Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Salud

Guerreras contra el cáncer

En el mes de la cinta rosada, ‘Facetas’ recoge los testimonios de dos mujeres que se han enfrentado al cáncer y lo han vencido

PANAMÁ

A unque los tipos más conocidos de cáncer sean el de mama, pulmón y piel, existen cerca de 200 tipos diferentes. Es una palabra que, para la mayoría de las personas que son diagnosticadas y sus familiares, supone un cambio radical en sus vidas. La detección temprana y los avances médicos han hecho posible que cada día sean más los sobrevivientes de esta terrible enfermedad. Sus testimonios se vuelven un ejemplo a seguir. Desde hace 15 años FundaCáncer viene desarrollando campañas de prevención y detección. Liezel Robles trabaja en esta organización como coordinadora de voluntarios. Desde hace 15 años viene desarrollando campañas de prevención y detección. Venció al cáncer en una ocasión y ahora se enfrenta a un segundo proceso, convencida de que su lucha de nuevo será exitosa.

LIEZEL, CUÁNDO TE DIAGNOSTICARON, ¿EN QUÉ FUE LO PRIMERO QUE PENSASTE?

El ser diagnosticada por segunda vez me tomó completamente por sorpresa. La primera persona en quien pensé fue en mi hijo quien ya tenía 7 años, y quien esta vez estaría más consciente de mi situación.

SENTISTE APOYO DE LA FAMILIA Y AMIGOS, SUPONGO, PERO POR PARTE DEL ESTADO Y DE LAS INSTITUCIONES, ¿TE SENTISTE RESPALDADA?

En relación a instituciones me siento realmente bendecida de contar con el respaldo al 500% de FundaCáncer. Apoyo no solo moral, sino también material. Me han demostrado que todo empieza por casa. Se trabaja duro para ayudar a los demás, pero todo el equipo se ha unido a mi alrededor para protegerme y apoyarme, no solo personalmente, sino también a mi familia. El equipo del Instituto Oncológico Nacional también ha sido realmente fabuloso. Si bien otros países no cuentan con este tipo de instituciones, es una dicha que en nuestro país contemos con estos recursos.

¿CUÁLES FUERON LOS CAMBIOS QUE TUVISTE EN TU VIDA QUE TE HICIERON VER LAS COSAS DE OTRA MANERA?

Esta vez los cambios fueron mayores, ya que la condición está muy avanzada. Me vi forzada a contemplar cosas que usualmente no hacemos a mi edad, y realmente aprendí a vivir día a día, dando gracias en cada despertar por la oportunidad de hacer algo más con el gran regalo de un día mas. También se incrementó mi pasión por el voluntariado y la concienciación sobre la detección temprana, y la importancia del ‘running’ y el caminar en la recuperación mientras se recibe tratamiento.

VOLUNTARIADO POR LA SALUD

Para Yadira Ortega, otra sobreviviente que pertenece al grupo G-e-o-r-g-E, el cáncer es un recuerdo del pasado pero que se mantiene presente a través de su labor como voluntaria.

¿CÓMO FUERON ESOS PRIMEROS MOMENTOS?

Como madre, lo primero que vino a mi mente fueron mis dos hijos que, para aquel entonces, tenían 11 y 15 años. El cerebro se dispara pensando cómo te vas a ir del mundo y dejar a tus hijos solos, no verlos crecer y mucho menos ver los nietos. La sensación es realmente aterradora. Hubo todo tipo de cambios, desde la alimentación hasta en las ideas y pensamientos. Antes vivía acelerada y siempre corriendo, estresada porque el día no alcanzaba para todo lo que deseaba hacer, los días se hacían cortos y aún quedaban cosas pendientes. Ahora, vivo un día a la vez, nada me estresa, y sobre todo trato de ser feliz y no preocuparme por las cosas materiales que antes me consumían.

¿CÓMO FUE EL PROCESO, HASTA LA OPERACIÓN?

Hay que pasar por una serie de trámites y documentación que a primera vista parecieran burocráticos. Yo me atendí en el Oncológico por ser la institución especializada del país. Para llegar allí y que te acepten hay que recibir primero la aprobación del Seguro Social, y luego al llegar allá pasar por manos de muchos médicos antes de ir a la cirugía. Hablando de tiempos, puede pasar un mes desde el diagnóstico a la intervención quirúrgica. Imagínate que lo único que uno desea en ese momento es que te saquen el intruso del cuerpo y empezar la batalla. Con el tiempo te das cuenta que realmente la velocidad fue la correcta y la atención también.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL CÁNCER?

En realidad en estos días existen todas las maneras posibles para detectar el cáncer en su forma más temprana y evitar la alta mortalidad que antes existía. Ahora bien, la incidencia de cáncer en Panamá ha aumentado, y la edad de ataque ha bajado. Lo primordial es cuidar la salud, hacer ejercicios, comer saludable y hacerse los correspondientes exámenes que pueden ayudar a la detección temprana.