Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Deportes

Hermanos, amigos, técnicos y las dos almas del seleccionado

Lograr entrevistar a Julio y Jorge Dely fue una verdadera odisea. Resulta que acordamos encontrarnos en un hotel de la localidad; luego ...

Lograr entrevistar a Julio y Jorge Dely fue una verdadera odisea. Resulta que acordamos encontrarnos en un hotel de la localidad; luego del encuentro intentamos conversar en un lugar del lobby, pero cada persona que pasaba quería tomarse fotos con los gemelos y ellos, gentilmente, aceptaban, en tanto que yo tenía que apagar mi grabadora y esperar.

Debido a tantas interrupciones tuvimos que cambiarnos a otro sitio que creíamos era más discreto, pero a los cinco minutos que haber comenzado la entrevista, llegó un tumulto de gente y todos querían hablarles y tomarles fotografías.

Y ellos, evidentemente, están acostumbrados a este tipo de situaciones, porque los vimos siempre como si nada estuviera pasando, atendiendo a todo el mundo.

‘¡Es es el Panagol!’, le dijo un señor a su acompañante, que por su acento estimo que era uruguayo, , ‘¡mira, y son dos iguales!’, agregó el hombre.

De pronto, una señora que trabaja en el hotel me dijo: ‘lo sentimos, pero ellos no pueden permanecer aquí, mire qué alboroto se nos ha formado’… la algarabía continuaba y cada ves se ponía peor. No entendíamos de dónde salía tanta gente. María Fe Olivares, la jefe de redacción de la revista Clorofila, el fotógrafo y yo, tuvimos que rescatar a los Dely, cual estrellas del rock .

Nos fuimos a un lugar más discreto todavía, bastante alejado de la presencia de la gente. Y al fin pudimos empezar la entrevista. Fue impactante cuando al unísono respondieron ‘somos uno solo’, al preguntarles sobre su desempeño en la Selección Panameña de Fútbol.

Julio y Jorge, quienes hoy se desempeñan como director técnico y asistente, respectivamente, de la Selección, son unos triunfadores en el fútbol y no se jactan de ello.

Consideran que con sacrificio, perseverancia y pasión, se puede logar todo lo que uno quiere en esta vida.

Hasta hace pocos años, en el tema del deporte Panamá era conocido en el extranjero por el boxeo y la hípica, pero hoy día ya se habla del fútbol panameño, y es innegable que este cambio se ha dado gracias a los Dely.

Se trata de unos chicos sencillos, educados, que, sin apuros, respondieron las interrogantes que le hicimos, a pesar de que eran las ocho de la noche y los estaban esperando para cenar. Unas preguntas fueron hechas directamente a Julio, por ser el director, y otras iban dirigidas a ambos.

-JULIO, ¿QUÉ TE EMOCIONA MÁS, SER EL TÉCNICO O HABER REPRESENTADO A PANAMÁ EN LA SELECCIÓN?

-Ambas situaciones son emocionantes para mí. Cuando venía a jugar con la Selección, la mayor ilusión que tenía como panameño era vestir nuestra camiseta. Ahora, como entrenador, esa ilusión es la misma. Es distinto el rol que tengo ahora, pero, aunque no visto la camiseta, sí estoy representado a mi país. Así es que tanto como jugador como entrenador, la emoción que siento es muy grande.

-¿EN CUÁL CLUB SE TE DIO MÁS OPORTUNIDAD O CON CUÁL TE SENTISTE MÁS IDENTIFICADO?

-Julio: En realidad, a nivel profesional, en todos los países donde he estado siempre las oportunidades estuvieron presentes; solo el hecho de estar ahí, constituía una gran oportunidad. En todos los clubes donde estuve era uno más y las oportunidades siempre se presentaron, en cada sitio donde jugué, y la clave fue saber aprovecharlas al máximo.

SEGURAMENTE QUE PARA SER FUTBOLISTAS TAN IMPORTANTES COMO USTEDES CONLLEVA SACRIFICIOS, ¿QUÉ TAN GRANDES FUERON ESOS SACRIFICIOS?

-Julio: Por supuesto que conlleva sacrificios. Al principio, cuando salimos de Panamá, dejar a nuestras familias, amigos, costumbres, dejar todo a los 19 años, constituyó para nosotros un gran sacrificio. Ir a un país distinto, con cultura diferente, es duro, pero, al mismo tiempo, cuando ya empiezas a jugar profesionalmente, tienes que dejar muchas cosas de lado que comúnmente un joven a esa edad hace. Por ejemplo, no salir los fines de semana, estar ausentes de las fiestas, también representa un sacrificio, porque uno es joven y tiene derecho a esas cosas. Pero aunque sabíamos que todo eso representaba un sacrificio, también estábamos conscientes de que después habría tiempo para participar en esas actividades.

-Jorge: Mira, una carrera futbolística es muy dura. Para mí, dejar la calle 16 Meléndez, en Colón, donde me relacionaba con gente muy sana, fue increíblemente duro. Cuando estaba en el exterior durante el día siempre estaba entrenando o jugando, pero cuando llegaba la noche y ponía mi cabeza sobre la almohada…me ponía a pensar en todo: mi familia, mis amigos, mi calle 16…es realmente triste y eso es parte del sacrificio, pero bueno, había que aprovechar la oportunidad.

-Julio: sobre todo porque la carrera de un deportista es muy corta.

-¿QUÉ LES DECÍA LA GENTE CUANDO DESPEGARON EN EL FÚTBOL, SIENDO PANAMÁ UN PAÍS CON POCA TRADICIÓN FUTBOLÍSTICA EN ESOS TIEMPOS?

-Julio: Me bautizaron como Panagol un año después de estar en Uruguay. Las cosas iban bien, marcaba goles y entonces, claro, simplemente por ser panameño me bautizaron así. Fue un periodista uruguayo el que me puso ese nombre y hasta el sol de hoy me llaman Panagol…me sentía muy orgulloso, porque me identificaban como el panameño que marcaba los goles.

¿QUÉ BALANCE HACEN DEL MANEJO DE LA SELECCIÓN DONDE HAN TENIDO MÁS VICTORIAS QUE DERROTAS?

-Julio: Hemos perdido so lamente un partido de eliminatoria en dos años y medio y fue contra Canadá; eso es bastante, pero queremos seguir hacia adelante.

-Jorge: Mi balance es muy positivo. Queremos y vamos a seguir en esta lucha .

COMO DIRECTOR TÉCNICO, JULIO, ¿CÓMO VES AL JUGADOR PANAMEÑO?

-Bueno, creo que Jorge y yo tenemos grandes ventajas, primero que somos panameños, que en muchas ocasiones vinimos a jugar con la Selección. Hemos visto muchas cosas y a pesar de haber estado mucho tiempo fuera del país, hemos aprendido otras tantas. Conocer otras idiosincrasias también nos ha ayudado mucho. Nosotros, prácticamente al final de nuestra carrera futbolística, sabíamos que íbamos a ser entrenadores, porque hemos tenido una carrera para hacerlo, y nuestro principal anhelo era dirigir la Selección de Panamá. Cuando se me dio la oportunidad, Jorge estaba trabajando con la Selección hacía dos años, así es que pasé a ser el técnico y Jorge mi asistente.

Somos panameños y conocemos a nuestros jugadores, esa es una gran ventaja….así es que sabíamos por dónde empezar a trabajar….ahí está la clave para que esto vaya para adelante. Hemos hecho un trabajo de ir cambiando algunas malas costumbres, pero, poco a poco, porque se trata de un trabajo que no se puede realizar de la noche a la mañana. Creo que tenemos muy buenos jugadores.

LOS PANAMEÑOS TIENEN UN SUEÑO EL CUAL ES VER A SU PAÍS EN EL PRÓXIMO MUNDIAL, ¿PIENSAN QUE ESE SUEÑO PODRÍA CONVERTIRSE EN REALIDAD?

- Julio: Estamos trabajando paso a paso, poco a poco, de una manera muy firme y seguros. Ya estamos en la fase final de la eliminatoria y ¿qué nos queda como objetivo?: el Mundial; estamos ahí, peleando. Por el nivel que vemos, esto va a estar muy parejo hasta el final.

- Jorge: Soy muy optimista. Pienso que sí, porque hemos hecho un trabajo para ir hacia allá. La gente tiene ese sueño, es verdad, pero es muy importante que los jugadores también lo tengan, ellos son los protagonistas de todo esto, no nosotros. Lo más importante nosotros lo hemos logrado y es que tenemos un grupo espectacular. Una cosa es decirte que es un excelente grupo y otra es que lo veas, son un verdadero equipo.

-¿SABEMOS QUE TUVIERON UNA PÉRDIDA MUY IMPORTANTE, SU MADRE, ESE SUCESO LES AFECTÓ LA CONCENTRACIÓN DURANTE EL PRIMER PARTIDO CON COSTA RICA?

-Julio: En realidad ese hecho nos alejó un poquito de la Selección, porque el sepelio de nuestra madre fue cerca de la fecha de la concentración, pero habíamos empezado a trabajar un mes antes, así es que no afectó el partido, aunque para nosotros, por supuesto, fue una pérdida muy grande.

-¿QUÉ TANTO TE APORTA JORGE COMO HERMANO EN SU PAPEL DE ASISTENTE TÉCNICO?

Mucho. Somos los mejores amigos, Jorge es mi mejor amigo, aparte de ser mi hermano gemelo. Eso es muy importante, porque el trabajo con una persona que es tu asistente debe conllevar mucha amistad, fidelidad. Jorge me hace saber cualquier cosa que yo no he podido ver, me corrige, me aconseja, pero, al final, no tomo ninguna decisión, si no la consulto antes con él.

De pronto tengo alguna duda y él me aclara el panorama, y de eso se trata el trabajo en equipo, somos un verdadero equipo. Hay otra gente a quienes también le consultamos. Mi padre siempre decía que ‘mientras más tu consultas, menos te vas a equivocar’ y al correr los años me he dado cuenta de que esa es una gran verdad.

-Julio y Jorge: Nosotros somos uno solo.

¿QUIÉN ES MÁS ESTRATEGA…JORGE O TÚ?

Los dos hacemos el mismo trabajo en ese sentido. Si vamos jugar contra Jamaica, por ejemplo, vemos los videos para saber cómo juegan para montar nuestra estrategia. Estudiamos al rival para saber cómo vamos atacar... eso nos divierte enormemente. Tenemos nuestras computadoras portátiles que llevamos a todas partes y en las concentraciones nos las pasamos viendo videos hasta las doce o una de la mañana. Vemos videos una y otra vez, la misma imagen la vemos repetidamente. Y cuando vienen los entrenamientos a puerta cerrada, ya nosotros desde hace semanas hemos venido estudiando qué es lo que vamos a hacer…y le decimos a los jugadores: ‘muchachos esto es lo que vamos a hacer, este equipo se defiende, así, así, y asá; y tenemos que hacer esto, esto y esto’.

Y a lo largo de nuestro proceso hemos marcado goles con jugadas de estrategia, pero la gente eso no lo sabe. La gente solo ve y disfruta el gol, pero no sabe que eso se ensayó, se practicó. Nosotros disfrutamos mucho eso, porque es nuestro trabajo y nos apasiona.

-Julio, sé que uno de tus grandes entrenadores fue el gran Oscar Washington Tabárez, ahora que eres técnico ¿qué tanto aplicas lo que aprendiste con él?

-Lo tuve dos veces en mi carrera: en Italia y España. Es un maestro modelo del fútbol, un gran profesional desde los pies a la cabeza; es un ejemplo como entrenador, y, por supuesto, pongo en práctica muchas cosas que aprendí de él.

-SEGÚN LOS MEDIOS, LOS PAÍSES RIVALES TIENEN REFERENCIADO TU SISTEMA TÁCTICO DE JUEGO, MARCÁNDOTE A JUGADORES CLAVE DE LA SELECCIÓN COMO BLAS Y COOPER ¿HAS PENSADO EN OTRA VARIANTE PARA LA HEXAGONAL?

-Julio: Eso me hace reír.

-Jorge: Te aseguro que los rivales tienen referenciado a Lionel Messi y él sigue metiendo goles.

-Julio: El ejemplo de Messi es perfecto para rebatir esto. Es cierto que dicen que tienen a algunos de mis jugadores como Blas referenciados, pero Blas sigue haciendo goles, es más, de todos los jugadores que están participando de la eliminatoria, es el máximo goleador.

-Jorge: Y Cooper sigue haciendo de las suyas. Así como nosotros estudiamos a nuestros rivales, ellos también nos estudian a nosotros, todos los rivales conocen bien a Blas y a Cooper.

Mira, con mucho respeto quiero decirte, que hay alguna gente que habla de fútbol en los medios y no sabe lo suficiente del tema…esa es una gran realidad.

-¿QUÉ TAN CIERTO ES ESO DE QUE CUANDO ALGO LE PASA A UNO AL OTRO TAMBIÉN SE LE MANIFIESTA?

-Julio: Cuando éramos niños y hasta la adolescencia, nos pasaba con mucha frecuencia: si Jorge se enfermaba, yo me sentía mal, si a Jorge le daba fiebre, al rato yo también estaba caliente…y así.

-Jorge: Y hasta ya grandes. Estábamos en países distintos, por ejemplo, Julio estaba en Francia y yo en Japón…nos llamábamos siempre y yo le decía, por ejemplo, mira, hoy me ha estado doliendo la rodilla izquierda y él me respondía: con razón hace un rato me empezó a doler la rodilla derecha…y no era relajo, sino de verdad…en conclusión, sí ocurren muchas coincidencias en nuestras vidas.

-¿QUÉ MENSAJE LE ENVÍAN A LA JUVENTUD, COMO TÉCNICOS, COMO JUGADORES Y COMO PANAMEÑOS?

-Julio: A los jóvenes deseo decirles que definitivamente…querer es poder y el ejemplo de mi hermano y el mío, así lo han demostrado. Fuimos futbolistas porque queríamos serlo, y lo logramos con el sacrificio que conlleva y con la pasión que requiere…ustedes también pueden lograr lo que quieran.

- Jorge: Actualmente en Panamá hay muchas pandillas que están dañando a los jóvenes y uno de los medios que los puede alejar de esas malas cosas es el deporte, pero también es importante prepararse académicamente…no hay nada en este mundo que una persona no pueda hacer si existen la perseverancia, la pasión y las ganas de hacerlo.