16 de Ago de 2022

Deportes

Marlins hundidos en la depresión

PANAMÁ. Cuando un equipo no responde de ninguna forma, hay que preocuparse.. Eso es lo que está sucediendo con los Marlins de Miami, sum...

PANAMÁ. Cuando un equipo no responde de ninguna forma, hay que preocuparse.

Eso es lo que está sucediendo con los Marlins de Miami, sumidos en una profunda crisis desde hace unos tres años.

La campaña del 2012 comenzaba con un mánager de prestigio como el venezolano Ozzie Guillén, un estadio nuevo y mucho dinero invertido.

El resultado fue un completo desastre. Guillén fue despedido y el equipo, desmantelado.

Lo que está sucediendo este año es producto de esos lamentables vaivenes. Y ahora, si lo miras con objetividad, la de este año promete ser una temporada mucho peor que la anterior.

MALOS RESULTADOS

Miami acaba de ganar el campeonato de la NBA por segundo año consecutivo, las alegrías multiplicadas por LeBron James y compañía no son suficientes para contener las penurias de un equipo que hace una década parecía un modelo de producción de talento pelotero.

Los Marlins son el último equipo en prácticamente todos los aspectos ofensivos de las Grandes Ligas.

Es penúltimo en promedio colectivo de bateo (.230), y último en porcentaje de embasados (.286), carreras anotadas (225) y porcentaje de bateo (.329).

Su mejor bateador es Juan Pierre (.246); su jonronero y empujador es Justin Ruggiano (9/26).

En lanzamientos, no están tan mal. Su efectividad de 4.00 es la número 16 de las Ligas Mayores, y están en el décimo octavo lugar en calidad de calidad (36).

El cubano José Fernández es su mejor lanzador, con cuatro victorias y 81 ponches.

Giancarlo Stanton ha de saparecido del juego. Un gran jugador, que espera ser cambiado a un equipo que aprecie sus talentos.

Sin un conductor o líder al que rendirle cuentas, el equipo se mueve libre de brújula, y más bien, esperando que sus cuitas no sean tan notorias. Ya hay quienes señalan que cualquier equipo de Triple A es mejor que ellos en estos momentos.

Los Marlins de Miami parecen encaminados a hacer historia, pero de la negativa.