Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Planeta

Águila Harpía atrae a familias en el Summit

Los fondos generados de esta actividad son destinados al programa de educación ambiental del Patronato de Amigos del Águila Harpía

El calor sofocante se hacía sentir desde tempranas horas de la mañana. Cada cierto tiempo la brisa jugueteaba y pasaba inadvertida, pero más que refrescar, hacía sentir aún más la temperatura que se percibía, siendo apenas las diez de la mañana.

Para cualquiera, el domingo 10 de abril podía transcurrir como de costumbre, pero en la Terminal Nacional de Transporte, los que pasaban podían notar algo inusual: decenas de personas haciendo fila para abordar una ruta no convencional de Metrobus, acompañadas por sus familias, amigos, parejas o conocidos; todos hacia un solo destino y con un sólo objetivo, ir al Parque Municipal Summit a conocer a Panamá, el Águila Harpía que es el símbolo nacional del país.

El tiempo pasaba hasta que finalmente el transporte llegó. En menos de cinco minutos ya no cabía nadie más adentro y el metrobus se dispuso a hacer el recorrido hasta llegar al parque. Ya casi a minutos de la entrada del parque, la fila de autos era larga. Desde las ventanas se podía observar la gran cantidad de personas que caminaba para ir más rápido.

Pocos minutos después el bus hizo su parada y todos bajaron de manera ordenada, los niños con mucho más entusiasmo, saltaban para salir del colectivo, otros corrían y luego esperaban a sus familias fuera. A lo lejos se escuchaba a uno de los trabajadores del municipio: ¡Bienvenidos al Festiharpía 2016!, ¿Ya compraron sus boletos? Pase por favor a la mesa para que pueda ser atendido, le comenta de manera muy cordial a un hombre que había llegado con su familia.

Atracciones

Al entrar, el grito alegre de los niños se escuchaba por todas partes. Uno de los primeros recintos al que se veían tentados a observar, era el que tenía dentro varios monos tití, tan pequeños que a más de uno de los infantes, les hacía compararlos con algún peluche que tenían en ese momento entre sus brazos.

El camino parecía mucho más largo, y entre recinto y recinto se podían ver desde lejos a los Tucanes, a los Gallinazos Rey, tortugas, tigrillos, e incluso hasta una nutria que nadaba de un lado a otro. Mientras, en otras áreas del parque, familias se acomodaban para ver la Lotería Nacional de Beneficencia, entre tanto, acomodaban el almuerzo que habían traído desde sus casas, para brindarlo al resto de su familia.

VISITANTES EN LA FERIA

La versión XI del Festiharpía tuvo 11% más de visitantes respecto al 2015

  • 13,626 personas se dieron cita el pasado fin de semana para participar del festival.

El resto de las personas, seguían caminando sin detenerse, para poder llegar y apreciar el espacio en donde estaba Panamá, quien era la reina del Festival. Durante el camino, varias empresas como en el caso de Multibank, tenían áreas de reciclaje. Al respecto, Antony Anderson, voluntario de este banco, comentó que se instalaron cinco puntos de recolección dentro del parque, para crear el hábito de reciclar y no desperdiciar nada, principalmente el día del cumpleaños del Águila Harpía, que además coincidía con el día de las buenas acciones.

Al subir al centro del evento, por todos lados se veían stands de diferentes empresas o instituciones, también se apreciaban los juegos inflables coloridos eran los puntos de atracción más vistosos, además de la tarima en la que se mostraron shows de magia, baile, música y demás actividades artísticas.

Summit es un sitio muy importante e impresionante, en que se tienen una gran biodiversidad de flora y fauna, comenta Edgar Araúz, administrador del Parque Summit, quien se mostraba regocijado ante la participación multitudinaria que atrajo a 13,626 personas, superando las expectativas que se habían trazado para este año.

No es para menos la cantidad de gente que se apersonó al evento, explicó Kimberly Pinilla, asistente de presidencia de Sony, empresa privada que año tras año ayuda al Patronato del Águila Harpía. ‘Nuestros productos al ser tecnológicos, sentimos que tienen un gran impacto en el ambiente, es por eso que hemos buscado la manera de revertir esto. De esta forma, también concienciamos a nuestros consumidores de que se tiene que hacer algo por el ambiente', destacó Pinilla quien además es miembro del Patronato Amigos del Águila Harpía.

Mientras la tarima se llenaba de espectadores, la vocalización de una ave hasta ese momento desconocida llamaba la atención de varias familias. Pasos más adelante, los niños comenzaron a decir: ¡Mira, mira, allí está el Águila Harpía!

Majestuosa y digna de ser llamada el Águila más grande del mundo, miraba y mostraba sus enormes alas a todos los presentes. Sus plumas de color negro, gris y blanco eran el deleite de quienes la observaban fijamente y habían llevado sus cámaras profesionales sólo para fotografiar el momento en el que ella demostrara, la razón por la que es el ave nacional.

Gracias a la belleza de esta ave, jóvenes como Abdiel Melgarejo, quien es voluntario del Patronato Amigos del Águila Harpía, dedican sus vidas a educar a la población panameña acerca de la importancia que tiene conservar el hábitat que cada vez está más afectado por la destrucción humana.