Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Deportes

Una elección casi sectaria

PANAMÁ. La clase del 2014 que entrará al Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas pasará a la historia por un par de buenas raz...

PANAMÁ. La clase del 2014 que entrará al Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas pasará a la historia por un par de buenas razones.

Primero, porque un grupo de peloteros con credenciales para haber entrado hace algunos años por la puerta grande de Cooperstown ha sido duramente castigado por los votantes, miembros de la Asociación de Periodistas de Béisbol (BBWAA, por sus siglas en inglés), empeñado en dar lecciones de conducta y moral ante el fantasma de las sustancias prohibidas.

Segundo, porque otro grupo de peloteros, algunos de ellos haciendo su estreno de la boleta de votaciones, con seguridad es capaz de obtener los sufragios necesarios para ingresar de salida al templo de los inmortales.

INCLUIDOS DE SALIDA

Al menos, dos de los mencionados en el último grupo tienen (a nuestro criterio) la gran oportunidad de entrar directo y sin escalas en el Salón de la Fama, porque sus carreras han sido extraordinarias y libres de conflictos con las drogas.

Greg Maddux y Tom Glavine, ambos lanzadores que hicieron época con los Bravos de Atlanta, estarán en la boleta de votaciones por primera vez, y cuentan con suficiente respaldo en su carrera profesional como para no fallar en su primer intento.

Maddux ganó 355 juegos, y es uno de los 22 lanzadores que cuentan con ese registro; además de ganar cuatro veces consecutivas el premio Cy Young de la Liga Nacional.

Glavine ganó 305 partidos y fue dos veces galardonado con el Cy Young en el viejo circuito. Acredítenle además diez participaciones en el Juego de Estrellas y el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1995, con los Bravos de Atlanta.

Junto con estos dos lanzadores hay otro contingente que hace su estreno en la lista de votaciones: Frank Thomas, Jeff Kent y Mike Mussina. Ninguno de ellos cuenta con las credenciales de Maddux o Glavine; ni siquiera cercanas.

EL VOTO SECTARIO

La gente de la BBWAA han utilizado el ‘voto castigo’ en los dos últimos años, en relación con peloteros como Mark McGwire, Sammy Sosa, Barry Bonds, Roger Clemens o Rafael Palmeiro.

Sus números son superiores como peloteros a Thomas, Kent y compañía; pero ante Maddux y Glavine, la desvantaja para ellos está en la vinculación que supuestamente han tenido con el uso de sustancias prohibidas.

Y mencionó ‘supuestamente’ porque aunque las sospechas han estado presentes, solo Palmeiro tiene la espada clavada en la espalda.

UNA OPINIÓN

Hace unos meses, le pregunté a Sammy Sosa si tenía algo que decirme con relación a su ingreso o no al Salón de la Fama.

Su respuesta fue más que clara: ‘Mira, en realidad ese es uno de los temas sobre los que prefiero no profundizar o no hablar mucho. Yo creo que el tiempo dirá si soy electo o no al Salón de la Fama. Tengo todavía 15 años para que eso suceda. La verdad es que siempre me he mantenido tranquilo respecto a esto. No soy como otras personas que hablan cosas que no tienen que hablar. Hay un dicho que dice: ‘calladito, te vez más bonito’, y bueno, cuando ellos (los periodistas que votan) tomen sus decisiones, allí estaré yo. Las esperanzas nunca se pierden. Soy positivo, sé que ese momento va a llegar’.

LO QUE VIENE

El año pasado, ningún pelotero fue inducido al Salón de la Fama del béisbol estadounidense; pero este 2014, no podrán escaparse de hacer una o dos selecciones.

Los resultados de las votaciones se conocerán este miércoles 8 de enero y no espero sorpresas. Maddux y Glavine entrarán de salida; el resto, a seguir esperando.