Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Planeta

Científicos estudian crear una zona de pesca especial en Pixvae

Se intenta generar un acuerdo de buenas prácticas pesqueras y que se excluya el uso de redes de enmalle frente a la costa de la comunidad

Científicos estudian crear una zona de pesca especial en Pixvae
El estudio permitirá corroborar la riqueza ecológica del corregimiento de Pixvae.

La comunidad de Pixvae, anclada en las costas del Pacífico panameño en la provincia de Veraguas, podría tener una zona de pesca especial.

Esto luego de que un grupo de pescadores de la comunidad e investigadores han solicitado su creación por la captura sin control de especies de peces juveniles con trasmallos, especialmente en las áreas cercanas a manglares, estuarios y arrecifes que persiste en el lugar.

Lo anterior fue divulgado por fuente de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), que además informaron

PARAÍSO NATURAL

Pixvae, corregimiento de Las Palmas, en Veraguas

Es una de las vías de acceso al Parque Nacional Coiba, de hermosas playas de aguas cristalinas y otras riquezas naturales.

La mayoría de su población se dedica a actividades como la pesca artesanal, la ganadería y la extracción de madera de níspero.

Que un grupo de especialistas nacionales e internacionales se encuentran evaluando la posibilidad de establecer el área de pesca especial en las zonas costeras de Pixvae.

La comunidad de Pixvae es un corregimiento de Las Palmas, en la provincia de Veraguas, considerado un paraíso escondido.

El sitio está localizado en un punto privilegiado de la geografía nacional, ya que es una de las vías de acceso al Parque Nacional Coiba y cuenta con hermosas playas de aguas cristalinas y riquezas naturales inigualables, de gran atractivo turístico.

Tiene una población aproximada de 873 habitantes, en su mayoría dedicada a actividades como la pesca artesanal, la ganadería y la extracción de madera de níspero.

EVALUACIÓN CIENTÍFICA

Según la ARAP, para esta evaluación científica los técnicos de la Dirección de Ordenación y Manejo Integral de la ARAP, en conjunto con la organización Conservación Internacional (CI), realizaron una visita a Pixvae.

Durante la gira, se pudo levantar información geográfica sobre los principales caladeros de pesca, zonas de reproducción de especies de importancia comercial, y se georreferenciaron los principales sitios con presencia de redes fantasmas para elaborar un mapa con las características necesarias que permitirá su posterior identificación y extracción.

Entre las evaluaciones se realizaron dos inmersiones con la colaboración de buzos profesionales del Centro de Buceo Dive Base Coiba para corroborar la riqueza ecológica de los sitios visitados y así continuar la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos, conservando los hábitats necesarios para el mantenimiento de poblaciones viables de especies.

Según la ARAP, debido a que Pixvae es una zona de alta concentración de arrecifes coralinos, se revela un papel clave en la biodiversidad existente en el sitio.

La ARAP destacó que en este proyecto se ha considerado involucrar a la comunidad para que pueda cerciorarse de que las decisiones de planificación sean conjuntas, ya que los pescadores conocen particularmente bien los ecosistemas de los cuales dependen, y proporcionan aportes relevantes para el manejo eficaz de dichos ecosistemas.

Los especialista se reunieron con la Asociación de Pescadores Artesanales y Turísticos de Pixvae (APTAP), donde se trataron temas sobre la creación del área de pesca responsable y de un esquema de comanejo pesquero que contemple la restricción del uso de redes de enmalle.

Una de las inquietudes en la que los pescadores se centran mayormente es en la pesca ilegal no declarada y no reglamentada y el uso de redes de enmalle que muchas veces quedan enredadas en los arrecifes rocosos del área convirtiéndose en redes fantasmas o artes de pesca dañinos para los ecosistemas, afectando la vida marina y la salud de los océanos. Por ello, se busca generar un acuerdo de buenas prácticas pesqueras y que se excluya el uso de redes de enmalle frente a la costa de Pixvae.

Desde el año pasado, el Gobierno de Panamá lleva a cabo un Plan de Acción para la Pesca Sostenible de Panamá, cuya implementación está liderada por la ARAP. Contempla cuatro ejes principales de acción: fortalecimiento de la institucionalidad, optimización de la productividad y competitividad; impulso a la pesca responsable y sostenible y la ordenación y fiscalización íntegra.

Panamá es uno de los países con más alto consumo de pescado de la región, con un promedio de 13 kilogramos por persona por año, mientras que su producto interno bruto pesquero y acuícola asciende a más de $220 millones por año (2015).