Temas Especiales

24 de Feb de 2021

Tecnología

Experto tico habla de riesgos por "Dragón Amarillo" en plantaciones herreranas

Ramón G. Mexzón, ingeniero agrónomo de la Universidad de Costa Rica (UCR), propuso combatir, mediante la utilización de la naturaleza la...

Ramón G. Mexzón, ingeniero agrónomo de la Universidad de Costa Rica (UCR), propuso combatir, mediante la utilización de la naturaleza la enfermedad del "Dragón amarillo", que causa estragos en los cultivos de cítricos de muchos países.

Expertos americanos están luchando por contener la enfermedad más devastadora de los cítricos producida por el brote de la bacteria conocida como Huanglongbing (HLB), que en chino significa "enfermedad del Dragón Amarillo", llamada de esa forma por el color amarrillo que adquieren las hojas de la planta afectada.

Desde San José para La Estrella Online, Mexzón, investigador de la Escuela de Agronomía de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias de la UCR, considera que en Panamá la cercanía de la enfermedad en Brasil, islas del Caribe y ahora en Costa Rica, pone en grave riesgo las plantaciones citrícolas en la provincia de Herrera.

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Panamá (IDIAP) recibió en diciembre de 2010 el apoyo del Banco de Germoplasma de Cítricos de la Universidad de California, en Riverside, para tener plantas más resistentes.

Amenaza

A principios de diciembre del año pasado productores herreranos de naranja y el resto del país estaban preocupados que la plaga que llegara a Panamá y dañara las plantaciones, tal como había ocurrido en México, Nicaragua y Honduras, dándose la más reciente alarma Costa Rica.

Panamá, oficialmente no ha anunciado que estamos en peligro, como lo hizo el 21 de febrero de 2011, el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) de Costa Rica, cuando advirtió de la detección de la temida enfermedad en la zona norte tica en 4 árboles de cítricos en la zona aledaña a Medio Queso, al norte de Alajuela cerca de la frontera con Nicaragua.

Mexzón adujo que unas semanas después se encontraron tres árboles con la plaga en Pavones de Upala, localidad a 30 kilómetros de la frontera.

La amaneza es fuerte. Resalta que 25 mil hectáreas de cítricos de Costa Rica y ubicadas en la zona norte corren gran riesgo con la bacteria.

Confesó que eso les tomó por "sorpresa", "ya que se había detectado en Nicaragua en Puerto Cabezas, que está distante de la frontera.

Recomendaciones del experto

En Costa Rica, las medidas han sido implementadas pero necesitan un año para completarlas y "ya la enfermedad la tenemos a unos centenares de kilómetros de las fincas citrícolas".

Indica que el sistema de manejar el hábitat del cultivo por medio de la siembra de plantas nectaríferas, es la solución a la enfermedad.

Agrega que en países desarrollados no lo hacen por tres razones básicas: no tienen expertos en este tema, no conocen la forma de implementar el sistema de control y el poder de las empresas que venden plaguicidas, anula la capacidad de pensar de los agrónomos.

El investigador sostuvo que el sistema de control de plagas, mediante el uso de plantas nectaríferas, sólo yo lo uso en el mundo, en grandes plantaciones de frutales y de plantas ornamentales; y en 20 años he resuelto unos 25 casos y con más de 30 especies de insectos plaga.

"Es en verdad una gran lástima que soluciones de controlar plagas sin usar insecticidas, no reciban la difusión que merecen y quedan restringidas a un ámbito de expertos que leen las revistas especializadas en este campo de la ciencia".

Pasos

Un programa de Manejo Integrado del “Dragón amarillo”/Diaphorina citri, propuesto por Mexzón, debe considerar las siguientes pautas:

1. El monitoreo de las poblaciones de psílidos, sus enemigos naturales y de plantas sintomáticas o sospechosas de estar infectadas con la enfermedad.

2. El diagnóstico de aquellas plantas sintomáticas y el monitoreo de las poblaciones de psílidos por medio de la técnica de PCR (reacción en cadena de la enzima polimerasa).

3. La capacitación y entrenamiento de scouts (“plagueros”) para que lleven a cabo el monitoreo de plagas.

4. La implementación de las diferentes estrategias de control (químico, etológico, cultural y biológico).

5. La siembra y manejo de vegetación nectarífera que permita el establecimiento de poblaciones de enemigos naturales, sean procedentes de las áreas silvestres o de laboratorios de cría masiva.

El "Dragón Amarillo" fue detectado por primera vez en Asia a finales del siglo XIX, porteriormente se reportó su presencia en África del Sur a principios del siglo XX.