Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Deportes

Recordando el coliseo ‘Neco’ De la Guardia

Uno de los momentos decepcionantes que aún tengo de ese prestigioso club Cívico Kiwanis fue lo que aconteció con el gimnasio del barrio ...

Uno de los momentos decepcionantes que aún tengo de ese prestigioso club Cívico Kiwanis fue lo que aconteció con el gimnasio del barrio de El Chorrillo, construido como Gimnasio Nacional y rebautizado Gimnasio ‘Neco’ De la Guardia. Comienzo por señalar que fue algo así como el templo de consagración del baloncesto panameño, ya que allí grandes figuras como Nino Castorina, Eugenio ‘‘Yuyín’’ Luzcando Jr., Frank Holness, Davis Peralta padre e hijo, Andamio Arosemena, Fernando Tom, July Andrade, Héctor Montalvo, Pedro Rivas, Ramón Reyes, Rombo Pérez, Alfonso Frazer, Arturo Agard, Eligio Ocaña, Ernesto Davis, etc., nos deleitaron con su buen baloncesto.

Pero todo no termina allí, pues este gimnasio fue parte de la época de oro del boxeo rentado de Panamá. Naturalmente, no teníamos campeones mundiales, porque no existía como en el presente, esa proliferación de organizaciones que dirigen el pugilismo rentado, ni las facilidades, conexiones actuales, en adición de títulos mundiales hasta de ‘‘a real y medio’’; pero que en el Gimnasio ‘Neco’ de la Guardia se dieron grandes espectáculos de boxeo, no existe el menor cuestionamiento. Vino la invasión norteamericana en 1989, y lastimosamente el Gimnasio ‘Neco’ De la Guardia pagó un alto precio por que recibió parte del impacto de las bombas que lanzaron contra el entonces Cuartel Central de las Fuerzas de Defensa, que quedaba justamente enfrente de este coliseo.

Después de una intensa campaña, y en esto colaboró el Coctel, este coliseo fue traspasado al Club Kiwanis para su reconstrucción con apoyo económico del Estado. Todos pensábamos que seguirían honrando la memoria de Don Ernesto ‘Neco’ De la Guardia, y que volvería a ser el hogar para seguir promoviendo el boxeo y el baloncesto. Pero qué va, como dice Rubén Blades: ‘se ven las caras y no los corazones’. Los señores del Club Kiwanis no solo borraron el nombre de ‘Neco’ De la Guardia, sino lo rebautizaron con el de ellos, Club Kiwanis, y pasó a ser un coliseo privado en donde había que pagar para su uso. Ellos, los Kiwanis, con esa actitud perjudicaron el desarrollo del baloncesto y el boxeo, y este gimnasio dejó de cumplir esa función positiva para el deporte. El gobierno de Doña Mireya Moscoso, por encima de todo, favoreció una vez más a este club cívico.

Se incurrió en el mismísimo error, pues, en vez de un nombre conmemorativo de los héroes del 9 de enero, al complejo deportivo de Fuerte Clayton, se permitió que dicho club apoyado por la Fundación Ciudad del Saber, pusiera su distintivo de Club Kiwanis, convirtipendolo en un ‘coliseo privado’ donde los que con sacrificios y hasta sus vidas, sus hijos ahora tienen que pagar por el uso de esas facilidades deportivas. El Patronato quedó así: 1) Lo preside el presidente del Club o su representante; 2) Un representante del INDE, ahora Pandeportes; 3) Un representante del INAC; 4) Cinco miembros del Club Kiwanis; 5) Dos miembros de la comunidad designados por el Club Kiwanis; 6) Uno del Club Rotario, del Club de Leones de Panamá, y del Club Activo 20-30; 7) Un representante de la administración de la Ciudad del Saber.

De los 14 integrantes del Patronato, el Club Kiwanis no solo lo preside, sino que controla indirectamente 8 de los 14 nombramientos. Es repugnante que no hay una sola voz que represente a los atletas, federaciones deportivas, y el COP, las figuras más relevantes del deporte competitivo y de alto rendimiento en el país. Vuelvo a preguntar, y quisiera que alguien me diera una respuesta balanceada: ¿Cuántos atletas de alto rendimiento ha producido la Ciudad Deportiva Kiwanis? ¿Quiénes son los más beneficiados del uso de este complejo deportivo? Así se le ha pagado a los mártires del 9 de enero de 1964. Así es.

COCTEL DEPORTIVO