Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Salud

El 2019, año con más casos de dengue en América Latina

Los casos de dengue en las Américas superaron los 3 millones en 2019. La OPS insta a continuar con las acciones para reducir los criaderos de mosquitos y destaca que la prioridad del sector salud es evitar muertes

Dengue
Una trabajadora sanitaria separa varios mosquitos de distintas especies infectados con dengue en un laboratorio.Archivo | EFE

Millones de casos de infección por dengue ocurren anualmente en todo el mundo. El dengue es más frecuente en el sudeste asiático y las islas del Pacífico occidental, pero la enfermedad ha aumentado rápidamente en América Latina y el Caribe.

El dengue es una enfermedad transmitida por la picaduras de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes. Los síntomas aparecen entre tres a 14 días (promedio de 4–7 días) después de la picadura con el virus. El dengue es una enfermedad similar a la gripe que afecta a lactantes, niños pequeños y adultos, describe la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se considera que un dengue es leve cuando cuando ocasiona fiebre alta, erupción cutánea, y dolor muscular y articular. Una forma grave del dengue, también llamada “fiebre hemorrágica del dengue”, puede ocasionar sangrado intenso, descenso repentino de la presión arterial (choque) y la muerte.

Dengue minsa
Fumigación para prevenir el dengue.Cortesía

Según la OMS no hay ningún tratamiento específico contra el dengue. Sin embargo, investigadores están trabajando en vacunas contra el dengue. Por el momento, la mejor prevención es reducir el hábitat del mosquito en zonas donde el dengue es frecuente, aguas estancadas.

¿Cómo está la situación en las Américas?

Según la última Actualización Epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la región de las Américas reportó más de 3 millones de casos de dengue en 2019, el mayor número registrado en la región hasta el momento.

Estas cifras superan los 2,4 millones de casos notificados en 2015 cuando tuvo lugar la anterior epidemia de dengue más grande de la historia regional. Ese año casi 1,400 personas fallecieron como consecuencia de la enfermedad.

Marcos Espinal, director del departamento de enfermedades transmisibles y determinantes ambientales de la salud de la OPS, sostuvo que a pesar del incremento en el número de casos en 2019, el intenso trabajo de los países consiguió mantener la tasa de letalidad – o el porcentaje de casos que terminaron en muerte- por debajo del 1% esperado (0,05% in 2019), señala un comunicado de la entidad sanitaria.

Según reporta la OPS, Brasil, dado su tamaño poblacional, tuvo 2,241.974 casos en 2019, el 70% del total reportado en la región, y más de la mitad de las muertes por la enfermedad. México reportó 268.458 casos, Nicaragua tuvo 186.173 casos, Colombia, 127,553 casos y Honduras, 112,708 casos.

Mientras que Panamá reportó, para diciembre de 2019, 4.066 casos, según el informe de la semana epidemiológica del Ministerio de Salud (Minsa). De esos, 383 registraron signo de alarma; 11 casos de dengue graves y 5 defunciones. El informe señala, que las regiones de salud con más alto índices de casos de dengue confirmados se presentan en Panamá Norte con 955, Colón con 835 casos y Panamá Oeste con 490.

En lo que va del 2020, se han reportado en el país dos muertes por dengue (Panamá Este y en Colón) y 1,012 casos confirmados. Según el Minsa de ese total hay 894 sin signos de alarma, 112 con signos de alarma, 6 por dengue grave.

Este 2020 la OPS advierte que los casos de dengue seguirán aumentando si los países de la región no toman cartas en el asunto. De ahí que el organismo de salud insta a las familias, las comunidades, y las autoridades de todos los niveles a continuar con las medidas para eliminar los criaderos del mosquito, acción clave para reducir la transmisión de la enfermedad.

“La prioridad para el sector de la salud es evitar muertes”, señaló José Luis San Martín, asesor regional de dengue de la OPS. San Martín recomendó a la población de las áreas donde está circulando la enfermedad no automedicarse y consultar con un profesional de la salud ante la menor sospecha de padecer dengue, cuyos síntomas más comunes son fiebre alta y repentina, dolor de cabeza y detrás de los ojos, dolor corporal generalizado y malestar general, entre otros.

Asimismo, la Organización llama a sus Estados miembros a fortalecer la vigilancia de enfermedades, revisar los planes de emergencia y garantizar la capacitación adecuada para que los profesionales de la salud diagnostiquen oportunamente, manejen y traten adecuadamente a los pacientes con dengue, con el fin de evitar muertes por la enfermedad.

Dengue sigue ganando terreno, pero no se reporta epidemia
Los funcionarios del Control de Vectores realizan inspecciones en las comunidades.

En 2019, la OPS brindó capacitaciones al personal médico y paramédico de 39 países de la región, basadas en sus guías clínicas para el manejo de pacientes con dengue.

Consejos de la OMS

  • La OMS hace hincapié en que la mejor forma de prevenir esta enfermedad es controlando las poblaciones de este mosquito. Así que, por ahora, si vives o viajas a zonas tropicales donde el dengue sea frecuente, los siguientes consejos te ayudarán a reducir el riesgo de picaduras de mosquitos:

Permanece en ambientes con aire acondicionado y bien protegidos con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue están más activos al amanecer y al atardecer, pero también pican durante la noche.

Usa ropa de protección. Cuando vayas a zonas infectadas de mosquitos, usa una camisa de mangas largas, pantalones largos, calcetines y zapatos.

Usa repelente de mosquitos. Puedes aplicar permetrina sobre tu ropa, zapatos, equipo de campamento y mosquiteros de cama. También puedes comprar ropa que ya contenga permetrina. Para la piel, usa un repelente.

Reduce el hábitat de los mosquitos. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue normalmente viven dentro de los hogares y alrededor de estos, y se reproducen en aguas estancadas que se pueden acumular en objetos como neumáticos de automóviles. Puedes ayudar a reducir las poblaciones de mosquitos eliminando los hábitats donde ponen los huevos. Por lo menos una vez por semana, vacía y limpia los recipientes que contienen agua estancada, como las macetas, los platos de animales y los floreros. Mantén los recipientes con agua estancada tapados entre una limpieza y otra.