02 de Oct de 2022

Salud

Entra en vigencia 'polémica' Ley antivapeo en Panamá

Panamá aprobó la nueva norma que prohíbe el uso y comercialización de cigarrillos electrónicos. Críticos consideran que la Ley provocará un incremento en el "contrabando"

Vapeo
.AP

Este 8 de agostó entró a regir la Ley No. 315 que prohíbe el uso, importación y venta de cigarrillos electrónicos.

Panamá vive actualmente una situación donde la compra de cigarrillos de contrabando han aumentado en las calles. Según el Estudio de Mercado de Cigarrillos Ilegales, en 2016, el 60.8% de los cigarrillos consumidos en el país, eran de contrabando, mientras que 5 años después, en el 2021, la cifra incremento al 87.9%

Por su parte, la Asociación de Reducción de Daño por Tabaquismo de Panamá (ARDTP) y la Asociación de Fumadores y Familiares por un Panamá Libre de Humo han advertido que aprobar leyes que prohíben el uso, comercialización e importación de cigarrillos electrónicos, es una manera de impulsar el comercio ilícito.

En tanto que, el presidente de la Asociación de Reducción de Daño por Tabaquismo de Panamá, Tomas Sánchez, insiste que con esta ley se esta presentando una idea de que en Panamá se "permite" el contrabando, lo cual envía un mensaje al mercado ilícito y de igual manera se considera una violación a los convenios internacionales que ha firmado Panamá para luchar contra el contrabando.

Sánchez considera que esta ley solo logra condenar a los fumadores a seguir dependiendo de los cigarrillos de combustión ya que no tienen otras opciones, mientras que otros países alrededor del mundo tienen acceso a alternativas como cigarrillos electrónicos y otros dispositivos menos nocivos y sin combustión.

Filipinas en la vía contraria

Algunos críticos a la Ley que actualmente entra en vigencia, miran a Filipinas como un ejemplo "viable" para regular la venta y consumo de los cigarrillos electrónicos. 

 Filipinas aprobó la Ley Vape con 192 votos a favor la cual regula la importación, fabricación, venta, empaque, distribución, uso y transmisión de productos de vapor, incluidos los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentados (HTP).

Esto garantiza el derecho de más de 16 millones de filipinos a acceder a alternativas efectivas y seguras para reducir los efectos físicos del consumo de tabaco en la salud.

La Ley Vape también protege a los menores al prohibirles comprar cigarrillos electrónicos e imponer sanciones por violaciones de las prohibiciones de la regla. La decisión del congreso filipino es la primera ley integral libre de humo en casi dos décadas y anula la aprobada en 2017. Se espera que esta nueva ley reduzca las tasas de tabaquismo la cual logra el fallecimiento de más de 100.000 fumadores filipinos al año.

Además de establecer disposiciones para evitar la venta de estos productos a menores de edad al fijar una edad legal para fumar, el reglamento establece nuevas pautas para reducir el número de muertes por la epidemia de tabaquismo que pretende establecer.

La nueva ley también propone una estrategia diferente para combatir el contrabando de tabaco que ha azotado al país asiático en los últimos años, dejando en claro que en lugar de detener el contrabando, ha fomentado el crimen.

La decisión del Parlamento filipino es la primera ley integral libre de humo en casi dos décadas y anula la aprobada en 2017.