La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Planeta

Embarcaciones amenazan a delfines en el archipiélago de Bocas del Toros

Durante las investigaciones también se comprobó que  el ruido de los botes afecta la comunicación de los delfines

Biólogos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, recomiendan que los delfines nariz de botella que se encuentran en el archipiélago de Bocas del Toro deberían ser designados en peligro de extinción, debido a la  amenaza por el aumento del tráfico local de embarcaciones y que en el 2012 causa la muerte de siete.

Los expertos descubrieron que los aproximadamente 80 delfines en el archipiélago no se cruzan con otros delfines nariz de botella del Caribe.

"Nuestros resultados indican que la población de delfines en Bocas Del Toro está genéticamente aislada de otras poblaciones en el Caribe, y dado el alto impacto del tráfico de embarcaciones en los animales, sugerimos que se cambie su estado de conservación, al menos a nivel local.", Comentó la científica visitante del Smithsonian y autora principal del estudio, Dalia C. Barragán-Barrera, de la Universidad de los Andes de Colombia.

Los hallazgos sugieren que los delfines se han adaptado a este ecosistema marino único de aguas turbias, rodeadas de manglares, que son poco profundas, protegidas de las olas y libres de grandes depredadores.

Durante las investigaciones también se comprobó que  el ruido de los botes afecta la comunicación de los delfines.  Lo que ha ocasionado muerte  y lesiones causadas por colisiones con embarcaciones, además de entrelazamiento con redes de pesca.

"Debido a la presión de la industria de avistamiento de delfines sobre esta población y las amenazas inminentes para estos, la Comisión Ballenera Internacional hizo cuatro recomendaciones al gobierno de Panamá para desarrollar estrategias para proteger a esta población", comentaron los investigadores.

El estudio concluyó que la pequeña, y posiblemente decreciente, población de delfines de Bocas Del Toro debería ser una gran preocupación para la conservación.