La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Planeta

Educación ambiental desde las escuelas hacia la comunidad

El Municipio de Panamá desarrolla programas en los centros escolares para fomentar el cuidado del ambiente e impulsar las buenas prácticas

Los niños aprenden sobre reciclaje y pueden ponerlo en práctica en sus hogares.

Hasta hace varias décadas, el reciclaje no era una costumbre, ni siquiera algo importante para ayudar a salvar el planeta. Esta actividad solo la realizaban algunas pequeñas organizaciones sin ánimos de lucro.

Algunos conservacionistas reciclaban solo para ahorrar y otros, para crear conciencia en la sociedad, sin pensar que años más tarde se convertiría en una necesidad en todos los sectores de la sociedad, incluyendo los centros escolares.

Hoy en día, al igual que la matemática, el español, la ciencia o la tecnología, educar a los alumnos en el cuidado del medio ambiente, especialmente en materia de reciclaje, se ha convertido en una práctica vital ante las crisis ambientales y de salud que nos acechan.

Es así como en Panamá y en diversos países del mundo, cada vez más son los gobiernos, grupos, organismos, empresas, oenegés y otros, los interesados en fomentar la cultura de las tres erres (3R) (reciclar, reducir y reutilizar) desde temprana edad y de diversas maneras.

INICIATIVAS

Programas, talleres, ferias, giras, son algunas de las estrategias que se están utilizando para captar la atención de la comunidad estudiantil panameña.

Uno de ellos, por ejemplo, es el programa Basura Cero del Municipio de Panamá, cuya directora, Rita Spadafora, dijo que, además de las ferias, desarrollan un plan piloto para impulsar la propuesta de las 3R y la conservación del medio ambiente en los centros escolares.

Este plan piloto, explicó la funcionaria, se inició en las escuelas José Agustín Arango, Japón y, Santa Familia, ubicadas en el corregimiento de Betania, para luego llevarlo a Tocumen, Chilibre y otros planteles del país, principalmente los que encuentran ubicados en áreas propensas a la acumulación de basura.

‘El propósito de este proyecto no solo es enseñar a reciclar los materiales que desechamos, sino también aprender a reutilizarlos y reducir el uso de ciertos productos que tardan muchos años en deteriorarse o que contaminan el ambiente', explicó Spadafora.

AVANCES Y PENDIENTES

Para la también ambientalista, aunque Panamá está avanzando en materia ambiental y legislación al respecto, todavía falta realizar mucho más trabajo en el tema de educación ambiental formal e integración de la materia en el Ministerio de Educación.

‘Hemos iniciado este programa en los centros escolares de Betania, capacitando a los maestros para que ellos puedan poner en práctica lo aprendido y sus proyectos en sus centros escolares —y por qué no— en otros también, con la intención de poder replicarlo y que se pueda ampliar en el currículo del Ministerio de Educación y en otras escuelas del país', manifestó Spadafora, quien adelantó que la iniciativa escolar se presentará el próximo miércoles 16 de marzo durante la entrega de los avances del programa Basura Cero.