12 de Ago de 2022

Deportes

Brasil despidió a un ‘Fenómeno’

PANAMÁ. Sangre fría, definiciones exquisitas, potencia, resistencia y habilidad, son algunos de los atributos con los que Ronaldo Luís N...

PANAMÁ. Sangre fría, definiciones exquisitas, potencia, resistencia y habilidad, son algunos de los atributos con los que Ronaldo Luís Nazário de Lima (Ronaldo) maravilló al mundo del fútbol durante 17 años, hasta que en febrero del 2011 decidió colgar los botines.

Anoche, Ronaldo jugó su último partido con la verdeamarelha ante Rumania en el estadio Pacaembú de San Pablo, Brasil.

‘Es un honor haber servido a la selección brasileña y me hubiera gustado que fuera por mucho más tiempo’, declaró ‘El Fenómeno’.

‘Desearía poder jugar mucho más tiempo. Jugar para siempre, sin sentir dolores. Me gustaría poder jugar la Copa del Mundo en Brasil. El momento llegó, no dio (para jugar la Copa-2014) pero fue hermoso’, destacó un emocionado Ronaldo en San Pablo.

AMOR ETERNO CON EL BALÓN

A los 16 años demostró con la sub-17 de Brasil que era un diamante en bruto. Los 59 goles marcados en 57 partidos con la canarinha lo catapultaron al Cruzeiro de primera división, donde comenzaría a escribirse la historia del mejor delantero (o mejor ‘9’) de la historia.

Formado bajo el mando del mítico delantero Jairzinho (campeón del mundo con el legendario Brasil de 1970), Ronaldo tuvo un fugaz paso por el Cruzeiro, donde 44 goles en 44 partidos fueron suficientes para que saltara al fútbol europeo.

Desembarcó con 18 años en el PSV Eindhoven, y rápidamente se adaptó al fútbol europeo, que pocos años después terminaría adaptándose a él.

Habían pocos delanteros en el mundo cuando Ronaldo saltó a la luz. De una gambeta elástica sobre una baldosa para dejar en el camino a un par de defensores, pasando por una asistencia filtrada mágica hasta una definición milimétrica, el ‘Fenómeno’ lo tenía todo.

Y una vez que empezaba a correr con el balón controlado (virtualmente atado a sus botines), los frustrados defensores solo podían ser testigos privilegiados de un inminente gol.

PREMIOS, GOLES Y FESTEJOS

Además de haber ganado decenas de títulos continentales y mundiales en sus pasos por los clubes Cruzeiro, PSV Eindhoven, Barcelona, Real Madrid, Inter de Milán, AC Milan y Corinthians, Ronaldo ha logrado destacarse del resto por su gran capacidad goleadora e innata habilidad.

Gracias a la espectacular temporada que tuvo con el equipo azulgrana, donde marcó 47 goles en 59 partidos y supo levantar la Copa del Rey y la Supercopa de España, fue premiado en 1996 con el primero de sus tres ‘Fifa World Player’ (Mejor jugador del Mundo FIFA).

Los otros dos los ganó en 1997 y 2002, siendo junto a Zidane el único en ganarlo en tres oportunidades.

En cuanto a Mundiales, Ronaldo disputó cuatro (en 1994 fue suplente), ganó 2 y fue subcampeón una vez, y hoy en día deja el legado de ser el máximo artillero en la historia con 15 goles.

A pesar de las repetidas lesiones en sus rodillas, Ronaldo jugó y vivió el fútbol como pocos. Contra todo pronóstico, siguió jugando y goleando hasta los 33 años, para que hoy sea despedido por su selección y su país, al que le dio sonrisas, euforia y goles por doquier.