Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Deportes

Gremios hípicos en estado de alerta

PANAMÁ. Una misiva enviada por la Sociedad de Dueños de Caballos a Giselle Brea, secretaria ejecutiva de la Junta de Control de Juegos d...

PANAMÁ. Una misiva enviada por la Sociedad de Dueños de Caballos a Giselle Brea, secretaria ejecutiva de la Junta de Control de Juegos del Ministerio de Economía y Finanzas, con copia al ministro Frank De Lima, plasma la preocupación del gremio por la situación financiera y económica que atraviesa en España la empresa CODERE, propietaria de la empresa que actualmente administra el Hipódromo Presidente Remón.

El documento, que también es avalado por la Junta Directiva de APPUCAPA, advierte sobre el incumplimiento del Contrato 106-A de 12 de septiembre de 1997, convenio con el Estado para la concesión administrativa del Hipo Remón.

Manifiestan que como es de conocimiento público, CODERE España se ha declarado en estado de quiebra y ha solicitado la protección judicial, conforme las leyes del país europeo, para así evitar la ejecución judicial de sus acreedores y tratar de lograr un acuerdo que permita el pago y cumplimiento de sus obligaciones con sus acreedores.

La preocupación de los dos gremios hípicos deriva en la cierta y real afectación que el estado de quiebra de CODERE España pueda tener o incidir en la actividad hípica en Panamá, y en este sentido del cumplimiento de las obligaciones que tiene la empresa Hípica de Panamá, S.A., con relación al contrato de concesión administrativa No. 106-A del 12 de septiembre de 1997, publicado en la Gaceta Oficial 25026 del 12 de abril de 2004.

Lo preocupante para los gremios hípicos es que a la fecha la empresa Operadora no ha comunicado la situación actual de su empresa madre, de la cual depende, y de cómo esta situación pudiera afectar el desarrollo y desenvolvimiento de la industria hípica panameña.

Además, pone en conocimiento aquellos eventos que pudieran poner en riesgo la integridad legal, jurídica y económica de la misma, en su accionar como empresa administradora.

Alegan que aunque el contrato plasma la existencia de fianzas de cumplimiento al Estado, por la suma de un millón de dólares, como también igual suma al pago de premios a los apostadores, no contempla garantías relacionadas al cumplimiento de los premios de las carreras en vivo ni de los eventos clásicos, así como garantías frente a terceros acreedores locales, en caso de incumplimiento de un estado de insolvencia o de quiebra.

Abraham Bárcenas, presidente de la Sociedad de Duelos de Caballos, quien firma la carta, culmina diciendo: ‘nuestro criterio al respecto es que, dado el referido contrato se rige por la Ley panameña y que las normas generales de contratos, permiten al acreedor exigir al deudor el otorgar garantías plenas de que ha de cumplir con sus obligaciones, en caso de una real y cierta insolvencia y que otorgue plenas garantías que sus obligaciones han de ser cumplidas, frente a los propietarios de caballos, jinetes, preparadores, mozos de corral y terceras personas vinculadas a la hípica’.

La situación de los dueños de caballos se acentúa más cuando uno de ellos aseguró a La Estrella no haber recibido el pago de los premios de las carreras del pasado domingo ni la remuneración de algunos clásicos que se celebraron en el mes de noviembre.

De parte de la administración del HipoRemón no se hizo pronunciamiento alguno en relación con la misiva de los propietarios de ejemplares de carreras.