Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Deportes

Patrocinio genera polémica

PANAMÁ. Hace unos días, la empresa telefónica Digicel, principal patrocinador de la Liga Panameña de Fútbol (LPF), anunció que aportará ...

PANAMÁ. Hace unos días, la empresa telefónica Digicel, principal patrocinador de la Liga Panameña de Fútbol (LPF), anunció que aportará la suma de un millón de dólares a la LPF, hasta el año 2014.

La noticia de este fuerte apoyo económico, el mayor que ha tenido el fútbol local en su historia, ha ocasionado algunas discrepancias entre la Federación Panameña de Fútbol, Prodena y algunos clubes de la LPF, que reclaman mayores aportes de los que actualmente reciben.

Esta inyección económica, debería ser el preludio para realizar un torneo profesional más fuerte y mejor organizado.

Al menos, eso es lo que plantea el presidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), Pedro Chaluja, quien sostiene que el beneficio principal del patrocinio es el de asegurar de que se realicen todos los partidos.

Sin embargo, algunos directivos de clubes sienten que además de ayudar a mejorar la liga, los recursos deben servir también para fortalecer a los equipos, pero temen que eso no sucederá.

Desde el año 2009 la LPF, (antes conocida como Anaprof), quedó bajo el paraguas de la Fepafut, que asumió el reto de organizar el campeonato nacional.

Un año más tarde, entró al escenario del fútbol local, con el visto bueno de la Fepafut, la empresa comercializadora Producciones Deportivas Nacionales (Prodena).

A cambio, cada club recibe la suma de 20 mil dólares por temporada, es decir 10 mil en el torneo Apertura y 10 mi en el Clausura.

Prodena, cuyo gerente es Ramón Cardoze, actual vicepresidente de la Fepafut, firmó un contrato para comercializar a los clubes y los derechos de transmisión por televisión.

Chaluja reveló que la Fepafut mantiene un contrato administrativo y comercial con Prodena, para la empresa se encargue de todo lo que corresponde al montaje de los espectáculos, según admitió el propio Chaluja.

El máximo jefe del fútbol panameño, sostiene que para ellos es más fácil ‘tercerizar’ esos recursos, porque la federación tiene demasiados eventos a la vez y se les hace difícil atenderlos todos.

‘Sentimos que con Prodena, los resultados han sido bueno. Algunos clubes decidieron firmar con la empresa, otros no, pero los beneficios de hacer los partidos van para todos los clubes por igual. Digicel patrocina a la LPF y no a los clubes’, dijo.

Los clubes, señala Chaluja, se benefician directamente, porque con esos recursos se pagarán los costos de producción de la Liga.

Pero, algunos directivos de clubes no están conformes con esa propuesta.

A juicio de Carlos Martans, directivo del Tauro FC, actual campeón del fútbol nacional, parte del patrocinio debería llegar a los clubes y sabe que eso no será así.

Señaló Martans, que Prodena, ni siquiera se ha reunido con los clubes para explicar en qué se mejorará la liga.

‘Con esa cantidad de dinero, se puede dar un incentivo mayor a los clubes, pagar la producción de la Liga y Prodena recibiría su ganancia’, aseguró el dirigente.

La dirigencia del Sporting San Miguelito, uno de los dos clubes que decidió no firmar contrato esta temporada con Prodena, también dejó sentada su posición.

Esther Sorolla, de la directiva del club rojo y negro, confirmó que a ellos le corresponderá solo lo ‘básico’ para cada partido, es decir, los gastos de arbitraje, seguridad, entre otros.

‘ Creemos que no debe ser así, porque la federación en la madre de la LPF, aunque nosotros ya no estemos con Prodena’ señaló la dirigente del Sporting.

LA POSICIÓN DE PRODENA

Ramón Cardoze, gerente de Prodena, explicó que en la temporada 2012, los clubes recibirán la suma de 25 mil dólares y en el 2014, esa suma se elevará a 30 mil dólares por temporada, para cada uno de los clubes que mantiene contrato con Prodena.

Cardoze mencionó, que la empresa también se encarga de pagar el arbitraje de la liga, cuya cifra es de aproximadamente 100 mil dólares por torneo.

‘Lo que sí le vamos a garantizar a los clubes que no firmaron con Prodena, es el pago del arbitraje, comisarios, ambulancias y seguridad en los estadios’.