos se realizan más para los pasos subterráneos y que ‘a futuro se tiene contemplado realizar estudios (de los pasos aéreos) que generalmente son realizados por estudiantes de tesis’.

Por su parte, José Urrutia, una de las tantas personas que a diario transitan la vía para llegar hasta su trabajo, cree que estos puentes podrían estar dando resultado, puesto que aunque reconoce que todavía no los ha visto movilizándose por allí, lo que sí ha observado es que ‘ya casi no ha visto cadáveres de animales en las calles como en años anteriores’.

La opinión de Urrutia no está muy lejos de la realidad, puesto que aunque el Parque Metropolitano no cuenta con un estudio certero de la funcionabilidad de las vías aéreas, una investigación del Refugio de Vida Silvestre Barú, en Costa Rica, de julio y octubre de 2013, confirma que sí son utilizados por monos, ardillas y otras especies arbóreas. Incluso, otros señalan que dichos pasos incluso ayudan a disminuir las muertes de animales por atropello, lo cual en países como España es una de las principales causantes de que especies hoy se encuentren en peligro de extinción, como es el caso del Lince Ibérico.

Por su parte, el biólogo animal, Manuel Asprilla, considera que en Panamá los perezosos al igual que muchos mamíferos están en peligro por la pérdida de su hábitat más que por atropellos o por la caza, por lo que considera que crear estos pasos ayuda en algo, pero cree que solo es un paliativo para disminuir en algo las muertes por atropello. ‘Si no hay cercas que obliguen a los animales a transitar por estos pasos los mismos no sirven de mucho’, expresa.

Por otro lado, La Estrella de Panamá conoció que los pasos aéreos del Metropolitano son una iniciativa propia de la reserva y no forman parte de un plan que se vaya a extender en otros parques; sin embargo, de acuerdo con Asprilla, en el corredor Norte, donde existe la presencia de la vida silvestre, se tiene contemplado hacer pasos como el de la reserva natural.

‘En los estudios de impacto ambiental del Corredor Norte y no estoy muy seguro si en el Sur se contemplan estos pasos como medidas de para minimizar las perturbaciones que ocasionaría esta obra durante su funcionamiento’, señala el biólogo animal.

Es importante destacar que en Argentina, por ejemplo, han optado por construir conexiones seguras entre los parques y las áreas transitables, como: ecoductos, pasafaunas, pasos aéreos, etc., con el fin de proteger a los animales y facilitarles su paso por las rutas sin temor a encontrarse con un auto y ser atropellados.