Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Deportes

Un latino tocará la puerta en 2015

PANAMÁ. En un par de años, habrá un pelotero latinoamericano con la posibilidad de abrir la puerta del salón de los inmortales del béisb...

PANAMÁ. En un par de años, habrá un pelotero latinoamericano con la posibilidad de abrir la puerta del salón de los inmortales del béisbol de las Grandes Ligas.

En medio de la sórdida época de los esteroides, un nombre se levantará con sólidez, apoyado en sus dignos números y la relevancia que le dio al juego entre 1992 y 2009.

DON PEDRO

El nombre de Pedro Martínez aparecerá por primera vez en la boleta de votaciones para escoger a nuevos miembros del Salón de la Fama del béisbol de Estados Unidos para el año 2015.

¿Y quién sería capaz de discutir sus méritos?

En la sórdida época de los esteroides, a algún loco se le podría ocurrir la absurda insinuación de que Martínez también tendría que ser salpicado con la inmundicia.

El dominicano supera con creces cualquier especulación al respecto, pues tiene una hoja de vida como pelotero tan compacta y llena de logros, que si Greg Maddux y Tom Glavine fueran electos en 2014, Martínez seguiría como una elección ideal.

COMPARACIONES

Martínez ganó 219 partidos en su tránsito por las Ligas Mayores y su efectividad fue de 2.93. Ponchó a 3 mil 154 bateadores.

Si bien no ganó la cantidad de juegos que Maddux y Glavine, mostró mucho mejor control que ellos en su carrera.

Maddux ponchó a 3 mil 371 bateadores y porcentaje de 3.16; Glavine abanicó a dos mil 607 y efectividad de 3.54.

Hay algo más. Maddux ganó cuatro veces el premio Cy Young, todos en la Liga Nacional; Glavine lo hizo en dos ocasiones, también en la Nacional.

Martínez ganó tres veces el galardón, una vez con los entonces Expos de Montreal (1997, en la Liga Nacional), y dos veces con los Medias Rojas de Boston.

La grandeza de Greg Maddux debe permitirle un cómodo ingreso al Salón de la Fama; la versatilidad de Glavine le merece un lugar en el sitio de los inmortales de las Grandes Ligas.

¿Pedro Martínez entrará en el primer año? Así debería ser. El año 2015 lo tiene como la gran carta en su lista de ingreso. Lo contrario sería tan descabellado como inimaginable.