Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Planeta

El animalito que eludió a la ciencia

Investigadores reanudaron desde el 2014, las investigaciones sobre el pika Ili

Por más de 20 años, el pika Ili (Ochotona iliensis), un tipo de mamífero pequeño que vive en las montañas, había eludido a los científicos en las montañas de Tianshan, en el noroeste de China.

El animalito, con cara de oso de peluche, ha sido visto unas cuantas veces desde que fue descubierto de forma accidental en 1983. De hecho, sólo se han visto 29 ejemplares vivos, y poco se sabe acerca de su ecología y comportamiento.

En el verano de 2014, los investigadores volvieron a descubrir a los pika.

Weidong Li, descubridor de la especie y científico en el Instituto de Ecología y Geografía de Xinjiang, había reunido a un grupo de voluntarios en las montañas de Tianshan para buscar algunos pika. Un día, al mediodía, mientras preparaban unas cámaras trampa, el equipo tuvo su recompensa.

“Lo encontraron escondido detrás de una roca, se dieron cuenta de que habían encontrado el pika. Estaban muy emocionados”, recuerda Tatsuya Shin, naturalista de China.

En lo alto de la montaña

En 1983, el gobierno chino envió a Li a la provincia de Xinjiang, para estudiar los recursos naturales y ciertas enfermedades infecciosas. A medida que Li exploraba un valle por la montaña Jilimalale, vio que una cabeza pequeña de color gris salía de una grieta en la roca. Al acercarse más, pudo ver todo el cuerpo del animal.

El animal medía cerca de 20 centímetros de largo, tenía orejas grandes y varios puntos pequeños de color marrón en su piel gris.

Aunque Li no pudo encontrar más ejemplares en un segundo viaje a la zona en diciembre de 1983, un tercer viaje en 1985 fue más exitoso, y los especímenes adicionales permitieron a los investigadores de la academia confirmar que el pika Ili era nuevo para la ciencia.

Pequeño y en problemas

Al igual que otras especies de pika que se encuentran en América del Norte, el Ili pika vive en las altitudes elevadas —2,800 a 4,100 metros— y subsiste principalmente gracias a pastos, hierbas y otras plantas de montaña.

Y como otras criaturas que viven en las alturas, el pika es sensible a los cambios en su entorno. Una estimación de 1990 indica que su población asciende a unos 2,000 ejemplares, y se cree que está disminuyendo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Probablemente a presión del pastoreo ganadero y la contaminación del aire han contribuido a la disminución de la población de pika Ili, clasificada por la UICN como “vulnerable a la extinción”.

Aun así, no hay esfuerzos coordinados en curso para ayudar al pika Ili. Li explicó que espera cambiar esta situación, y aprovechar el redescubrimiento del animal para crear áreas de conservación para la especie.