Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Salud

Charla 'sexy' con la pareja, ¿es realmente un beneficio?

La dinámica sexual de una relación se debe cuidar de la monotonía y el desinterés, realzando lo positivo y con disposición a aumentar la llama de la pasión en la intimidad. Según expertos, la comunicación sensual puede salvar y mejorar lo que sucede en la recámara

Quienes expresan con palabras sus sensaciones durante el acto sexual están mucho más satisfechos.Shutterstock

Mantener viva la llama de la pasión en la relación de pareja puede ser un reto, aún más cuando transcurren los años y la rutina se apodera de la intimidad. Es entonces cuando el pánico y la preocupación se hacen notar, los cuestionamientos de “¿qué puedo hacer?” surgen y se puede llegar a olvidar la herramienta clave de toda relación: la comunicación.

El silencio es el peor enemigo de una relación amorosa.Shutterstock

Aunque hablar de sexo en la pareja hoy es más común, persisten los tabúes del “no debería”, lo que trunca el crecimiento integral del placer conjunto en la relación. No se trata solo de hacerle saber a tu compañero lo que deseas, sino de manifestar abiertamente los sentimientos, pensamientos e ideas que permitan crear un ambiente seguro y armónico entre ambos.

En un estudio realizado por la revista académica The Journal of Sex Research llamado 'Comunicación sexual de las parejas y dimensiones de la función sexual', el catedrático Allen Mallory, de la Universidad de Texas, indicó que “hablar de sexo conduce positivamente a un mayor deseo, excitación, lubricación, orgasmo, función eréctil, menos dolor y mejor función en general”, así como a “una mayor función sexual general en participantes casados que en participantes con múltiples tipos de relación o en participantes en noviazgo o citas”.

Conocer lo que desea la pareja ayuda a satisfacer las necesidades de manera más eficaz.Shutterstock

El reto que enfrentan muchas parejas —e incluso personas que van de cita en cita— es poner en prioridad sus necesidades y verbalizarlas para obtener el confort que se requiere en el acto sexual.

Se recurre a bromas ocasionales, conversaciones cortas y esquivas o al silencio absoluto por “no querer molestar” a la otra parte, cuando en realidad la plática debe surgir entre ambos sin tapujos ni inhibiciones.

“Cuando le dices a tu pareja exactamente lo que quieres, lo que amas y lo que menos quieres, el momento se eleva a un nivel completamente nuevo de calor”,
DANA MYERS
BLOGGER DE SEXUALIDAD

¿Cómo comunicar?

Si bien es cierto que en algunos casos la timidez impide reunir el valor para intentar más de cuatro cosas en la cama , en una relación de pareja se debe trabajar para derrumbar barreras que se interponen entre el placer de cada uno.

En palabras del psicólogo experto Luis Ramírez, uno de los primeros pasos para acercarse a una vida sexual placentera y segura es “desarrollar una comunicación asertiva (clara y directa), eliminar las suposiciones y las inferencias de parte y parte, preguntar directamente lo que se quiere saber y transmitir. Esto incluye los límites y la exploración de la pareja”.

Las caricias no son suficiente, la comunicación debe existir en todo momento.Shutterstock

Una de las técnicas más famosas (para bien o para mal) en la intimidad es el dirty talking (hablar sucio, en inglés) para incrementar la sensualidad en el momento de la pasión.

El beneficio que esta práctica puede aportar a la vida sexual de la pareja es la confianza y la seguridad de saber lo que se quiere, cuándo y cómo.

La psicóloga y defensora del dirty talking Dana Myers explica en su blog que “la conversación sexy es una manera descarada de darle vida a las cosas en el dormitorio y aumentar su placer”.

Una herramienta que “no tiene nada de malo” y no se trata de imitar a actrices o actores de películas para mayores ni “decir lo que crees que deberías decir o ser irrespetuoso o degradante de alguna manera”, sino experimentar un espacio de respeto y consideración en ambas partes.

“Cuando le dices a tu pareja exactamente lo que quieres, lo que amas y lo que menos quieres, en el calor del momento, lo que podría ser una rutina aburrida y sexo monótono se eleva a un nivel completamente nuevo de calor”, expresa Myers.

Y es que cuando se habla de comunicación, generalmente ésta se limita a conversaciones fuera de la cama y del acto sexual, pero eso es apenas una pequeña parte de la solución al problema de la monotonía y la insatisfacción.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cleveland destacó que “las personas que expresan con palabras sus sensaciones durante el coito están mucho más satisfechas que aquellas que solo usan los labios para besar y acariciar”.

Al conocer más, se disfruta más

Si las parejas se conocen y expresan cómo se sienten en la cotidianidad, lo más seguro es que puedan desarrollar una comunicación asertiva y sensual en la recámara, sin necesidad de frases complicadas o elaboradas, sino en base a la comodidad que experimentan entre sí.

“Al conocer los gusto e intereses de la pareja es más fácil satisfacer las necesidades del otro, por lo que se presupone habría una mejora al tener las cosas más claras” comentó Ramírez, y enfatizó que es una práctica “necesaria” y a la que se le debe prestar atención para conseguir resultados mejores y duraderos.

Charla 'sexy' con la pareja, ¿es realmente un beneficio?

La meta es no guardar nada y decirlo todo, como expresa Mallory en el estudio “Compartir preocupaciones sexuales parece estar asociado con un desempeño mejor, especialmente en personas casadas y mujeres”, por lo que estar dispuesto a dar el paso con su pareja es una decisión crucial, más allá de qué postura intentar o cuál juguete comprar.

“La práctica debe estar regida por ambos, hacer que las palabras y las acciones sean dentro de la dinámica permitida”, indicó el psicólogo como una de las maneras en las que se puede estimular una mejor comunicación antes y durante el acto íntimo. “Sin duda, la comunicación es la mejor herramienta a la hora de mejorar cualquier dinámica humana, incluyendo la dinámica sexual de una pareja, el verbalizar los aciertos provoca una mayor ocurrencia de estos en el acto sexual, lo cual conlleva una mayor satisfacción”, agregó.

Bajo la premisa de encontrar la raíz del silencio en el tema del sexo, la página web de citas para casados Illicit Encounters lanzó un sondeo donde se descubrió que el 42% de los varones no satisface su apetito sexual durante el acto, a su vez, sólo un 43% de mujeres encuestadas opinó que su libido está en niveles más altos que el de los hombres. Es decir, la frustración no verbalizada antes o después del coito puede llevar a discusiones, distanciamientos, sexo ocasional, infidelidad o disipación del afecto.

Una comunicación abierta durante la intimidad puede llevar al goce y el balance saludable que desencadenará un mayor disfrute al momento de pasar tiempo con la pareja.

No existe una necesidad primaria de utilizar palabras obscenas, simplemente con frases positivas acerca del rendimiento de la pareja se puede llegar a estimular eficazmente el placer sexual. Es cuestión de soltar las inhibiciones y estar dispuesto a subir de nivel.