Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Deportes

‘El Loco’ hace sus últimos ajustes

PANAMÁ. El gimnasio José ‘Maco’ Arboleda de Créditos Latinos en Santa Ana era un verdadero horno ayer, pero allí se encontraba el excamp...

PANAMÁ. El gimnasio José ‘Maco’ Arboleda de Créditos Latinos en Santa Ana era un verdadero horno ayer, pero allí se encontraba el excampeón mundial Vicente ‘El Loco’ Mosquera.

El sofocante calor, más que amilanar a Mosquera, se convertía en gritos de motivación para el púgil que continuaba con su jornada de preparación, de cara al combate del próximo 9 de febrero ante el nicaragüense Walter Castillo en la arena Roberto Durán.

El día de entrenamiento de ‘El Loco’ ya había comenzado al amanecer fuera del recinto de los Rockeros, cuando Mosquera recorrió por al menos dos horas la carretera que conduce del Puente de Las Américas a la localidad de Veracruz, donde reside el exmonarca de las 130 libras.

Luego a las 11:00 a.m., acompañado de su esposa y su hija mayor inició sus labores en el gimnasio bajo las órdenes de los entrenadores Héctor Rangel y Francisco ‘Tolete’ Arroyo.

Trabajos de soltura, soga, guanteleta y saco marcaron ayer la rutina del aspirante al título latino superligero (140 libras) del Consejo Mundial de Boxeo.

‘Te soy sincero, me siento fuerte, hemos trabajado carretera en doble sección, pero ya iremos parando porque la pelea ya se está acercando’, comentó Mosquera luego de los entrenamientos. ‘Tenemos el ánimo y pienso que es lo más importante para el boxeador’, agregó.

En cuanto a su rival, Mosquera le recomendó que venga bien preparado.

‘Muchos boxeadores desde que retorné dijeron que me noquearían y ellos son los que se han ido noqueados. Espero que venga a buscar la pelea como yo lo voy a hacer; es más, él no es un boxeador estilista, lo he visto en vídeo’, sentenció.

El boxeador que llegó a pesar las 200 libras antes de su retorno reconoció que trabajar para llegar en a 140 libras no ha sido fácil.

‘Te digo que no es fácil, ha sido trabajoso, pero no me ha costado como creíamos. Hemos trabajado fuerte, estamos a ocho libras del peso pero para el día de los exámenes quiero estar a cinco libras’, sostuvo.

El próximo sábado arribará a Panamá el nicaragüense Castillo para estar el domingo en los exámenes médicos.