Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Planeta

UE llama a la sociedad civil a unir esfuerzos contra el cambio climático

Los gobiernos solos no pueden hacer el esfuerzo, en materia de educación ambiental y de conservación de la naturaleza

UE llama a la sociedad civil a unir esfuerzos contra el cambio climático
Giovanni Di Girolamo, encargado de negocios de la UE en Panamá, durante la conferencia previa al Seminario Regional sobre Cambio Climático para Organizaciones de la Sociedad Civil de América Latina, en Panamá.

La Unión Europea (UE) lanzó ayer un llamado a la sociedad civil a unir esfuerzos con el gobierno para educar sobre el cambio climático y poder avanzar en el tema, durante el Seminario Regional sobre Cambio Climático para Organizaciones de la Sociedad Civil de América Latina, que se celebra en Panamá.

Giovanni Di Girolamo, encargado de negocios de la UE en Panamá, dijo que aunque existe buena voluntad de los países en hacer cumplir los compromisos del Acuerdo de París, ‘los gobiernos solos no pueden hacer el esfuerzo, en materia de educación ambiental y de conservación de la naturaleza'.

GIOVANNI DI GIROLAMO

‘Muchos países están comprometidos. Somos optimistas. Es allí donde está el papel de la sociedad civil'.

ENCARGADO DE NEGOCIOS DE LA UE EN PANAMÁ

Por eso, dijo, ‘es muy importante que la sociedad civil se haga cargo directamente. Puede ser más eficaz, porque saben que existe un problema. Eduquen a la gente para que no lo hagan (no contaminen, no tiren basura ni dañen al medio ambiente). Difundan ese conocimiento porque hay gente que aún no lo sabe, piensa que no hay relación entre botar basura y una inundación, y lamentablemente sabemos que eso es lo que viene'.

‘La educación sobre el manejo ambiental y la protección del medio ambiente es un tema que no puede quedar completamente en las manos del gobierno, sino que debe ser apoyado por la sociedad civil', afirmó el delegado de la UE.

‘Lo mejor es el diálogo a nivel de conocimiento y de esfuerzo', dijo Di Girolamo, destacando que precisamente eso es lo que la sociedad civil está compartiendo ayer en esta ciudad.

El seminario, al que asisten cien representantes de 19 países de Centro, Sudamérica y el Caribe, tiene lugar un día después de que Panamá ratificara el Acuerdo de París, este lunes, y se convirtió en el país número 28 en hacerlo a nivel global.

En el caso de Panamá, el mandatario, Juan Carlos Varela, aseguró: ‘Nuestro gobierno tiene la voluntad de actuar antes de que sea demasiado tarde, con una transformación de desarrollo rural'.

‘Todos los países se han comprometido en dar la contribución en términos de mitigación y estamos en el comienzo de todo. También hay un aspecto importante que Panamá enfatiza en el papel de la protección de los recursos forestales, lo cual puede ayudar a mitigar los efectos del cambio climático', manifestó Di Girolamo.

En cuanto a los avances que hay para que el Acuerdo de París entre en vigor y sobre cuándo se va a cumplir la meta del 55% de países contaminantes que lo ratifiquen, el delegado de negocios de la UE señaló que para eso ‘hay que hacer una revisión', porque ‘ya tenemos a China y Estados Unidos de nuestro lado'. Ambas naciones, consideradas las más contaminantes del planeta, ratificaron el acuerdo esta semana.

‘Hay una buena voluntad. Muchos países están comprometidos con esto (Acuerdo de París). Somos optimistas. Solo que es allí donde está el papel de la sociedad civil, el cual es fundamental porque explica a la población lo que está pasando; porque moviliza fuerzas importantes, intelectuales, militantes, gente comprometida que, de alguna manera, tiene la visión hacia el futuro', insistió Di Girolamo.

Además, la sociedad civil ‘tiene un papel de criticar lo local, de una manera que la población no piense que lo hace por el gobierno u organismos internacionales, sino es algo que se debate y se discute dentro de los foros de la sociedad civil y se llega a conclusiones que además tienen una relevancia para la vida muy interesante', agregó el representante de la UE a la prensa local.

Agregó que se requiere que haya un debate libre entre la sociedad civil, ‘en que colegas de varias organizaciones de América Latina que tienen problemas o un desarrollo distintos puedan intercambiar la visión y facetas de sus países para llegar a enfrentar el cambio climático de una manera eficaz'.

Por otro lado, también contó cómo Europa redujo las emisiones en 19% desde 1990 y los primeros diez años del nuevo siglo, y cómo logró un desarrollo importante con una ‘economía verde', lo cual no tuvo nada que ver con el cambio climático.

Para Di Girolamo, el cambio hacia una economía más sostenible y verde ‘es fundamental' para la lucha contra el cambio climático y ‘Europa demostró que es posible crecer y reducir el cambio climático'.

‘Con una economía que tiene el patrón verde, que incorpora el concepto de reciclaje, de la cuenta de carbono (cuota para mover autos) e implica leyes, de alguna manera se obliga a las empresas, al gobierno y a cada ciudadano, a hacerse cargo de su parte. De cómo movilizarse, cómo producir, cómo gestionar los desechos que pueden producir un impacto en el cambio climático, y de alguna manera están contribuyendo a la lucha', subrayó.