Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Deportes

Grandes, para ser inmortalizados

PANAMÁ. La actividad hípica panameña, debidamente organizada, dio inicio el 15 de octubre de 1922 en el hoy desaparecido Hipódromo de Ju...

PANAMÁ. La actividad hípica panameña, debidamente organizada, dio inicio el 15 de octubre de 1922 en el hoy desaparecido Hipódromo de Juan Franco, fecha que marcó un hito en este apasionante deporte que tantas páginas de gloria ha dejado escritas para la eternidad en los 90 años transcurridos.

En este largo bregar han pasado personalidades ilustres y ejemplares que han dejado plasmadas imborrables huellas de sus ejecuciones y debido a sus grandezas deben ser reconocidas para la eternidad, como un tributo a su excelencia, haciéndolos inmortales.

CREACIÓN DEL SALÓN DE LA FAMA DE LA HÍPICA

Fue por ello que pasados 48 años de la inauguración de esta afición, un grupo de prominentes entusiastas hacen los primeros esbozos para la creación del Salón de la Fama de la Hípica Panameña, destacándose como su gestor principal a José Pablo Paredes, quien en 1970 fungía como gerente general del Hipódromo Presidente Remón.

Con este acto de gran jerarquía, la hípica criolla retomó la historia para reconocer a sus más connotadas personalidades y ejemplares que les han dado luz propia a esta industria.

PRIMERAS EXALTACIONES

Los miembros precursores que honraron este prestigioso Salón fueron los ejemplares criollos ‘Tojo’ e ‘Iván’, primeros nativos ganadores de la magna prueba del hipismo criollo, el Clásico Presidente de la República, de los años 1967 y 1969, respectivamente.

Además los látigos Blas Aguirre, reconocido como uno de los mejores fustas panameños, Manuel Icaza, quien abrió el sendero a sus coterráneos en pistas estadounidenses; Braulio Baeza, mayor ganador de carreras por temporada en el Hipo Remón y las pruebas de mayor renombre en Estados Unidos; y Hernani Mora, de grata recordación en el Juan Franco, que fue el primer criollo en montar en un Kentucky Derby.

Finalmente, los ilustres panameños Raúl Espinosa, pionero de esta industria, reconocido como ‘el Padre de la Hípica Panameña’ y José Antonio Remón Cantera, gestor del Hipódromo Presidente Remón, vilmente asesinado en el desaparecido óvalo de Juan Franco.

DÉCADA DE 1980

En este periodo se lograron realizar cuatro nuevas ceremonias de exaltaciones, siendo ellas en 1981, José Pablo Paredes, fundador del Salón de la Fama de la hípica panameña; 1982, la máxima luminaria del sillín istmeño Laffit Pincay Jr. ; 1983 Luis Bunting, quien fungió como uno de los mejores comisarios; y el fusta Jorge Velásquez.

El grueso de las exaltaciones de esta década se dio en 1987, cuando se suman siete nombres, a saber: Jacobo Pereira, los preparadores Henry White, Isaac Jiménez y Luis Rodríguez, los equinos nativos ‘Poquita Fe’, primer ejemplar nacional que triunfa en Estados Unidos y ‘El Manut’, con el récord de 28 clásicos ganados, en la categoría de crianza fue escogido ‘Croupier’, el padrillo millonario.

EL TEMPLO DE LOS INMORTALES EN REMANSO

Pasada esta etapa de exaltaciones se dio un letargo en las siguientes, a tal punto que en el año 1994 se proclamaron ganadoras para recibir dicho galardón sin que se pudieran hacer el acto protocolar en esa fecha las figuras del jinete Manuel Ortega, mayor ganador de carreras de todos los tiempos en la hípica nacional; Luis Humbert Farrugia, connotado preparador; Ernesto Navarro Díaz, pionero de la hípica criolla y el padrillo ‘Keyhaven’.

Dicho ‘estado de coma’ se acentúa al entrar en vigencia el proceso de privatización del coso hípico de juandilandia, otorgado al consorcio puertorriqueño Equus Gaming de Panamá, S. A. , quienes no mostraron ningún apego por su restablecimiento.

RESTAURACIÓN DEL SALÓN

Un grupo de profesionales conocedores y amantes de esta actividad tuvieron la responsabilidad de restaurar esta vitrina de los inmortales y rescatar la historia hípica de Panamá, encabezada por Juan Carlos Restrepo, Carlos Salazar, Rafael Fernández, Eduardo Prado, Manuel Nicolás Sánchez, Jack Lamotta y Miguel Gómez, quienes a través de intensas reuniones llegaron a cristalizar sus objetivos.

INTEGRANTES DEL COMITÉ DEL SALÓN DE LA FAMA

Concluida la restauración del Salón de la Fama, se nombró oficialmente el Comité del Salón de la Fama, el cual quedó integrado por Carlos Salazar, como su presidente; Arquímedes Gálvez, vicepresidente; Edgbert Lewis, secretario.

Eduardo Prado, tesorero; Daniel González y Manuel Sánchez, como comisionados; Antonio Delefante, fiscal; como asesores, Rafael Fernández, Armando Hill Piña y Miguel Narbona, en tanto que como colaboradores, José De Obaldía, Elquis Quezada, Miguel Gómez y David Beitía.

PRIMER RESCATE DEL COMITÉ

En este primer rescate del nuevo Comité del Salón de la Fama de la Hípica Panameña fueron seleccionados 21 nuevos miembros para ser exaltados al prestigioso club de prominentes personalidades, ejemplares y establecimientos de crianza, dados sus calificados méritos, evento que se llevó a cabo el martes 28 de abril de 2009.

Las figuras hípicas fueron escogidas por el Comité Organizador luego de un minucioso estudio del escrutinio de los postulados en ocho categorías que incluyen a los miembros del prestigioso Salón.

Es oportuno señalar que a partir de estas selecciones el Comité decidió que los integrantes de nuestro país del Salón de la Fama de la Hípica del Caribe, serían anexados al de Panamá por derecho propio.

La segunda ceremonia protocolar de exaltaciones tuvo cabida el 9 de febrero de 2010, lucido acto en el que 33 miembros se unen a las destacadas figuras que aloja este centro de los imperecederos, además de fijarse en esta entrega que cada dos años se promovería un exaltado por cada categoría.

El tercer histórico acto de estas merecidas distinciones fue concretado con nueve figuras el martes 14 de febrero del año pasado, con cuya acción el nuevo Comité, en tres entregas, anexa a Salón de la Fama un total de 63 integrantes, resarciendo así la mora que históricamente se tenía con los personajes y ejemplares que merecían este justo reconocimiento.

PRÓXIMAS EXALTACIONES

El Comité del Salón de la Fama de la Hípica Panameña tiene previsto realizar mañana el siguiente acto de exaltaciones, ceremonia que se realizará en la tribuna chica del Hipódromo Presidente Remón a las 11:00 a. m., en un acto que serán anexados 21 nuevos miembros a esta vitrina, como un justo reconocimiento por sus trayectorias hípicas.

EXALTADOS POR CATEGORÍAS

La premiación a los grandes de la hípica incluyen en la categoría de propietarios a Ernesto De La Guardia Jr., Luis Shirley y Francisco Sánchez.

En la categoría de Criadores, Augusto Samuel Boyd; Crianza, los caballos Charlie y Screen King; Ejemplares, Microbio, Kazán, Evaristo, El Cómico y Patilargo, estos dos últimos por pertenecer al Salón de la Fama del Caribe.

Para la categoría de Preparadores, Isaac ‘El Maestro’ Gustines y Dario Ramos Bustamante.

Jinetes, los manos de sedas Alcibiades Cortez y Marcel Zuñiga; Personalidades, Ernesto ‘Neco’ De La Guardia, Agustín Soan y Graciela Quelquejeu De Eleta, en tanto que como Comunicadores Sociales, Ramón ‘Macumé’ Argote, Arquímedes ‘Fat’ Fernández y Hugo Wood Lyder.

No hay dudas que con estos justos reconocimientos, la actividad hípica panameña se viste de gloria al resarcir el esfuerzo y la dedicación de quienes con sus desempeños exitosos han contribuido al desarrollo y engrandecimiento de esta actividad a lo largo de la historia hípica panameña.