Temas Especiales

18 de May de 2022

Tecnología

Latinoamérica podría romper la brecha digital

PANAMÁ. El acceso universal a internet podría darse en esta década en América Latina, una región donde hasta el momento sólo accede a la...

PANAMÁ. El acceso universal a internet podría darse en esta década en América Latina, una región donde hasta el momento sólo accede a las nuevas tecnologías la mitad de la población, aseguraron expertos de la región que participan en un Congreso en Panamá.

Si se implementa un con junto de medidas desde el ámbito público y privado ‘es posible cerrar esa brecha en la presenta década’, dijo Pablo Bello, secretario general de la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones.

Bello hizo estas declaraciones en el istmo durante el congreso regional sobre el sector de las telecomunica ciones y nuevas tecnologías. Según el experto, ‘podemos llegar en 2020 a una Latinoamérica donde prácticamente todos tengamos acceso al servicio de banda ancha’. Para ello es necesario bajar los precios de la banda ancha; una mejor planificación en el uso del espectro radioeléctrico (necesario para el desarrollo de la banda ancha móvil); mayor confianza para las inversiones privadas en telecomunicaciones y el desarrollo de programas atractivos con contenidos regionales. ‘Si todo eso se hace se puede reducir considerablemente la brecha, tanto en el acceso (a internet) en los hogares como en los dispositivos móviles’, manifestó Mariana Rodrí guez, directora de Convergencia Latina, empresa es pecializada en información sobre telecomunicaciones en América Latina.

Unos 300 de los 600 millones de latinoamericanos acceden a internet, aunque muchos no lo hacen desde su casa porque no pueden pagar los servicios de conexión. Solo el 34% de los hogares contrata un servicio de internet de banda ancha y un 18% contrata un servicio para acceder a la red a través del teléfono, una minicomputadora o una tableta en Latinoamérica, dijo Rodríguez.

Según Raúl Echeberría, presidente ejecutivo de Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe, a los 300 millones de usuarios de internet se sumarán otros 100 millones a finales de 2015. Sin embargo, ‘no se puede predecir’ cuándo habría un acceso universal a la banda ancha ‘si no sabemos cuáles van a ser los patrones de uso ni las aplicaciones que se van a utilizar ni cuáles van a ser los usos más populares de las tecnologías’.

El acceso a internet y las nuevas t ecnologías es considerado por muchos expertos como fundamental para salir del atraso y la pobreza porque permite acceder a la información, servicios y a un puesto laboral, entre multitud de utilidades. ‘La banda ancha es un elemento de inclusión social cuando se tiene y de exclusión social cuando no se tiene’, afirmó Antonio García, del Banco Interamericano de Desarrollo.