Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Deportes

Roberto Moreno, del barrio a Brasil

PANAMÁ. La madrugada de ayer, miércoles, será recordada por Roberto Moreno como la mejor en su carrera como árbitro de fútbol.

PANAMÁ. La madrugada de ayer, miércoles, será recordada por Roberto Moreno como la mejor en su carrera como árbitro de fútbol.

El colonense, de 43 años de edad, relató ayer a La Estrella que se encontraba durmiendo con su esposa cuando a las 2:00 a.m. sonó su teléfono y del otro lado le anunciaron que se encontraba en el listado de los 33 árbitros que seleccionó la FIFA para estar en la Copa Mundial de Brasil 2014.

‘Cuando me dieron la noticia abracé a mi esposa y lloré de la alegría, ustedes son testigos del esfuerzo que hemos hecho durante años para tener esta oportunidad’, contó Moreno, quien suma al menos 18 años de experiencia como colegiado de la Concacaf y la FIFA.

Moreno, quien hará dupla con el estadounidense Eric Boria para apoyar a los árbitros, deberá asistir a dos seminarios para continuar reforzando sus cualidades. El primero será en febrero en islas Canarias, España, y posteriormente, en abril, deberá viajar a Zurich, Suiza.

CÓMO NACE LA IDEA DE SER ÁRBITRO

En su natal Colón, Roberto se inició como futbolista, pero una lesión lo alejó de las canchas. El espíritu de líder y la pasión por el balompié lo hicieron retornar hace al menos 23 años a las improvisadas canchas de Costa Abajo de Colón, esta vez como árbitro.

‘Todos querían ser delanteros, goleadores y hasta técnicos. Yo me considero una persona de retos y decidí ser árbitro’, dijo en una ocasión Moreno, quien obtuvo su gafete de FIFA en 1996.

El silvante recuerda cuánto dinero cobró por su primer partido como juez.

‘En Costa Abajo de Colón pité mi primer partido, me pagaron 5 dólares, gracias a Dios cuando dirigí en el Mundial de Clubes recibí una suma muy buena en comparación a mis inicios, el trabajo es bien remunerado’, comparte.

DEL BARRIO AL MUNDIAL DE BRASIL

El camino para cumplir su sueño estuvo lleno de vicisitudes.

‘Cuando inicié tenía que pedir permiso en el trabajo para luego salir corriendo a las canchas. Todo fue muy complicado, hasta trabajé en la construcción, pero ahora todo ese esfuerzo tiene sus recompensas’, explicó el oriundo de la Calle 12 de Colón.

Actualmente, el árbitro comparte su tiempo en el Municipio de Panamá, donde labora en el departamento de deportes y además labora como árbitro de la Liga Panameña de Fútbol.

‘La clave para triunfar como árbitro en Panamá es sentir pasión por el fútbol, luego ser perseverante y trabajar fuerte’, comparte. ‘En Panamá no se puede vivir de esta profesión (árbitro), pero como cualquier persona en otra profesión, hay que ser emprendedor para seguir creciendo profesionalmente’, explicó.

SU ADMIRACIÓN POR LOS ÁRBITROS

Moreno admira el trabajo que realizaron los ya retirados Pierluigi Collina, de Italia; y Massimo Busacca, de Suiza, a quienes pudo conocer personalmente.

Sin dudas en su viaje a Brasil Moreno quisiera llevar a su seleccionado nacional.

‘Creo que todo panameño quisiera estar en ese Mundial, no existiría algo más lindo que escuchar el Himno Nacional en Brasil’.

Durante su carrera, Moreno ha participado en torneos como: eliminatorias mundialistas, Concachampions, Mundial de Clubes, Juegos Olímpicos, Mundial Sub-20, entre otras competencias de importancia mun dial.