Panamá,25º

09 de Dec de 2019

Tecnología

Soluciones en la nube, la garantía más segura para las empresas

La adopción de nuevas tecnologías en las compañías para competir en los nuevos mercados hace que cada vez necesiten más infraestructura para almacenar y procesar toda la información que recogen de las aplicaciones de negocio

¿Almacena información en el celular, disco duro o USB? ¿Cuenta con información confidencial que deba de ser resguardada y respaldada? ¿Requiere mantener un seguimiento de la información y los cambios que se realicen? Si una empresa se identifica con alguna de estas situaciones, significa que está lista para contar con un servicio y solución con tecnología de nube (Saas, IaaS, PaaS o BaaS). ‘Estar en la nube representa una oportunidad de tener acceso a soluciones ágiles, colaborativas y a la medida para compartir o trabajar documentos, resguardar en un lugar seguro la información confidencial o gestionar grandes cantidades de datos', asegura Luis Enrique Sánchez, director general de Wingu, empresa que impulsa la transformación digital con iniciativas sociales en América Latina.

El ejecutivo detalla que las soluciones de nube son algunos de los aliados más importantes para que las organizaciones de cualquier tamaño inicien su proceso de transformación digital, ya que permite aprovechar la tecnología para agilizar sus procesos y ser más productivos.

Aunque Sánchez aclara que una de las principales barreras para la digitalización de procesos es que las compañías consideran que éste puede ser una inversión costosa y de corto plazo, que requerirá de ajustes conforme alcancen sus objetivos.

Ludvick Ibáñez, gerente de desarrollo de negocio para la región de América Latina en Cisco, coincide en que todas las empresas, por muy pequeñas o grandes que sean, están en este proceso de digitalización. ‘Lo que sucede es que la información es tan importante que si no tienen la capacidad de procesar los elementos adecuados pierde ventajas muy competitivas', añade Ibáñez .

‘Es muy importante que la compañía entienda que no se trata de un problema de productos, sino de una solución basada en arquitectura y debe incluir tanto la parte de gestión como la capacidad de poder mover los datos en los diferentes niveles que sean necesarios. Definitivamente, no depende del tamaño sino de la visión que tenga una empresa y de qué tan productiva y eficiente quiere ser', enfatiza el director ejecutivo de Cisco Latinoamérica.

Seguridad: el primer mandamiento de la nube

La seguridad es el factor más importante en todos los servicios en la nube. De acuerdo con un estudio de la Organización de Estados Americanos, al menos nueve de cada diez entidades bancarias en la región sufrieron ataques cibernéticos durante el 2018. Esto se traduce en que el 90% de bancos latinoamericanos y del Caribe participantes en el estudio fueron atacados.

‘En Panamá, por ejemplo, estamos viendo iniciativas de nube muy grandes a la capacidad de poder hacer que compañías de aeronáutica, fábricas y banca estén utilizando inteligencia artificial para poder procesar y ser más eficientes al mismo tiempo que brindan seguridad a los usuarios',

LUDVICK IBÁÑEZ

GERENTE DE NEGOCIO EN CISCO

De estos, el 37% reconoció haber sido víctima de un ataque efectivo, lo cual representa vulnerabilidades en el sector que afectan casi al 40% de bancos. Según World Economic Forum, para el 2021 se espera que el costo de los ataques de este tipo supere los $6,000 millones.

No es tema nuevo que los ataques hacia entidades financieras son más frecuentes y que se han refinado con los años, pero lo mismo ha ocurrido con la oferta de ciberseguridad disponible en el mercado para enfrentar estos desafíos.

Al respecto, la Encuesta Global de Seguridad de la Información de EY indica que solo el 13% de las organizaciones en el mundo realiza actualmente una inversión en ciberseguridad de acuerdo con sus necesidades, pero es un número que irá en aumento en los próximos años debido a la importancia del tema.

Según Sánchez, la nube reúne todas las características y garantizan una mejor seguridad y desempeño de las compañías.

Infraestructura eficiente

Con datos en la nube, la compañía queda de autoservicio; es decir, no es necesario un técnico de planta, ya que los usuarios pueden subir, bajar, copiar o modificar la información de acuerdo con sus necesidades. Además, permiten el acceso 24/7, los datos siempre están disponibles, solo se requiere una conexión de Internet, sin importar la ubicación del usuario', comenta el director de Wingu.

Agrega que otras de las características es la disponibilidad, la información puede ser editada o modificada en tiempo real y se podrán otorgar permisos o restricciones a los miembros de la compañía; elástica, la capacidad de almacenamiento se puede ampliar o reducir, dependiendo de las necesidades y medible respecto a cuánto del almacenamiento se encuentra en uso.

‘Justamente estas características permiten a las empresas tener acceso a soluciones tecnológicas que les permiten mejorar eficiencia, ahorrar tiempo y almacenar de forma eficaz cada información', añade Sánchez.

Según Ibáñez, en Latinoamérica el tema de los datos en la nube va bastante rápido y la seguridad también. ‘Muchas compañías están procesando los componentes en mención. En Panamá, por ejemplo, estamos viendo iniciativas de nube muy grandes a la capacidad de poder hacer que compañías aeronáuticas, fábricas y banca estén utilizando inteligencia artificial para poder procesar y ser más eficientes al mismo tiempo que brindan seguridad a los usuarios', zanja.

El ejecutivo recomienda a las personas que se adapten a los cambios porque todo gira alrededor de la evolución.

Lo que hay que tomar en cuenta

Para mudar una empresa a la nube es primordial tomar en cuenta tres aspectos básicos. Sánchez recomienda evaluar necesidades. La nube es un servicio al que todos tienen acceso y es necesario evaluar las necesidades de almacenamiento y uso de la información para determinar la opción ideal que se requiera, almacenamiento como servicio o back up como servicio.

Es de suma importancia replantear procesos. Una solución de software como servicio (SaaS) Gsuite de Google u O365 de Microsoft, permite fortalecer iniciativas como el home office , con la confianza de enriquecer un enfoque colaborativo, en el que —sin importar dónde están los usuarios— pueden trabajar de manera conjunta datos, carpetas de información o lo que sea necesario.

¿Nube privada o nube pública? Según Sánchez esta depende en gran medida de la cantidad de información que se genere, lo sensible en temas de confidencialidad o seguridad, la necesidad que tengan en volumen de transacciones o clientes, la inmediatez de la información, y —muy importante— el interés de tener o no infraestructura propia de Tecnología de la Información. ‘De hecho, cada vez hay arquitecturas tecnológicas más sofisticadas que mezclan ambos enfoques, generando nubes híbridas', dice Sánchez.

Será vital que las organizaciones cuenten con una estrategia de nube y un asesor tecnológico para que los acompañe en este viaje hacia la transformación digital.