18 de Oct de 2021

Tecnología

Viuda australiana gana la batalla legal por el esperma de su difunto marido

Jocelyn Edwards, una viuda de Australia de 40 años, ganó este lunes la batalla legal por el esperma congelado de su difunto marido y pes...

Jocelyn Edwards, una viuda de Australia de 40 años, ganó este lunes la batalla legal por el esperma congelado de su difunto marido y pese a salir victoriosa carece de la autorización escrita del donante requerida por la ley en el estado de Nueva Gales del Sur para someterse a la fecundación in vitro.

Jocelyn y Mark Edwards contrajeron matrimonio en 2005 y, tras intentar tener un hijo sin lograrlo, acudieron a mediados de 2010 a una clínica de reproducción asistida, informó la Australian Associated Press (AAP), una agencia que no es financiada ni influenciada por el gobierno, que en español es Prensa de la Asociación Australiana.

La decisión del juez Robert Allan Hume, del Tribunal Supremo de Nueva Gales del Sur, concede a la viuda la potestad sobre los espermatozoides de su esposo muerto, que fueron extradídos por orden de un juez al día siguente de su muerte en un accidente de trabajo.

Los esperamatozoides han estado congelados en un laboratorio desde agosto de 2010 tras quedar parado el proceso con la muerte del marido y en espera de este fallo de la justicia de Australia.