25 de Sep de 2022

Deportes

Panamá pasa la página caribeña

PANAMÁ. Pasada la euforia de las pruebas de la Serie Hípica del Caribe 2012, la cría del purasangre nacional mira ahora a su nueva gener...

PANAMÁ. Pasada la euforia de las pruebas de la Serie Hípica del Caribe 2012, la cría del purasangre nacional mira ahora a su nueva generación de ejemplares, que ahora con dos años de edad, despuntan para convertirse en los grandes animadores de las pruebas selectivas del próximo año.

LOS SOBRESALIENTES

La potranca ‘Jubilee Queen’ y el potro ‘Fulo Rubio’ son hasta el momento los dos mejores ejemplares de este grupo que surge de los planteles de crianza nacional.

Invicta en la pista, la descendiente de ‘Slaughter Beach’ y ‘Silent Queen’, nacida y criada en el haras Cerro Punta, no ha tenido rivales al ganar las dos pruebas clásicas de la Triple Corona Juvenil de nativas, lo que podría conseguir el 30 de noviembre, en el clásico Sociedad de Criadores de Caballos (Socrica), sobre distancia de mil 400 metros y premios por 35 mil dólares.

Por su lado, el nativo nacido en el haras San Miguel, descendiente de ‘Forever And Ever y ‘Enamórame, ha ganado las dos pruebas clásicas reservadas a los potros de su generación, siendo la ficha alta para la última carrera de la Triple Corona Nacional: el clásico Navidad, que se corre el 23 de diciembre, en mil 400 metros y con 35 mil dólares en premios.

RETADORES

En un grupo de potenciales competidoras en el clásico Socrica, aparecen ‘Coco Candy’, ‘Selecta’, ‘Marisma’ y ‘Plea Mar’, entre otras.

De ellas, ‘Coco Candy’ ganó en un impresionante 1.19.4 para los mil 300 metros, mientras que ‘Selecta’ metió 1.08.1 en mil 100 metros.

Entre los machos, ejemplares como ‘Santo Rosso’ y ‘Tomás Gabriel’ ha mostrado buena capacidad locomotriz, como para enfrentarse al doble coronado ‘Fulo Rubio’.

‘Santo Rosso’ marcó 1.19.3 en los mil 300 metros el pasado 2 de diciembre, mientras que ‘Tomás Gabriel hizo su estreno triunfal el 25 de diciembre, marcando 1.07.2 en los mil 100 metros.

LA SEQUÍA

Desde el año 2006, Panamá no gana el Clásico Internacional del Caribe, máxima prueba hípica de la región, y hacia donde siempre apuntan para una victoria los criadores nacionales.

La generación que se levanta ha mostrado un gran potencial pistero, por lo que los augurios para romper la sequía de triunfos caribeños parece estar en una potrillada de buena calidad.